Es noticia
Menú
Sareb consigue 16 millones en la última subasta de activos de Reyal Urbis
  1. Vivienda
ACTIVOS VALORADOS EN CASI 40 MILLONES

Sareb consigue 16 millones en la última subasta de activos de Reyal Urbis

La subasta arrancó el pasado mes de febrero y concluyó a mediados de marzo. El resultado, ofertas en torno a los 16 millones de euros para una deuda de casi 40 millones

Foto: Sareb consigue 16 millones en la última subasta de activos de Reyal Urbis. (EFE/Chema Moya)
Sareb consigue 16 millones en la última subasta de activos de Reyal Urbis. (EFE/Chema Moya)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La subasta arrancó el pasado mes de febrero en el portal de subastas electrónicas del Boletín Oficial del Estado (BOE) y concluyó a mediados de marzo. El resultado, ofertas en torno a los 16 millones de euros para cubrir una deuda de casi 40 millones.

En total, 13 lotes de activos inmobiliarios a subasta —suelos, viviendas, oficinas...— de Reyal Urbis, la promotora que se declaró en concurso voluntario de acreedores en marzo de 2013 tras tres refinanciaciones de deuda fallidas. La deuda sobre todos ellos la heredó la Sociedad de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), por lo que esos 16 millones irán a parar directamente a sus cuentas.

Todos los activos han recibido ofertas, como se puede comprobar en el BOE, y han sido adjudicados, como recoge la web con los activos en liquidación de Reyal Urbis.

Todos los activos subastados han recibido ofertas y han sido adjudicados

Los activos se encuentran repartidos entre Valencia, Madrid, Guadalajara y Pamplona, y son muy variopintos, puesto que van desde oficinas y suelo en uno de los futuros desarrollos del sureste de Madrid (Los Berrocales) o en Valdeluz (Yebes, Guadalajara), la ciudad fantasma ideada por Reyal Urbis, hasta una promoción de viviendas, con sus garajes y trasteros, en San Antonio de Benagéber (Valencia), terminadas para entrar a vivir.

Sobre todos ellos recae una deuda conjunta total de 38,6 millones de euros, por lo que esos 16 millones permitirán cancelar parte de esa deuda.

Por importe, tanto por la deuda hipotecaria como por la oferta recibida, destaca la segunda fase de una promoción de 49 viviendas, 56 garajes y 45 trasteros en la localidad valenciana de San Antonio de Benagéber, apenas a 12 kilómetros de Valencia. La cantidad reclamada en este caso asciende a 10,66 millones de euros, mientras que la oferta más elevada recibida ha sido a 6,4 millones. Insuficiente para cubrir la deuda.

Sin embargo, por un solar en gestión en Los Berrocales, uno de los futuros ámbitos de desarrollo de Madrid, donde las grandes promotoras llevan tiempo tomando posiciones, se han ofrecido 1,6 millones de euros, muy por encima de la deuda de 750.000 euros que recaía sobre el terreno. En este caso, se trata del 50% de una finca cuyo valor total de tasación asciende a casi 1,5 millones, una cifra muy cercana al precio ofertado. La hipoteca fue concedida en 2007 por la Caja de Ahorros de Galicia.

Foto: Hotel RH La Pleta, uno de los activos dentro del 'megalote'. (Cedida)

Los 16 millones de euros representan una pequeña gota en el océano de la gran deuda heredada por Sareb en Reyal Urbis: cerca de 1.000 millones de euros —procedentes de las antiguas cajas de ahorros—, compuesta por préstamos bilaterales, como en estos casos —el único acreedor es Sareb—, y sindicados.

Entre los activos subastados, figuran también cuatro suelos en Yebes, Guadalajara, en el famoso PAU de Valdeluz que, como sucedió en Seseña, se convirtió en una auténtica ciudad fantasma tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. Situado a 12 kilómetros de Guadalajara, muy cerca de la estación del AVE, Rafael Santamaría, presidente y fundador de Reyal Urbis, planeaba la construcción de 10.000 viviendas. Aquella utopía inmobiliaria saltó por los aires en 2008. Sobre estos solares recaía una deuda conjunta cercana a los 11,4 millones de euros.

