Es noticia
Menú
¿Buscas casa en la playa? De 280 euros a la semana en Tenerife a 2.800 en Illa a Toxa
  1. Vivienda
INFORME ANUAL DE TECNITASA

¿Buscas casa en la playa? De 280 euros a la semana en Tenerife a 2.800 en Illa a Toxa

Este verano tendremos que “rascarnos” un poco más el bolsillo, pues habrá que desembolsar, de media, más de 1.000 euros por disfrutar de una semana en la costa

Foto: Illa a Toxa, en Pontevedra. (iStock)
Illa a Toxa, en Pontevedra. (iStock)

El verano está a la vuelta de la esquina. De hecho, algunos privilegiados habrán podido escaparse en plena ola de calor a alguno de los múltiples puntos de la costa española para disfrutar del sol, la playa y temperaturas algo menos asfixiantes. Quienes no se hayan podido escapar, posiblemente han comenzado la búsqueda de un apartamento en la playa del que disfrutar dentro de unas semanas.

Y, como todos los años, el abanico en cuanto a precios es muy amplio: desde 280 euros por una semana en Puerto de la Cruz en Tenerife por un apartamento de apenas 35 metros cuadrados, hasta 2.800 euros semanales en Illa a Toxa, donde se alquila un apartamento de 80 metros.

Un amplio abanico de precios, como amplio es el abanico de destinos. Y, aunque en algunas ubicaciones los alquileres son un poquito más asequibles que hace un año —determinadas zonas de Cantabria o Murcia—, lo cierto es que las subidas de precios han sido generalizadas.

Este verano pagaremos, de media, más de 1.000 euros por disfrutar de una semana en la costa

De hecho, este verano tendremos que “rascarnos” un poco más el bolsillo, pues habrá que desembolsar, de media, más de 1.000 euros por disfrutar de una semana en la costa durante los meses de julio y agosto, unos 90 euros más que el año pasado —920 euros de 2021 frente a los 1.016 euros de 2022—, lo que supone un encarecimiento del 9,7%. Pero, si hacemos la comparativa respecto a 2020, en plena pandemia, la subida es mucho más “empinada”, ya que entonces el precio medio por semana se situaba en 826 euros.

Todos estos son datos del informe que cada año realiza Tecnitasa, compañía de valoración, consultoría y sostenibilidad, sobre los precios del alquiler semanal en las principales zonas de playa españolas.

La conclusión de este informe es clara: alquilar un apartamento en la playa es más caro que hace un año prácticamente en toda España. Solamente se libran de las subidas Cantabria y Murcia. En el resto de la costa española, los incrementos son prácticamente generalizados, con especial intensidad en la costa catalana que es la que más aumenta los precios, con incrementos por encima del 15% y el 12% en Tarragona y Girona, y un 9,5 % en Barcelona.

Las tres provincias catalanas con mar están en el top 5 de las zonas con mayor incremento. Tarragona sube un 15,2% destacando la playa de Salou, donde hay que desembolsar 1.370 euros a la semana por un apartamento de 60 metros cuadrados. Le sigue Girona, con subidas del 12,6% con una oferta de apartamentos de 50 metros por 1.500 euros en Cadaqués o 1.200 euros en el centro de Begur. Lo más “económico” se puede encontrar en Blanes, en Los Pinos, por 700 euros a la semana, o en Palamós, por 850 euros por siete días.

De media, unos 1.000 euros por semana

Finalmente, Barcelona se encuentra también entre las cinco provincias que más suben. La media es del 9,5% con respecto a 2021, destacando Sitges, en el centro playa, donde se alquilan 80 metros cuadrados por 1.600 euros, o en la playa de Casteldefels, donde piden 1.500 euros por 75 metros.

Significativo es, según Tecnitasa, que, entre las tres provincias catalanas, se han colado Lugo y Vizcaya con subidas del 9,7% y 9,6% respectivamente, pero ambas provincias no son de las más caras para alquilar, pues se pueden conseguir alquileres muy por debajo de los 1.000 euros.

En la provincia gallega se alquilan apartamentos entre 690 euros en Ribadeo a 380 euros en la playa de Burela. En la provincia vasca, encontramos apartamentos de 80 metros en Lekeitio por 880 euros, como lo más caro, a lo más asequible en Gorliz, donde se pueden conseguir 100 metros cuadrados por 560 euros a la semana.

Lleno prácticamente total en Ibiza o Puerto Banús a pesar de lo elevado de los precios

"Las subidas producidas en los últimos años hacen que familias con recursos más ajustados deban, a la hora de veranear, reducir el número de días de vacaciones o buscar apartamentos de menor tamaño o bien más alejados de la playa", destaca José María Basañez, presidente de Tecnitasa. “Sin embargo, las ubicaciones más privilegiadas, como Illa a Toxa en Pontevedra, Puerto Banús en Marbella, Cadaqués en Girona o Ibiza en Baleares, por poner algunos ejemplos, con precios muy elevados, siguen teniendo una alta demanda, con un lleno prácticamente total”.

Sin subidas en Cantabria y Murcia

Hemos hablado de las playas con mayores incrementos, pero también se puede veranear por el mismo precio o un poco menos que el año anterior. Es el caso de Cantabria y la Región de Murcia.

