Es noticia
Menú
El euríbor también golpea a las familias: pagarán entre 160 y 330 euros más al año
  1. Vivienda
REMONTADA IMPARABLE

El euríbor también golpea a las familias: pagarán entre 160 y 330 euros más al año

Quienes tengan la revisión anual de su hipoteca variable este mes de marzo verán cómo se encarecen sus cuotas significativamente

Foto: El euríbor también golpea a las familias: pagarán entre 160 y 330 euros más al año. (iStock)
El euríbor también golpea a las familias: pagarán entre 160 y 330 euros más al año. (iStock)

El euríbor se encuentra en plena remontada. El cambio de tono del Banco Central Europeo (BCE) y la más que previsible subida de tipos de interés ha dado alas al indicador que sirve de referencia a las hipotecas variables en España.

En un contexto de inflación desbocada, que provocará que las familias gasten hasta 3.000 euros más al año en productos básicos como alimentación, calzado, sanidad o transporte, se suma ahora la remontada del euríbor, que traerá consigo un gasto adicional para los hipotecados a tipo variable: entre 160 y 330 euros más al año. Y subiendo, porque si el euríbor sigue recuperando posiciones, como prevén los expertos, el agujero para las familias será mayor en los próximos meses.

A falta de una sesión para despedir el mes, la media provisional del euríbor se sitúa en el -0,258%, su nivel más alto desde junio de 2020, lejos del -0,335% de febrero y muy alejado del nivel de hace un año, cuando se despidió en el -0,501%, cerca de mínimos históricos.

"El euríbor ya está más cerca del cero que de los mínimos históricos alcanzados hace unos meses. A falta de conocer los datos de los últimos días de marzo de 2022, este índice de referencia de las hipotecas variables se ha disparado un 22,69% en un mes, desde el -0,335% registrado en febrero hasta el -0,259% que marca ahora, y un 48% desde diciembre de 2021, cuando alcanzó el segundo dato más bajo de toda su historia (-0,502%)", asegura a El Confidencial Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro.

"El de este mes", prosigue este experto, "es el dato más alto visto desde junio de 2020, justo después del confinamiento estricto derivado de la pandemia del coronavirus, cuando llegó al -0,147%. Y, si analizamos la tendencia por días, no se veían valores tan elevados del euríbor desde hace casi tres años: el -0,127% que marcó este lunes 28 de marzo fue el más alto registrado desde el 15 de mayo de 2019, cuando este índice de referencia de las hipotecas variables anotó un -0,125%".

"El cambio de tendencia, que empezó a verse en septiembre del año anterior, ha ocasionado que los créditos hipotecarios que se revisan de forma anual empiecen a percibir una ligera subida de la cuota mensual. Además, ante la posible subida de tipos, es probable que el euríbor siga con una tendencia ligeramente al alza e incluso llegue a estar en positivo este año", añade Sergio Carbajal, responsable de Hipotecas de Rastreator.

Pero ¿cuándo llegaremos a valores positivos?

Es la gran pregunta que se hacen ahora los expertos y que algunas entidades comienzan a despejar.

Bankinter, que hasta hace unas semanas preveía un euríbor en negativo al menos hasta 2024, ha dado un giro radical a sus previsiones y para este año sitúa el indicador en el 0,4%, lo que supondría volver a los niveles de 2014, mientras que para 2023 prevé un euríbor en el 0,80%, es decir, en niveles de agosto de 2012.

"Muchas veces ha habido cambios repentinos a corto plazo, con reajustes a medio plazo"

"Por primera vez en mucho tiempo, las previsiones apuntan a que podemos cerrar el año con el euríbor en positivo, cuando hasta el pasado trimestre no era así. No obstante, no hay que perder de vista que estas previsiones van cambiando cada trimestre en función de cómo van evolucionando los datos macroeconómicos, pero lo cierto es que, de cumplirse, abandonaríamos la senda de un euríbor en negativo, era en la que llevamos instalados desde febrero de 2016", asegura Pau A. Monserrat, profesor de la Universitat de les Illes Balears, economista y perito especializado en productos financieros y socio en Futur Finances.

Colombelli se muestra prudente. "No sería de extrañar que, de seguir esta misma tendencia, acabemos este año con el euríbor en valores positivos, aunque nuestra previsión es que posiblemente este 2022 lleguemos a cero, pero es muy difícil que lleguemos a un 0,5% o un 1% en positivo, porque sería muy raro que el BCE no actuara al respecto. Por ello, no debemos alarmarnos, ya que si observamos la evolución histórica del euríbor, vemos que muchas veces ha habido cambios repentinos a corto plazo, pero a medio plazo también hay reajustes".

¿Cómo afectará la remontada al bolsillo de los hipotecados? Aquellos que cuenten con una hipoteca a tipo fijo, producto estrella de los tres últimos años, no tienen de qué preocuparse. Sin embargo, aquellos con una hipoteca variable que tengan que revisarla en los próximos meses notarán una subida cada vez más significativa.

Entre 160 y 330 euros más al año

"Al aumento de los precios de las materias primas, de la energía y del gas, se une ahora un empeoramiento de los tipos de interés y el encarecimiento de las cuotas de las hipotecas a causa del cambio de tendencia del euríbor, lo que, de llegar a niveles más elevados, podría hacer que las familias se vieran aún más asfixiadas. Por tercer mes consecutivo, es decir, desde que comenzó el año, quienes tengan que revisar la cuota de su hipoteca variable verán cómo esta se incrementa. Esta vez entre 170 y 340 euros anuales, en función del importe del préstamo", apunta Colombelli.

