Es noticia
Menú
Vecinos de las urbas históricas de Boadilla, en pie de guerra por el megaproyecto de BWRE
  1. Vivienda
1.500 APARTAMENTOS Y 90.000 M2

Vecinos de las urbas históricas de Boadilla, en pie de guerra por el megaproyecto de BWRE

Cuatro de las históricas urbanizaciones del municipio madrileño se han puesto en pie de guerra contra un gran proyecto inmobiliario de BWRE en Boadilla del Monte

Foto: Ubicación de Boadilla Hills. (BWRE)
Ubicación de Boadilla Hills. (BWRE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Objetivo: frenar el gran proyecto inmobiliario que el fondo BWRE tiene previsto construir en Boadilla del Monte. Cuatro de las históricas urbanizaciones del municipio madrileño, el segundo más rico de España, solo por detrás de Pozuelo de Alarcón, y uno de los que mayor crecimiento inmobiliario ha experimentado en los seis últimos años, se han puesto en pie de guerra contra un gran proyecto que a finales de marzo recibía luz verde por parte del Ayuntamiento de la localidad para comenzar sus obras.

Boadilla Hills, que, como avanzó Bermejo & Williamson Real Estate (BWRE) a finales de marzo, será el proyecto de residencia comunitaria más importante de la Comunidad de Madrid, ya que supondrá el desarrollo de más de 1.500 apartamentos para su alquiler.

Bonanza, La Dehesa, Los Fresnos y Valdecabañas han comenzado a movilizarse para presentar ante el Consistorio varios recursos en los que impugnan la concesión de dicha licencia de obras alegando la falta de un informe de impacto ambiental y otro informe de tráfico en los que se justifique la licencia concedida. El objetivo es impedir, o al menos retrasar, el que está llamado a convertirse en el gran proyecto inmobiliario de Boadilla del Monte.

Alegan la falta de un informe ambiental y otro de tráfico que justifiquen la licencia concedida

Un proyecto con 60.000 metros cuadrados de zonas verdes y una edificabilidad superior a 90.000 metros cuadrados que, como avanzó BWRE hace unos meses, "se destinará a jóvenes, familias y mayores y se ha concebido bajo las más altas certificaciones de sostenibilidad, respetando el medio ambiente y proporcionando un entorno comunitario natural, seguro y con los más altos estándares de calidad".

Sin embargo, todas estas cifras, así como el impacto que puede tener sobre el tráfico, el medio ambiente o la tranquilidad de los vecinos, han llevado a algunas de las urbanizaciones más antiguas de Boadilla del Monte a movilizarse para intentar frenar el arranque de las obras.

Según la información a la que ha tenido acceso El Confidencial, Bonanza —donde viven 1.200 vecinos, según datos del Ayuntamiento—, ha presentado ya su recurso ante el Consistorio de la localidad en el que consideran "contrario a Derecho el acuerdo de concesión de la licencia".

Aseguran que el PGOU vigente exige realizar un estudio de tráfico antes de autorizar la construcción de edificios terciarios de más de 10.000 metros de edificabilidad, lo que, en su opinión, sucedería en caso de Boadilla Hills, a pesar de su desarrollo por fases. Asimismo, critican que el proyecto presentado tampoco defina cuál es la ocupación de personas prevista, ni para cada edificio, ni para cada fase, ni para el conjunto del complejo.

placeholder Rénder del futuro proyecto. (BWRE)
Rénder del futuro proyecto. (BWRE)

Desde el Ayuntamiento de Boadilla del Monte avalan la legalidad de la licencia de obras. "La licencia concedida a Boadilla Hills es sin uso definido. Es una licencia de básico, que no les habilita a empezar a construir". Desde el Consistorio explican que "la única parcela que tiene un uso definido de terciario comercial es la A, que tiene menos de 10.000 metros cuadrados de edificabilidad y no necesita estudio de tráfico. El resto está aún por definir y es terciario comercial y/o equipamiento comercial". Y añaden que, una vez se concrete el uso, "se exigirá lo que pida la ley".

Fuentes de BWRE, por su parte, coinciden con el Consistorio y aseguran a El Confidencial que "Boadilla Hills es un proyecto que se está tramitando con total normalidad, y que se está ajustando desde el inicio a la normativa municipal vigente en cada una de las fases. Esta actuación pretende aportar inversión, crear empleo y aumentar los servicios de la zona. Es un proyecto que busca sumar y generar valor añadido en beneficio de los vecinos de Boadilla del Monte y del municipio en sí, con el máximo respeto al medio ambiente y con un diseño de bajo impacto".