En el primer caso, incluso hay una bajada media de 0,8%. Una ligera bajada que no significa que los precios sean especialmente asequibles. En el centro de San Vicente de la Barquera se pueden conseguir casi 90 metros por 595 euros; o en la playa de Comillas, por algo más de 60 metros, un apartamento por 735 euros a la semana.

Pero lo cierto es que, según Tecnitasa, los precios también superan la media de los 1.000 euros a la semana en Valdenoja, en la capital (1.330 euros), o en Brazomar en Castro Urdiales, donde por 90 metros hay que hacer frente a 1.120 euros a la semana.

En el caso de Murcia, también hay un mínimo descenso de medio punto en los precios, destacando, como lo más caro, los 1.100 euros por 90 metros en el paseo de las Delicias de Águilas u 875 euros en el Puerto de Mazarrón por unos 80 metros.

“El promedio de la evolución detectado respecto del año pasado no es otro que la misma evolución del mercado inmobiliario general, aunque con mayor intensidad, como es lo habitual en este mercado específico”, destaca Fernando García Marcos, director técnico de Tecnitasa.

El alquiler de viviendas en zona de playa cada vez es más heterogéneo, tanto en la forma de conseguir el alquiler (convencional, plataformas o a través de operadoras), en cuanto al plazo (alquileres que se renuevan año a año, mensuales, semanales o incluso por días) o en el momento en que se activa la demanda”, añade.

Lo más caro y lo más barato de la costa española

Una cosa son los incrementos y otra los precios para este verano en primera línea de playa. Aunque Pontevedra está por debajo de la media —un 6% de incremento— es la provincia que tiene los precios más caros. Es el caso de Illa a Toxa, en donde se alquila un apartamento de 80 metros por 2.800 euros a la semana, o en Sanxenxo, en primera línea de playa, se abonan 2.100 euros a la semana por 115 metros.

En las Islas Baleares, en Santanyí en Portocolom, podemos alquilar un “aislado” también por 2.800 euros, pero, en esta ocasión, en una superficie mayor de 250 metros cuadrados. Otros alquileres, en estas islas, solo al alcance de muy pocos, están en el Puerto de Ibiza, con precios que alcanzan los 2.500 euros a la semana por 100 metros, o en Port Pollensa, en la zona costera del norte de Mallorca, que encontramos 75 metros por unos 1.800 euros semanales.

Puerto Banús en Marbella es otro punto neurálgico de altos precios. Alquilar 90 metros suponen 2.700 euros a la semana o las mencionadas Cadaqués y Begur en Girona, que están por encima de los 24 euros el metro cuadrado de alquiler.

placeholder Tenerife. (iStock)
Tenerife. (iStock)

El centro de la capital guipuzcoana —Donosti— (50 metros por 1.325 euros), Menorca, en Casa Blanca (1.400 euros por 60 metros), o Puerto Sherry y Vista Hermosa en el Puerto de Santa María, en Cádiz (1.400 euros a la semana por 70 metros), son algunos otros ejemplos de precios para bolsillos holgados.

En el extremo contrario, como pecios más asequibles, según la sociedad de valoración Tecnitasa, podemos conseguir un apartamento en el Puerto de la Cruz en Tenerife por tan solo 280 euros a la semana. Eso sí, por un apartamento de tan solo 35 metros. O en Gran Canaria, en la playa de las Canteras, por 300 euros, un apartamento de 40 metros cuadrados.

La mejor relación calidad-precio se encuentra en El Saler en Valencia: 445€ por 115 metros

Pero, si queremos encontrar la mejor relación calidad-precio —es decir, el precio más bajo comparándolo con la superficie que alquilamos—, debemos dirigirnos a El Saler en Valencia, donde por 445 euros nos podemos hacer con 115 metros a la semana (cuatro euros el metro cuadrado); o a Águilas en Murcia, en la Isla del Fraile, donde podremos alquilarnos un piso de 140 metros cuadrados por 670 euros (4,79 euros el metro cuadrado); o ya, dirigiéndonos a Andalucía, en la provincia de Almería, en la misma capital, en primera línea de playa, 80 metros por 425 euros (5,31 euros el metro cuadrado).

Si buscamos por el noroeste de España, en Burela (Lugo), se pueden conseguir 70 metros cuadrados por 380 euros, en primera línea de playa; y en Muros, 500 euros por 92 metros, en A Coruña. Ambos son destinos muy asequibles, ya que el precio del alquiler no llega a los 5,5 euros el metro cuadrado.

Como se puede comprobar, las posibilidades son muy diversas en la amplia geografía costera, con oferta para todos los gustos y todas las carteras, donde se pueden escoger distintos destinos de un extremo al otro de nuestro país: desde Illa a Toxa hasta El Saler; de Cadaqués a Matalascañas en Huelva; de las islas Canarias a las Baleares, o de Puerto Banús a Gorliz en Vizcaya. Mediterráneo, Cantábrico y Atlántico nos esperan.

El verano está a la vuelta de la esquina. De hecho, algunos privilegiados habrán podido escaparse en plena ola de calor a alguno de los múltiples puntos de la costa española para disfrutar del sol, la playa y temperaturas algo menos asfixiantes. Quienes no se hayan podido escapar, posiblemente han comenzado la búsqueda de un apartamento en la playa del que disfrutar dentro de unas semanas.

Playa Baleares Lugo Mercado inmobiliario Tenerife