Es noticia
Menú
Dos arquitectos y dos empresarios navarros reinventan la casa de madera: desde 50.000 €
  1. Vivienda
LISTAS DE DOS A SEIS MESES

Dos arquitectos y dos empresarios navarros reinventan la casa de madera: desde 50.000 €

La construcción tradicional ha dado paso a un tipo de vivienda prefabricada más barata o asequible, pero, sobre todo, de la que se puede disponer y disfrutar en apenas unos meses

Foto: Dos arquitectos y dos empresarios navarros reinventan la casa de madera: desde 50.000 €. (Woodville)
Dos arquitectos y dos empresarios navarros reinventan la casa de madera: desde 50.000 €. (Woodville)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La revolución ha llegado al mundo de las viviendas prefabricadas, modulares y móviles. La construcción tradicional de una vivienda ha dado paso a un tipo de vivienda prefabricada más barata o asequible, pero, sobre todo, de la que se puede disponer y disfrutar en apenas unos meses.

Viviendas que se construyen y montan en grandes fábricas y se transportan hacia su lugar de destino en un abrir y cerrar de ojos, casi como si de un mueble de Ikea se tratara. Un tipo de viviendas que existen en el mercado desde hace décadas, pero en torno a las que hay cientos de prejuicios y leyendas urbanas, especialmente en torno a su capacidad de aislamiento y su durabilidad.

Una nueva 'mobil home' de madera desde 50.000 euros y disponible entre dos y seis meses

Sin embargo, en los últimos años, este tipo de construcciones ha saltado a primera línea, hasta el punto de que ya es incluso posible comprarlas en grandes superficies comerciales o incluso a través de Amazon. Algunas compañías, sin embargo, han dado un paso más allá y han apostado por un concepto respetuoso con el medio ambiente, comprometidas con el objetivo 2050 —cero emisiones—, hacia donde camina en su conjunto el sector de la construcción que, no olvidemos, es responsable del 36% de las emisiones de CO₂ y del 60% del consumo de recursos.

Y eso es precisamente lo que han hecho cuatro figuras destacadas de la arquitectura y del panorama empresarial navarro, que han reinventado la tradicional casa de madera prefabricada y han puesto en el mercado una construcción modular, sostenible y eficiente a un precio muy competitivo.

placeholder Interior de una de las viviendas. (Woodville)
Interior de una de las viviendas. (Woodville)

Hablamos de Patxi Mangado, fundador de Arquitectura y Sociedad, uno de los arquitectos españoles de mayor prestigio a nivel nacional e internacional; Fernando Oiza, arquitecto por la UNAV y experto en construcción con madera por la UPV; Javier Oses, fundador de la constructora ACR Grupo, y Pedro Cirauqui, fundador de Industrias Ciraqui y experto industrial de la carpintería en madera.

Los cuatro pusieron en marcha hace poco más de un año la empresa navarra Kenkona IE, que, bajo la marca Woodville, diseñó y creó la nueva 'mobil home' de madera ('mohma'), una construcción modular, sostenible —ya que genera un mínimo impacto en el medio ambiente—, transportable e instalable, y diseñada bajo los criterios Passivhaus, de consumo casi nulo, lo que implica un elevado aislamiento, la hermeticidad para evitar pérdidas energéticas por filtraciones, carpinterías de altas prestaciones, un diseño sin puentes térmicos y un sistema de ventilación con recuperación de calor.

Casas 'sanas' y eficientes

Casas de madera con sello 100% español, con precios que parten de los 50.000-82.000 euros —impuestos no incluidos—, dependiendo del tamaño —35,4, 52,4 y 74,5 metros cuadrados con capacidad para entre cuatro y ocho personas— y los extras y acabados de la vivienda.

Los arquitectos Patxi Mangado y Fernando Oiza, con una polifacética trayectoria empresarial, y especialización en sistemas de construcción seca y ligera basados en la madera, percibieron la necesidad de proporcionar a la sociedad una solución al problema de escasez de viviendas de calidad. Por ese motivo, y por la obsesión de industrializar la construcción con madera que comparten con Javier Osés, decidieron incorporar a Pedro Cirauqui, experto industrial de la carpintería de madera, y así desarrollar esta nueva iniciativa común.

Percibieron la necesidad de proporcionar una solución al problema de escasez de viviendas

Así surgieron estas viviendas confortables, de calidad, "sanas y eficientes" —como las definen—, además de económicamente accesibles, fabricadas en madera y que permiten vivir bien en cualquier lugar.

"Junto al mar, en lo alto de las montañas, en medio del bosque o en la parcela de tu pueblo. Está pensada para proporcionar el mayor bienestar en aquellos que la habitan, gracias a su diseño de autor y madera envolvente que te hará formar parte de un todo. Ni muy grande, ni muy pequeña, dispone de todo lo imprescindible para que te sientas como en casa", destacan sus creadores.

