Es noticia
Menú
Que no te timen este verano con el alquiler del apartamento de la playa
  1. Vivienda
CONSEJOS PARA EVITAR SUSTOS

Que no te timen este verano con el alquiler del apartamento de la playa

En los últimos años, y según datos de diferentes entidades defensoras de los consumidores, el porcentaje de estafa en alquileres vacacionales ha aumentado más del 35%

Foto: Apartamentos a pie de playa en Altea. (iStock)
Apartamentos a pie de playa en Altea. (iStock)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Llega el verano y con él las ganas de desconectar unos días de la rutina en la playa o en la montaña. Muchos eligen la comodidad de un hotel, otros el contacto con la naturaleza en un 'camping' y muchos alquilan un apartamento donde poder disfrutar de unos días de asueto.

Durante los últimos años, y según datos ofrecidos por diferentes entidades defensoras de los consumidores, el porcentaje de estafas en alquileres vacacionales ha aumentado más del 35%, por lo que conviene no bajar la guardia y seguir unos sencillos consejos para no vernos envueltos en una experiencia tan desagradable que puede dar al traste con nuestras vacaciones.

“Cuanta más demanda hay, mayores son los índices de estafa, sobre todo con el uso de la digitalización después de la pandemia”, explica Arantxa Goenaga, socia y abogada del despacho Círculo Legal Barcelona. "Cada verano, es la misma historia. Familias que buscan alquilar un piso para pasar sus vacaciones a un buen precio, y a la hora de la verdad se encuentran con que han sido estafadas. Esta tendencia va en alza, pues tal y como señalan datos de diferentes entidades defensoras de los consumidores, el porcentaje de estafas en alquileres vacacionales ha aumentado más de un 35% en los últimos años", destaca.

Foto: Illa a Toxa, en Pontevedra. (iStock)

En su opinión, “la virtualidad permite que se puedan publicitar propiedades que no existen o que bien no concuerdan con las características que se anuncian. Sobre todo se produce con aquellos alquileres que están lejos para visitarlos”.

Sospecha si no quieren enseñar el piso

Precios muy llamativos por debajo de la media de la zona, arrendadores que alquilan su vivienda desde el extranjero… Son solo algunos indicios que deberían ponernos en alerta.

Por ejemplo, uno de los casos más comunes de estafa se da cuando el cliente se interesa por el inmueble y el supuesto propietario argumenta distintos problemas para no mostrarlo, ya sea porque se encuentran en un lugar distinto al de su ubicación o porque en esos momentos está ocupado.

Foto: Turistas en las calles de Málaga.(EFE/Jorge Zapata)

“En este caso tan común, los estafadores solicitan el abono de un porcentaje o la totalidad del alquiler de un inmueble que, en realidad, no existe. El cliente termina no solo perdiendo el dinero, sino que además se queda sin un alquiler para disfrutar de sus vacaciones”, detalla Goenaga.

Pero ¿cuáles son los pasos a seguir para evitar posibles estafas? Durante los últimos años, la Policía Nacional ha ido actualizando una lista de recomendaciones que ayudan a evitar ciertas prácticas que pueden decantar en estafas durante el verano.

La manera más sencilla de evitar una estafa es no hacer un pago por adelantado

“La manera más sencilla de evitar una estafa es no hacer un pago por adelantado, verificar la información acudiendo personalmente al inmueble y comprobar que realmente esas personas son las propietarias o están contratadas por los propietarios”, afirma la abogada, quien también revela que es importante realizar la denuncia correspondiente en la Policía para evitar que les suceda a más personas.

“Es muy importante conocer quién es el dueño de la vivienda que deseamos alquilar y, para ello, el Registro de la Propiedad es una herramienta al servicio del ciudadano”, destaca María Emilia Adán, decana del Colegio de Registradores de España. "A través de la web oficial www.registradores.org, se puede solicitar una nota simple y obtener la información real de si la persona que alquila es o no la propietaria de la vivienda".

Foto: Foto: iStock.

Adán, al igual que Goenaga, incide en la necesidad de desconfiar si el propietario del presunto alojamiento envía direcciones de contacto que no coinciden con el anuncio y en la conveniencia de no fiarse de ofertas con precios excesivamente bajos y asociadas a alojamientos atractivos en exceso. "La ubicación de la vivienda es un aspecto clave que hay que tener en cuenta a la hora de alquilar, más aún en destinos de costa, y se debe comprobar que la ubicación es real para constatar que la oferta se corresponde con lo que el usuario encontrará", añade la decana de los registradores.

Cuidado a la hora de pagar

“El proceso para adquirir un alquiler vacacional debe hacerse tranquilo y siendo incisivo en varios factores”, afirma Arantxa Goenaga. Y concluye: “Webs extrañas, ofertas irreales, plataformas de pago inseguras y baja calidad en la descripción de las propiedades son, sin duda, pequeños avisos de que puede tratarse de una estafa”.

