Hacia un futuro mejorPowered by

Las mochilas de Nepal que impulsan la moda sostenible en España

Natalia Lázaro

Hemper es una marca de complementos de moda hechos por colectivos vulnerables. Sus mochilas de cáñamo son su sello de identidad

L

as experiencias que más nos aportan son, a veces, aquellas donde no tenemos grandes expectativas y simplemente nos dejamos llevar. Hemper nació en 2016 de la mano de un grupo de jóvenes emprendedores españoles que compartían la pasión por viajar. Decidieron que querían cambiar el mundo, cuidar su riqueza natural y empoderar a las personas vulnerables. Empezaron como lo hace cualquier viajero, con una mochila a sus espaldas. Dos años después, sus mochilas han sido un boom de la moda sostenible en España.

Gloria Gubianas, cofundadora de Hemper, recuerda los inicios: “Todo empezó de una forma muy casual. Me junté con unos amigos que, como yo, habían hecho un voluntariado en Nepal y decidimos volver al país”. De vuelta a España vendieron a amigos y familiares unas mochilas típicas nepalíes para recaudar dinero y donarlo a una ONG. “El éxito fue brutal y tuvimos que pedir más mochilas. Entonces nos dimos cuenta de que, con un modelo de negocio rentable, podíamos generar un impacto social y económico positivo sobre esas comunidades”, agrega.

Con esta idea buscaron proveedores locales con los que trabajar y diseñaron su propia colección de mochilas, adaptadas a la moda occidental. Gubianas explica que, “lo que hemos hecho ha sido unir el impacto social de una ONG con el impacto económico de una empresa para generar riqueza, valor social y medioambiental. Poco a poco estamos impulsando la moda sostenible en España y contribuyendo al desarrollo social y económico de Nepal”.

En dos años han vendido más de 7.000 mochilas y garantizado un sueldo justo a un total de 27 familias nepalíes en situación de pobreza. Aunque se han dado a conocer con las mochilas, se definen como una marca de complementos de moda. De momento tienen a la venta una colección de fundas de ordenador y ya están preparando riñoneras y ‘tote bags’. Su nueva colección de mochilas, Pure Hemp, es fruto de un año de investigación para que sus productos sean 100% sostenibles, hechos con cáñamo, tintes vegetales y cremalleras metálicas (no de plástico).

Sus nuevas mochilas son 100% sostenibles, hechas con cáñamo, tintes vegetales y cremalleras metálicas, no de plástico

En la actualidad el 70% de los clientes de Hemper son de España y el 30% restante se reparten entre una decena de países de Europa. Entre sus objetivos está “aumentar la presencia en el mercado europeo e incorporar la venta física ya que, de momento, es exclusivamente online”.

Contribuyendo al desarrollo de Nepal

Las mochilas de Hemper nacen en las montañas de Bajura. En sus pueblos, más de 200 familias viven desde hace siglos del cultivo y la recolección del cáñamo. “El cáñamo es nuestro material protagonista. Se trata de una de las fibras naturales menos contaminantes, que no necesita herbicidas ni pesticidas porque no sufre plagas, y es la planta con mayor poder de regeneración de O2. Además, es una fibra textil muy resistente, dura más que el algodón y no pierde la forma tan fácilmente”, apunta Gubianas.

De Bajura, el hilo se lleva a Katmandú. Allí, una comunidad de familias vulnerables lo trabajan en talleres del humilde barrio de Budhanilkantha. “Las mujeres se encargan de lavar el hilo y prepararlo para la confección. Son ellas mismas quienes mezclan los hilos en un telar tradicional para crear las telas. Posteriormente, los sastres confeccionan los productos con los diseños de Hemper”.

El cáñamo es una de las fibras naturales menos contaminantes, que no necesita herbicidas ni pesticidas

El proceso de producción de los artículos de Hemper se lleva íntegramente en Nepal. No obstante, están trabajando para que "no solamente la producción, sino toda la cadena productiva sea sostenible”. Para el empaquetado utilizan bolsas de arroz que son reutilizables. “No queremos que la vida del empaquetado termine aquí”, señalan.

En las etiquetas han decidido contar con Sheedo, el papel artesanal hecho en España a partir de fibras de algodón reutilizadas en la industria textil con semillas para plantar. Para la distribución, colaboran con Koiki, un servicio de envío y recogida de paquetes a pie o en bicicleta que emplea a colectivos vulnerables.

Con todo, Gloria Gubianas aspira a “concienciar a las personas sobre la necesidad de consumir de una forma mucho más responsable. El ritmo que llevamos no es para nada sostenible. Debemos tomar conciencia de cómo y en qué invertimos nuestro tiempo y dinero. Si queremos, podemos incorporar en nuestro día a día una triple rentabilidad económica, social y medioambiental”.

El Confidencial, en colaboración con Banco Santander, tiene como principal objetivo dar a conocer los proyectos de personas que transforman la sociedad e impulsan el progreso.

Artículos relacionados

Hacia un futuro mejor