Sareb es uno de los grandes acreedores de Reyal Urbis tras heredar cerca de 1.000 millones

Las ofertas recibidas, por su parte, ascienden a 1,3 millones, lo que pone de manifiesto hasta qué punto llegaron a inflarse los precios en un ámbito que hoy en día apenas despierta interés promotor.

También se han adjudicado las 11 viviendas, garajes y trasteros del Residencial Pravia en Alcalá de Henares (Madrid), en los que la cantidad reclamada asciende a 3,8 millones de euros. La oferta más elevada recibida por todos estos activos —no se subastaban individualmente— ha sido de 1,65 millones. En este caso, la hipoteca original se remonta a los excesos de la burbuja en 2008, y fue contraída con Caja Madrid. Sareb la heredó en 2012.

Tras el fracaso de la venta del megalote de Urbis

El 'éxito' de esta subasta —todos los activos han sido adjudicados, si bien apenas cubren el 40% de la deuda— contrasta con el fiasco del megalote de activos, también de Reyal Urbis, valorados en 220 millones de euros. Aquella subasta arrancó en octubre del año pasado y a finales de diciembre se declaró desierta.

En aquella ocasión, la subasta no se realizó a través del BOE, sino que fue organizada por el Colegio de Procuradores de Madrid y supervisada por el Juzgado de lo Mercantil Número 6 de Madrid. A pesar de que firmas como Apollo Global Real Estate y Admara Capital, uno de los brazos inversores de La Finca, mostraron su interés por los activos y llegaron a estudiar una oferta por 240 millones, finalmente esta no cuajó. Tampoco terminó por llegar a buen puerto la oferta de 225 millones de Cerberus, otro de los grandes fondos de inversión con músculo suficiente para afrontar una operación de estas características.

Foto: Paula Conthe, presidenta del FROB, junto al nuevo presidente de Sareb, Javier Torres. (APIE)

En aquel megalote se incluían 19 activos. Varios hoteles Rafael, situados en las zonas de Atocha (245 habitaciones y 110 plazas de garaje), Pirámides, Ventas (estos tres en Madrid), Badalona (142 habitaciones y 283 plazas de 'parking') y Baqueira Beret (el cinco estrellas hotel Pleta), así como un edificio de oficinas de 10 plantas en Torrelaguna, a las afueras de la capital de España.

En definitiva, un 'mix' inmobiliario que, según expertos del mercado inmobiliario consultados, dificultaba el éxito de la subasta y que llevó incluso a Sareb a oponerse al plan de liquidación, como avanzó El Confidencial, con el objetivo de conseguir una subasta de lotes más homogéneos que permitiera maximizar el precio de venta de los activos, lo que sí habría conseguido con la reciente subasta de activos a través del BOE.

La segunda mayor quiebra en España

Reyal se declaró en concurso de acreedores en 2013, protagonizando la segunda mayor quiebra en España por detrás de Martinsa Fadesa, con unos activos de 2.621 millones y un pasivo de 4.345 millones.

Entre los grandes acreedores de Reyal Urbis destaca la Agencia Tributaria (AEAT), a la que en 2020 debía 343,5 millones. De hecho, es el mayor deudor de Hacienda, que tiene prioridad en los cobros frente a otros acreedores. Sareb es otro de los grandes acreedores tras heredar cerca de 1.000 millones de deuda de las antiguas cajas de ahorros. Su deuda está compuesta por préstamos bilaterales —es decir, en los que el único acreedor es Sareb— y sindicados.

La subasta arrancó el pasado mes de febrero en el portal de subastas electrónicas del Boletín Oficial del Estado (BOE) y concluyó a mediados de marzo. El resultado, ofertas en torno a los 16 millones de euros para cubrir una deuda de casi 40 millones.

Sareb Concurso de acreedores Mercado inmobiliario Activos Subasta Burbuja inmobiliaria
El redactor recomienda