Es noticia
Menú
Se vende el palacete de La Central en Callao... sin garantía de que se quede la librería
  1. Vivienda
A SUBASTA POR 10,8 MILLONES

Se vende el palacete de La Central en Callao... sin garantía de que se quede la librería

Una casa palacio de la época isabelina con siete alturas: planta sótano, planta baja, entreplanta portería, plantas primera, segunda y ático, con un total de 1.221 metros cuadrados

Foto: Exterior de La Central. (Google)
Exterior de La Central. (Google)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El tiempo se agota. Este mismo jueves, 23 de junio, finaliza el plazo para pujar por un auténtico caramelo inmobiliario junto a la madrileña plaza de Callao, un antiguo palacete de 1.200 metros cuadrados reconvertido a librería hace aproximadamente una década.

De hecho, el inmueble en cuestión está alquilado a La Central, aunque es propiedad de dos compañías de origen aragonés, Marblestar e Inmuebles Postigo, que recibieron el inmueble en herencia y a quienes Caja Rural de Aragón Sociedad Cooperativa de Crédito (Bantierra) reclama algo más de 8,5 millones de euros.

Ubicado en la calle Postigo de San Martín 8, en la zona centro de Madrid, junto a la madrileña plaza de Callao, en el denominado conjunto histórico de la ciudad, era una casa palacio de la época isabelina con siete alturas: planta sótano, planta baja, entreplanta portería, plantas primera, segunda y ático, con un total de 1.221 metros cuadrados construidos.

placeholder Pinche aquí para verlo en detalle. (EC)
Pinche aquí para verlo en detalle. (EC)

Para poder recuperar su dinero, Bantierra recurrió a los tribunales y, ahora, el Juzgado de Primera Instancia Número 32 de Madrid ha instado la ejecución hipotecaria y la subasta de este edificio, actualmente alquilado y ocupado por la famosa librería La Central de Callao, que deberá abandonar el edificio si surge un comprador que no solo esté dispuesto a pagar, al menos, 10,8 millones de euros por este curioso y céntrico edificio —ese es el precio fijado para la subasta—, sino que no quiera subrogarse el contrato de alquiler.

Así consta en la información consultada por El Confidencial, en la que se asegura que, en un auto de abril de 2021, "no se reconoce el título de ocupación sobre la finca hipotecada a favor de Companyia Central Llibretera, SL, opuesto por su consejero delegado, Antonio Ramírez González, al no ser subsistente a la adjudicación ni oponible al futuro adjudicatario, adjudicatario que, si lo solicitase, deberá ser puesto en la posesión de la finca hipotecada en los términos previstos en el artículo 675 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Cuando se produzca la adjudicación se extinguirá el derecho de la arrendadora y de la subarrendadora a percibir la renta".

En el edificio también se encuentran un café-restaurante y una coctelería, así como una variedad de actividades culturales

Lo que, en palabras llanas, según los abogados consultados por este diario, significa básicamente que el adjudicatario no estará obligado a subrogarse en el contrato de arrendamiento. Y, de ser así, La Central deberá cerrar sus puertas o negociar nuevas condiciones de alquiler con el nuevo propietario del edificio. La cuenta atrás está a punto de finalizar, puesto que la subasta y el plazo para presentar las ofertas concluyen este mismo jueves 23 de junio.

La Capilla Sixtina de las librerías

La Central de Callao, a la que algunos medios definen como La Capilla Sixtina de las librerías, es una antigua casa palacio que, según la guía del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), fue construida en 1863 por José María Guallart Sánchez. Un edificio con más de siglo y medio de historia entre sus paredes y con un uso, hasta hace una década, residencial. De hecho, sobre este edificio se tramitó un plan especial para reconvertir su uso a comercial —en la categoría de mediano comercio—.

Aquel cambio de uso, acometido en 2010 por su anterior propietario, Desarrollo Urbano Aragonés (DUAR SL), se justificaba en la posibilidad de acceder a cualquier punto del edificio para que este pudiera ser disfrutado por cualquier ciudadano en su conjunto. "Al destinarse a un uso público, permite que la masa social que lo disfrute sea mucho mayor", recoge la documentación de aquel plan especial aprobado en marzo de 2009 en el pleno del Ayuntamiento de Madrid.

Foto: Los Cortina-Koplowitz harán pisos turísticos junto a la Puerta del Sol.

Se trataba de un edificio protegido en el que resultaba necesario proteger y conservar los valores arquitectónicos y decorativos y que posteriormente fue alquilado por La Central, un proyecto empresarial dedicado a la mediación cultural que cuenta con tres librerías en Barcelona y otras tres en Madrid, una de ellas en Callao, una de las más grandes de Madrid, con más de 70.000 volúmenes de un fondo especializado en filosofía, historia, ciencias sociales y literatura.

En las tres plantas del edificio también se encuentran un café-restaurante (El Bistró) y una coctelería (El Garito), así como una variada programación de actividades culturales. Ahora, su futuro pende de un hilo.

Según fuentes del mercado inmobiliario consultadas, a finales de 2019, el edificio estuvo en venta por unos 12 millones de euros, es decir, por encima del precio que ahora sale a subasta, mientras que, según esas mismas fuentes, el contrato de alquiler era por 15 años a contar desde 2012. Es decir, hasta 2027.

El tiempo se agota. Este mismo jueves, 23 de junio, finaliza el plazo para pujar por un auténtico caramelo inmobiliario junto a la madrileña plaza de Callao, un antiguo palacete de 1.200 metros cuadrados reconvertido a librería hace aproximadamente una década.

Subasta Venta Ejecuciones hipotecarias
El redactor recomienda