Así, por ejemplo, según cálculos de iAhorro, un préstamo de 150.000 euros a 30 años con euríbor + 0,99% de diferencial pasará de pagar 449,05 euros al mes a 462,72 euros. De esta manera, la cuota mensual se encarecerá 13,67 euros, una cifra que no parece excesivamente elevada, pero que equivale a una subida anual de 164,04 euros. Para una hipoteca de 300.000 euros a 30 años, igualmente con un diferencial de euríbor + 0,99%, los clientes pagarán este mes 925,45 euros, mientras que en marzo de 2021 pagaban 898,10 euros. En este caso, el encarecimiento de su cuota es de 27,35 euros al mes y 328,20 euros al año.

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (EFE/Wittek)

Además, de cumplirse las previsiones que apuntan a un euríbor ya en terreno positivo en los próximos meses, el agujero en los bolsillos de las familias será cada vez mayor.

Así, por ejemplo, teniendo en cuenta las previsiones de Bankinter con un hipotético 0,40% previsto para diciembre de 2022, teniendo en cuenta el dato medio del euríbor de diciembre de 2021, que se situaba en un -0,502%, desde iAhorro calculan que quien tenga una hipoteca variable de 300.000 euros a 30 años, con euríbor + 0,99% de diferencial, verá cómo se incrementan sus cuotas en un año 115,29 euros al mes, lo que equivale a una subida anual de 1.383,48 euros. Esto significa que, mientras que en diciembre de 2021 pagaba 896,07 euros mensuales de cuota de hipoteca, un año después pagará 1.011,36 euros.

Por su parte, si se realiza el mismo cálculo para una previsión de que el euríbor alcance el 0,80% en diciembre de 2023, en este caso, según iAhorro, el aumento sería de 52,12 euros al mes respecto a 2022 (625,44 euros al año) y de 167,41 euros al mes respecto a 2021 (2.008,92 euros al año), pasando a pagar 1.063,48 euros en la cuota mensual de la hipoteca.

A la espera de la subida de tipos

"El BCE subirá los tipos en el segundo semestre para contener la inflación desbocada. Lagarde ya ha dicho que harán lo que sea necesario para aplacar la escalada de precios. Un 'whatever it takes 2.0', por lo que el euríbor a 12 meses estará en positivo antes de fin de año", asegura Luis Javaloyes, CEO de Agencia Negociadora, quien considera que "la incertidumbre ocasionada por la guerra en Ucrania, el alza en los tipos de interés, la elevada inflación que resta poder adquisitivo en las familias, el clima de desconfianza por los precios de la luz y los combustibles son factores que afectarán negativamente a un mercado inmobiliario que arrancó 2022 con cifras muy positivas".

De hecho, asegura que "el impacto en el mercado inmobiliario tendrá su efecto en los datos de nuevas hipotecas. Será muy complicado mantener los datos de crecimiento que se vieron en 2021. Además, los bancos tienen por delante el desafío de contener las cifras de morosidad, hasta ahora amortiguadas por las prórrogas en las carencias de los préstamos ICO Covid".

Además, Javaloyes opina que a la hipotecas a tipo fijo "no les queda mucho tiempo ya de reinado. Ya estamos viendo en muchas entidades un cambio de estrategia y cómo vuelven a poner el foco en las hipotecas variables. Aun así, y visto con cierta perspectiva, seguirá siendo muy barato financiarse a largo plazo a través de una hipoteca".

Opinión que comparte Pau Monserrat. "En apenas unos meses, las previsiones respecto al euríbor han dado un giro radical y todo apunta a que las hipotecas a tipo fijo dejarán de ser tan baratas como hasta ahora, las más baratas de la historia. No obstante, con el aumento del euríbor se van a ver beneficiados los hipotecados a tipo fijo". Este experto también ha constatado un pequeño cambio en la política de algunas entidades financieras que van a comenzar "a restringir o a no recomendar las hipotecas a tipo fijo. Comenzarán a decir que las mejores hipotecas son las variables y para ello, como ya han comenzado a hacer, bajarán los diferenciales".

"Las hipotecas a tipo fijo dejarán de ser tan baratas como hasta ahora"

También Sergio Carbajal lo ha constatado en Rastreator. "A día de hoy, desde las principales entidades bancarias se está haciendo un esfuerzo para mejorar los diferenciales de las hipotecas en modalidad variable y así hacer más atractivos estos productos para los clientes. Los tiempos en que se encontraban tipos fijos a 30 años cercanos al 1% ya han pasado y todo hace indicar que nos volveremos a situar en torno al 2%".

"Aun así", prosigue este experto, "el mercado aún no ha reaccionado y según los datos publicados por el INE, el 69,2% de las hipotecas constituidas durante el mes de enero han sido en modalidad fija, mientras que el 30,8% han sido en modalidad variable. Con el paso de los meses, veremos cómo estas diferencias se acercan cada vez más al 50%", concluye.

El euríbor se encuentra en plena remontada. El cambio de tono del Banco Central Europeo (BCE) y la más que previsible subida de tipos de interés ha dado alas al indicador que sirve de referencia a las hipotecas variables en España.

Euríbor Ley Hipotecaria Asociación Hipotecaria Española (AHE)
El redactor recomienda