Ya hay 26 urbanizaciones

Boadilla del Monte cuenta con un total de 26 urbanizaciones, de las cuales 16 son muy recientes, ya que han surgido al calor del 'boom' residencial que ha experimentado la localidad en los últimos cinco o seis años. Un 'boom' que ha disparado el número de habitantes en el municipio hasta los 64.000 habitantes, población que, para que nos hagamos una idea, supera en más 10.000 habitantes a los que tiene la ciudad de Segovia. Un enorme incremento de la población que ha generado importantes problemas de tráfico y movilidad dentro del municipio y, por ende, a sus vecinos.

Entre las 10 urbanizaciones históricas del municipio, son cuatro las que se han puesto en pie de guerra contra el Ayuntamiento de Boadilla del Monte —el 1,8% de los vecinos de la localidad—, y es Bonanza la que está liderando esta nueva cruzada contra el Consistorio, ya que ha sido la primera en presentar el recurso para impugnar la licencia.

Sus pasos los han seguido La Dehesa y Los Fresnos —si bien al Ayuntamiento no le consta que se hayan presentado los recursos—, y en los próximos días podría sumarse Valdecabañas, urbanización junto a la que se levantará el futuro complejo de BWRE.

Un proyecto de 250 millones

Boadilla Hills es un gran proyecto en el que está previsto realizar una inversión superior a 250 millones de euros. Está llamado a convertirse en el mayor proyecto de alquiler residencial temporal de la Comunidad de Madrid, con 1.500 apartamentos de una, dos, tres y cuatro habitaciones y una gran cantidad de servicios como piscinas, biblioteca y salas de lectura, gimnasio, 'spa', espacios de relajación, fisioterapia y masajes, áreas de juego, espacios hortícolas para el cultivo de productos frescos, además de un área comercial de uso para todos los vecinos de Boadilla que incluye espacio de oficinas y alta restauración, como avanzó BWRE a finales de marzo. Un gran proyecto con seguridad las 24 horas y 1.800 plazas de aparcamiento, punto que preocupa a los vecinos, quienes llevan mucho tiempo pidiendo mejoras en los accesos.

El PSOE solicitaba en el último debate del estado del municipio la nulidad de la licencia de obras

Y un punto, el del tráfico, que también preocupa a la oposición. No en vano, el PSOE de Boadilla solicitaba en el último debate del estado del municipio, celebrado el pasado 21 de junio, que se declare nula la licencia de obras e instalación de este proyecto "por carecer del estudio de impacto medioambiental, que ha de aprobar la Comunidad de Madrid. Tampoco están las licencias de trasplante y tala de arbolado o la explicación de los usos concretos y definidos de los espacios", defienden. Aspecto que, según las fuentes urbanísticas consultadas, aún no sería obligatorio en este estadio del proyecto.

En marzo de este año, tras conceder la licencia, Javier Úbeda, alcalde de Boadilla del Monte, destacó cómo "la inversión que se va a realizar en el municipio muestra la pujanza de nuestra ciudad, que es el referente de la corona metropolitana de Madrid, por su calidad de vida, seguridad y servicios", y declaró que este proyecto "será muy beneficioso para los vecinos, pues supondrá para las arcas municipales alrededor de unos 10 millones de euros en los próximos 10 años derivados del IBI, ICIO y diversas tasas municipales, además de generar empleo y aumentar la oferta comercial de la ciudad en una zona que lo requiere".

Foto: En amarillo, imagen aérea de la parcela a licitación.

Desde el Ayuntamiento de Boadilla del Monte se muestran tranquilos. De hecho, recuerdan que la comunidad de propietarios de Bonanza también impugnó el Plan General de Ordenación Urbana de 2015 en algunos aspectos que afectaba a su urbanización, entre ellos la parcela donde se va a construir Boadilla Hills, en la que solicitaba la anulación del acuerdo, entre otros, de "la edificabilidad terciaria y comercial establecida para las manzanas MZ-3 y MZ4 de la AH-10 Valdecabañas en la Ordenanza especial para dicho ámbito contenida en las Normas Urbanísticas".

Aquel recurso fue íntegramente desestimado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en marzo de 2019 y Bonanza fue condenada a pagar 3.000 euros en costas. Contra dicha sentencia, la comunidad de propietarios preparó recurso de casación que fue inadmitido en marzo de 2020 con condena también en costas. Otros 500 euros.

Objetivo: frenar el gran proyecto inmobiliario que el fondo BWRE tiene previsto construir en Boadilla del Monte. Cuatro de las históricas urbanizaciones del municipio madrileño, el segundo más rico de España, solo por detrás de Pozuelo de Alarcón, y uno de los que mayor crecimiento inmobiliario ha experimentado en los seis últimos años, se han puesto en pie de guerra contra un gran proyecto que a finales de marzo recibía luz verde por parte del Ayuntamiento de la localidad para comenzar sus obras.

Casas de lujo Boadilla del Monte Vivienda precio
El redactor recomienda