"Un producto novedoso, de diseño, de fabricación industrial, eficientemente energética, y que ha sido concebido para dar respuesta a la demanda actual de alojamientos sostenibles en la naturaleza como eco hoteles, resorts en la naturaleza y 'glampings', además de viviendas", añaden.

placeholder Plano de una de estas viviendas. (Woodville)
Plano de una de estas viviendas. (Woodville)

Un tipo de alojamiento que pone el foco en la importancia del contacto con la naturaleza como nueva forma de vivir y en el que poder disfrutar de experiencias únicas, si bien también puede ser concebido como una solución de vivienda temporal para hacer frente a crisis migratorias como la que estamos viviendo actualmente con Ucrania.

Una solución habitacional que puede llegar a ser 100% autosuficiente siempre y cuando el cliente lo desee, ya que para ello solo tendrá que añadir todos los complementos necesarios para que la vivienda sea completamente autónoma.

Detrás del auge de este tipo de proyectos se encuentra el enorme encarecimiento de los costes de producción en los últimos años, que ha empujado a muchas empresas a poner el foco en nuevos sistemas constructivos para intentar abaratar precios y asegurar la viabilidad de los proyectos, a la vez que ayudan a mitigar el problema de acceso a la vivienda.

Foto: Infografía del edificio tecnológico sostenible (ETS). (Cedida)

Y, en este sentido, la industrialización está jugando un papel fundamental al convertirse en una alternativa a la construcción tradicional que permite garantizar el precio final de los proyectos, plazos de entrega, calidad y en condiciones estandarizadas.

Además, este tipo de proyectos asegura la sostenibilidad en todo el proceso, al poder optimizar el uso de materiales y energía, con práctica ausencia de residuos, garantizando un menor impacto ambiental, además de un control minucioso de calidad y acabados en los talleres de fabricación. Es decir, garantizan viviendas sostenibles durante su construcción y durante la vida de la misma.


Desde 50.000 euros

Entre las ventajas, la principal es el precio. El coste frente a una vivienda tradicional, según explican desde Woodville, podrá ser de hasta un 30% inferior, ya que se ahorra mano de obra y tiempo de trabajo. También es cierto que, si se añaden muchos extras, el precio se incrementará, advierten.

"Se cierra un precio fijo, sin sobrecostes. Al producirse las casas de manera industrializada en un taller, permite un control de tiempos y procesos que evitará cualquier sorpresa e improvistos. Además, este tipo de viviendas están listas en un margen de dos a seis meses, en contraposición a los dos años de construcción habituales, con todos los trámites y permisos que ello requiere, mientras que el montaje requiere solo de unos días", aseguran.

placeholder Se pueden ubicar prácticamente en cualquier sitio. (Woodville)
Se pueden ubicar prácticamente en cualquier sitio. (Woodville)

A todo esto se suma que se trata de viviendas que respetan el medio ambiente al requerir una baja demanda energética en la extracción de los materiales frente a los tradicionales de acero y hormigón, así como en su manufactura y elaboración. "La utilización de materiales aislantes térmicos, la eliminación de puentes térmicos y la hermeticidad permiten lograr el confort mediante un reducido consumo energético", destacan desde la compañía.

Por otro lado, incluso su transporte es sostenible y eficiente, ya que la compañía también ha desarrollado un modelo en kit para facilitar el transporte y la entrega 'on-site' de las 'mohmas'.

"Gracias a la ligereza de todos los componentes del sistema modular de fabricación, estos son almacenados y transportados conjuntamente en un único camión, reduciendo así las emisiones de CO₂ considerablemente. Además, recurrimos al punto de almacenaje más próximo a la ubicación del proyecto y con un solo viaje proveemos a nuestro equipo con todo el material para realizar el ensamblaje".

Sin embargo, no todo es perfecto. Por ejemplo, entre las desventajas figuran que, aunque los modelos son económicos, en diseños que requieren de una gran personalización, el precio se encarece, al igual que sucede en las casas tradicionales. También, en caso necesario de preparar el terreno, el coste se puede elevar. Por otro lado, algunos tipos de casas, como las construidas con madera, requieren de un mantenimiento para preservarlas de la humedad, la acción contra el fuego, etc., si bien algunas ya cuentan con recubrimientos que las protegen.

La revolución ha llegado al mundo de las viviendas prefabricadas, modulares y móviles. La construcción tradicional de una vivienda ha dado paso a un tipo de vivienda prefabricada más barata o asequible, pero, sobre todo, de la que se puede disponer y disfrutar en apenas unos meses.

Arquitectos Diseño Constructoras Inflación Ucrania Mercado inmobiliario
El redactor recomienda