Es noticia
Menú
Los Airbnb que no han resistido la pandemia: 14.522 menos en un año
  1. Vivienda
Recuperación desde febrero

Los Airbnb que no han resistido la pandemia: 14.522 menos en un año

Madrid y Barcelona concentran prácticamente la mitad de esta caída, que ha afectado más a las grandes ciudades

Foto: Vecinos del distrito centro protestan contra los pisos turísticos, en Madrid, el pasado mes de marzo. (Chema Moya/EFE)
Vecinos del distrito centro protestan contra los pisos turísticos, en Madrid, el pasado mes de marzo. (Chema Moya/EFE)

Dos veranos han pasado ya desde que el covid-19 apareció y el sector turístico ha sido uno de los más afectados por la pandemia. Este verano, había en España 14.522 viviendas turísticas menos que el anterior. El Instituto Nacional de Estadística (INE) publica hoy el número de viviendas turísticas en España y su capacidad en agosto y, aunque la caída en un año ha sido del 4,5%, el mercado de las casas vacacionales se está recuperando.

Foto: El logo de Airbnb, en el museo del Louvre, en París. (Reuters)

En febrero de este año, el INE cifró en 294.698 las viviendas turísticas, un 8,3% menos que en agosto de 2020. Y, ahora, la cifra del último agosto asciende a 306.974, un 4% menos que seis meses antes. Por el tipo de mercado, los meses de agosto son más comparables entre sí, y los datos muestran una caída generalizada, aunque a nivel municipal hay muchas diferencias.

En Casseres (Barcelona) y Gandesa (Tarragona) han pasado de tener una vivienda turística en 2020 a tener nueve: un incremento del 800%. Y en Salàs de Pallars (Lleida) han pasado de siete a 29, más del triple en un solo año. Más de 200 pueblos han pasado de no tener ninguna opción para alquiler vacacional a tener al menos una (se indica para estos casos un incremento del 100%, aunque no es posible calcular la variación porcentual). Destaca el caso de Brea del Tajo, en Madrid, donde en un año se ha pasado de 0 a 7. Y, en el lado opuesto, estaría Arakil, en Navarra, que de cinco viviendas turísticas ha pasado a no tener ninguna. Sin embargo, estas oscilaciones en municipios pequeños o con poco mercado de vivienda turística pueden responder a diferencias entre las temporadas turísticas de cada zona.

El número de viviendas turísticas ha bajado mucho más en las grandes ciudades que en el resto de municipios. Allí donde viven, al menos, 100.000 personas, este verano había un 13% menos de pisos para uso vacacional, muy por encima de la media nacional. De hecho, los pueblos de menos de 1.000 habitantes muestran una tendencia a la inversa del resto. Allí, el número de casas de uso turístico publicitadas ha crecido un 3,2% entre un verano y otro.

El 39,3% de las viviendas turísticas están en municipios de entre 10.001 y 50.000 habitantes y el 26% en los de más de 100.000 habitantes. Los municipios de menos de 1.001 habitantes solo acaparan el 3,7% del total.

Siguiendo las cifras publicadas hoy por el INE, las áreas densamente pobladas concentran el 34,8% de la oferta mientras que las de densidad media acaparan un 47,6% y las zonas poco pobladas un 17,6%. Y la caída ha sido, de nuevo, más acusada en las primeras: un 11,5% menos que en agosto.

Al final, la mayor parte de la oferta de vivienda turística se concentra en las zonas costeras (un 77%) y en los municipios de Madrid y Barcelona. Y precisamente en estas dos capitales, la caída ha sido más intensa: un 13,5% y un 25% menos de casas vacaciones, respectivamente. Y, dentro de cada una, hay también diferencia entre distritos. Chamberí es en Madrid el distrito que más ha reducido su oferta, un 18,5%, según los datos del INE. En Barcelona, el mismo análisis apunta a Sant Andreu como el distrito donde el alquiler vacacional ha resistido peor, con un 34,3% menos de casas disponibles este verano.

Entre los municipios con más de 1.000 viviendas destinadas al turismo, los mayores aumentos en agosto de 2021 en tasa anual se dan en Pollença (Baleares), Santanyí (Baleares), y La Oliva (Las Palmas). Pero, si tenemos en cuenta todos los municipios, con independencia de si tienen más o menos de 1.000 viviendas, aquellos que encabezan la lista con más proporción de vivienda turística son Sales de Llier, Búger y Pollença, el primero perteneciente a la provincia de Girona y los otros dos a Baleares.

Si analizamos el porcentaje de vivienda turística sobre el total de viviendas censadas, esto es, el peso real de la vivienda turística en cada zona, se observan resultados similares a los del número de moradas en total. Las cinco provincias con mayor porcentaje de apartamentos y pisos turísticos son Baleares, Girona y Las Palmas, seguidas de Santa Cruz de Tenerife y Málaga.

Por qué tenemos esta información

A partir del rastreo de la información en las páginas web de Airbnb, Booking y Vrbo, el INE pretende ofrecer una mejor cobertura a la información sobre las viviendas de uso turístico (VUT) y su impacto en las ciudades españolas. La operación forma parte de la estadística experimental y se justifica por el “auge que han tenido en los últimos años estas plataformas de alojamiento turístico”, según se explica en el proyecto técnico.

Desde finales de 2019, se empezaron a desarrollar los programas de extracción de información de estas plataformas para aportar esta información que también pretende utilizarse en otras encuestas como la de ocupación hotelera, la de apartamentos turísticos, turismo rural y ocupación en 'camping'.

Dos veranos han pasado ya desde que el covid-19 apareció y el sector turístico ha sido uno de los más afectados por la pandemia. Este verano, había en España 14.522 viviendas turísticas menos que el anterior. El Instituto Nacional de Estadística (INE) publica hoy el número de viviendas turísticas en España y su capacidad en agosto y, aunque la caída en un año ha sido del 4,5%, el mercado de las casas vacacionales se está recuperando.

Pandemia Vivienda
El redactor recomienda