En este sentido, desde el Colegio de Registradores hacen especial hincapié en el proceso de comunicación y pago. Así, recomiendan desconfiar en caso de que se solicite al cliente realizar una transferencia bancaria o de que se ofrezca un descuento por realizar pagos fuera de las plataformas habituales. Además, aconsejan no pagar la totalidad del importe del alquiler hasta no encontrarse en el alojamiento —ya que puede ser distinto a lo que uno esperaba— y pactar de antemano —en el momento de la contratación— que el precio comprende todos los gastos. “De no ser así, se debe pedir al arrendador que especifique con claridad a qué corresponde ese importe”, apuntan desde el colegio.

Foto: Uno de los primeros turistas alemanes que han llegado este lunes al Hotel Riu Concordia de Palma disfruta de la piscina. (EFE/Cati Cladera)

De otro lado, los registradores piden desconfiar de un tono de urgencia por parte del arrendador, así como de presiones para que la reserva de alojamiento se lleve a cabo cuanto antes. Y consideran conveniente que, una vez el cliente llegue al alojamiento, este fotografíe de forma detallada todas las estancias para dejar constancia del estado de la vivienda.

No hay que fiarse de precios excesivamente bajos y asociados a alojamientos muy atractivos

Dentro de las estafas en alquileres vacacionales, la más repetida sin duda cada año es llegar al supuesto alojamiento, alquilado por internet a un particular, y que este no exista o que ya esté alquilado. En este sentido, recalca reclamador.es, el usuario debería recopilar todas las pruebas que tenga, como pantallazos de la página en la que se anuncia el alquiler, teléfonos o 'e-mail' de contacto, la transferencia realizada, etc., y con ello acudir a la Policía o Guardia Civil para interponer una denuncia lo antes posible.

¿Por qué? "Como ya se ha producido ese pago al supuesto arrendador y posteriormente este ha desaparecido, estamos ante un delito de estafa, el cual se enjuicia por la vía penal mediante una denuncia ante la Policía o Guardia Civil. La Guardia Civil cuenta con un Grupo de Delitos Telemáticos para investigar este tipo de delitos cometidos a través de internet, para que los afectados puedan recuperar el dinero estafado.

Foto: Viviendas en Malasaña, Madrid. (iStock)

Ante cualquier situación de estafa o abuso, el usuario debe denunciar. Es muy importante dejar constancia de ello ante las autoridades porque, aunque 'a priori' puede que no se encuentre al culpable en una estafa vacacional, la denuncia ayudará a que no les vuelva a pasar a otras personas en un futuro”, señala Almudena Velázquez, directora legal de reclamador.es.

Además, recomienda recopilar todas las pruebas que se tengan sobre la posible estafa, como correos electrónicos o justificantes de pago. En este sentido, aclara: “Es probable que la Policía cuente con más denuncias similares, por lo que será más fácil identificar al estafador para poder procesarle. Los autores de estos delitos se enfrentan a penas de entre seis meses y tres años. Cuando la estafa no supere los 400 euros, la pena será una multa de cárcel de uno a tres meses. Igualmente, los estafadores tienen que restituir al usuario el dinero defraudado, los intereses y una posible indemnización por los daños y perjuicios acreditados”.

Si eres el dueño, también te pueden estafar

El dueño del apartamento turístico tampoco está a salvo de posibles estafas. Las cantidades estafadas, cada año, suelen oscilar entre los 1.000 y los 3.000 euros. Sin embargo, como novedad este 2022 se encuentra el engaño a través de Bizum, engaño en este caso a los propietarios de los inmuebles que se alquilan. Pero ¿cómo?

Foto: Inquilinos de pisos turísticos.

Muy sencillo, enviar una solicitud de pago a través de esta plataforma, la acción contraria a la que estamos acostumbrados. "El modo de operar es muy sencillo. El supuesto inquilino, el estafador en cuestión, se muestra interesado en el alquiler del apartamento o casa rural, y una vez se ha ganado la confianza del dueño, le indica que quiere realizar el pago a través de Bizum, uno de los proveedores de servicios de pago de España más utilizados por los consumidores. Pero, aprovechándose del desconocimiento sobre el correcto funcionamiento de esta aplicación, los ciberdelincuentes envían una solicitud de pago en vez de enviar el dinero en concepto de alquiler", explican desde reclamador.es.

"La víctima recibe un mensaje en el que se puede comprobar que es un pago, pero hay que leerlo con detenimiento, ya que la estrategia es engañar al arrendador no enviándole el dinero acordado, sino realizando la acción inversa". En el momento en que se acepta y se realiza la transacción, la operación finaliza y no se vuelve a saber nada más del estafador, quien, a su vez, puede alegar que el envío de dinero se ha hecho de forma voluntaria. Por ello, se recomienda evitar el uso de Bizum con personas desconocidas, ya que se puede ser objeto de fraude, como en este caso. Y es que Bizum es un sistema de pagos seguro, pero no está libre de estafas.

Llega el verano y con él las ganas de desconectar unos días de la rutina en la playa o en la montaña. Muchos eligen la comodidad de un hotel, otros el contacto con la naturaleza en un 'camping' y muchos alquilan un apartamento donde poder disfrutar de unos días de asueto.

Digitalización Pandemia Playa
El redactor recomienda