Es noticia
Menú
Ni con una rebaja del 70%: la subasta del Castillo de Maqueda vuelve a quedar desierta
  1. Vivienda
DE 9,58 A 2,76 MILLONES

Ni con una rebaja del 70%: la subasta del Castillo de Maqueda vuelve a quedar desierta

La enésima subasta de este singular edificio ha vuelto a quedar desierta, a pesar de que desde que se intentó su venta por primera vez en 2013, el precio se ha rebajado en un 70%

Foto: Castillo de Maqueda. (Giese)
Castillo de Maqueda. (Giese)

El Castillo de Maqueda (Toledo) se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para el Ministerio del Interior, propietario de este activo tan singular, y en el que acometió una faraónica y millonaria inversión: 7,4 millones de euros.

La enésima subasta de este singular edificio ha vuelto a quedar desierta. La Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Seguridad del Estado (Giese), organismo perteneciente al Ministerio del Interior encargado de todo el procedimiento, no ha recibido ni una sola oferta para devolver a la vida este histórico castillo con más de diez siglos de historia. Y eso a pesar de que desde que se intentó su venta por primera vez en 2013, el precio se ha rebajado en un 70%: de 9,58 hasta 2,76 millones de euros.

El precio del castillo se ha rebajado en un 70%: de 9,58 hasta 2,76 millones de euros

Apenas han pasado tres meses desde el fiasco de la última subasta y la cartera que dirige Fernando Grande-Marlaska ha vuelto a intentar su venta. Y una vez más, sin éxito, a pesar de que, como en ocasiones anteriores, se ha vuelto a realizar una sustancial rebaja sobre este activo, valorado en 2.351.156,47 euros.

En esta ocasión, la rebaja ha sido del 30%, fijando un tipo de licitación en tercera subasta en 2.766.066,43 euros, sensiblemente por debajo de los 3,8 millones de la primera subasta del pasado mes de enero, y muy por debajo —la rebaja es del 70%— respecto a los 9,58 millones de euros fijados para su subasta pública en 2013, la primera vez que el castillo salió a subasta. Desde entonces, y hasta esta última subasta, Interior se ha visto obligado a rebajar su precio, pero los intentos han sido en vano.

Se abren ahora dos caminos para la enajenación del activo. Volver a convocar una subasta pública, previsiblemente revisando el precio de tasación del inmueble, o bien la venta directa. En este caso, como recogen los pliegos, "las condiciones de la venta directa no podrán ser inferiores a las de la subasta desierta o de la adjudicación fallida, en su caso, y la adjudicación se realizará a favor de la primera oferta recibida formalmente acompañada del justificante de la constitución de la garantía, de conformidad con lo previsto en el citado artículo 137.4.d) de la LPAP".

placeholder Interior del Castillo de Maqueda. (Giese)
Interior del Castillo de Maqueda. (Giese)

¿Por qué no se vende?

Son varios los factores que siguen jugando en contra de la venta de este activo tan singular. Por un lado, la ubicación, muy poco atractiva para los inversores o un potencial comprador. Tampoco el precio juega a su favor. Los expertos consultados no sabrían fijar un precio mínimo a partir del cual alguien podría interesarse por él. Tampoco ayudan a su venta unos costes de mantenimiento muy elevados.

"El castillo de Maqueda sigue siendo caro y sigue jugando en contra de la enajenación de este activo", llevan meses insistiendo varios expertos a El Confidencial. "La Administración pública no suele tantear el mercado cuando saca un activo a la venta para comprobar si puede haber interesados en el activo. Trabajan en vano para sacar una subasta que en muchísimos casos se queda desierta", reiteran las mismas fuentes del mercado consultadas tras el fracaso de la última subasta.

Además, la reforma que en su día llevó a cabo el ministerio en su interior para que la fortaleza acogiera el futuro Museo de la Guardia Civil —que, por cierto, nunca llegó a inaugurarse— y que costó varios millones de euros a las arcas públicas, limita sus futuros usos y, por tanto, también su venta. En concreto, el Estado se gastó más de siete millones en su reforma y acondicionamiento, un dinero que inicialmente pretendía recuperar con la venta del castillo por algo más de nueve millones. Sin embargo, de conseguir cerrar su venta, será dinero perdido.

Foto: El castillo de Maqueda. (Alejandro Martínez Vélez)
El castillo invendible: por qué nadie compra la fortaleza de Maqueda según sus vecinos
Carlos Barragán. Maqueda Fotografías: Alejandro Martínez Vélez

Los usos que un potencial comprador podría dar al castillo están también muy limitados por el tipo de reforma que se realizó. Los expertos consultados consideran que la salida más apropiada para el edificio sería como centro de convenciones por sus amplios salones, aunque también podría tener aprovechamiento como hotel. De hecho, son muchos los usos compatibles: residencial, terciario, comercial, hotelero, etc. Sin embargo, como advierten estos expertos, cualquiera de estas opciones supondría una gran inversión de acondicionamiento. Inversión que debería sumarse al importe de la compra.

La localización del castillo también juega en su contra. Así como el desembolso necesario para su mantenimiento. "Está fuera de la zona de interés de los inversores, pero, además, necesita mucha inversión en mantenimiento y la remodelación es carísima", apunta uno de los expertos consultados que recuerda que el castillo de Maqueda es un bien de interés cultural (BIC); es decir, un activo con un elevadísimo nivel de protección.

Más de 10 siglos de historia

En la web de turismo de Castilla-La Mancha recuerdan que el castillo de Maqueda (también conocido como castillo de la Vela) "data al menos del S. X, ya que hay constancia que en el año 981 Almanzor aumentó una fortaleza preexistente". De hecho, su construcción data de 1177.

"El castillo fue tomado por el rey Alfonso VI, pasó a manos de Alfonso Yáñez en 1153, hasta que fue cedido a la Orden de Calatrava en 1157. En el S. XV fue reedificado casi por completo, respetando únicamente la torre de los Palazuelos en la que se decía que se alojó la reina Isabel la Católica", recoge la web manchega. Asimismo, fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931.

De planta rectangular, sus muros de 3,5 metros de espesor rematados en almenas y protegidos por fosos guardan un pabellón de arquitectura contemporánea distribuido en sótano y tres alturas, según el informe técnico. Por fuera, es un edificio defensivo conservado a la perfección y, por dentro, una construcción con amplios espacios diáfanos y grandes ventanales donde antiguamente se situaba el patio de armas.

Es un castillo imponente de 3.500 metros cuadrados de superficie construida que corona el municipio toledano de Maqueda. Se dice que antaño fue un puesto de vigilancia romano, pero lo único que se sabe con certeza es que el caudillo andalusí Almanzor mandó construir la actual fortificación, donde años más tarde vivió durante un tiempo Isabel la Católica.

El Castillo de Maqueda (Toledo) se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para el Ministerio del Interior, propietario de este activo tan singular, y en el que acometió una faraónica y millonaria inversión: 7,4 millones de euros.

Ministerio del Interior Inversores Subasta Administraciones Públicas Guardia Civil