De 10.000 en 10.000 €: puja reñida por el piso adjudicado por el Museo del Prado en 3,23 M
  1. Vivienda
UN MATRIMONIO ESPAÑOL

De 10.000 en 10.000 €: puja reñida por el piso adjudicado por el Museo del Prado en 3,23 M

La subasta arrancaba a las 12:12 horas del miércoles 27 de octubre y finalizaba apenas 25 minutos después. El precio de salida, 1,8 millones de euros y la oferta final, 3,23

Foto: Entrada del piso que sale a subasta. (Ministerio de Hacienda)
Entrada del piso que sale a subasta. (Ministerio de Hacienda)

La subasta ha arrancado a las 12:12 horas de este miércoles 27 de octubre y ha finalizado apenas 25 minutos después. El precio de salida, 1,8 millones de euros. La última puja, la de la paleta con el número 26: 3.230.000 euros, un 80% por encima del precio de salida. El objeto de deseo, una vivienda de 340 metros cuadrados en pleno centro de Madrid, junto al parque de El Retiro.

El auditorio del Museo del Prado ha sido testigo de una subasta insólita en su historia y también en la del Segipsa (Sociedad Mercantil Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio), encargado de organizar la venta pública. Insólita porque lo que allí se subastaba no era ni un piso, ni una escultura, ni cualquier otra obra de arte relacionada con el museo, sino una enorme vivienda situada en la calle Menéndez Pelayo, 11.

Un piso que fue legado al museo por Juan José Luna, un amante del arte que fue conservador y jefe del departamento de Pintura del siglo XVIII del Museo del Prado y que, tras su muerte, decidió nombrar a la pinacoteca madrileña heredera universal de todos sus bienes. Ni el Museo del Prado ni Segipsa había celebrado hasta ahora una subasta tan singular, como lo manifestaba el presidente del organismo antes de dar comienzo al acto, en el que también ha estado presente la directora gerente del museo. Sin duda, un día histórico.

Foto: Entrada del piso que sale a subasta. (Ministerio de Hacienda)

La subasta, como ya adelantaba El Confidencial, había despertado el interés de más de un centenar de grandes fortunas, entre ellas, ricos mexicanos y venezolanos, pero también españoles. Y este enorme interés ha quedado también patente en el auditorio, en el que se congregaban más de un centenar de personas para pujar, pero también para presenciar un evento tan importante para el museo.

La puja arrancaba a las 12:12 con una oferta en sobre cerrado de 2,1 millones de euros. A partir de ahí, pujas en tramos de 10.000 en 10.000 euros a golpe de paleta alzada. 25 minutos rápidos y decididos, solo dubitativos en las pujas finales, cuando el tira y afloja entre ofertas se disputaba por encima de los 3,2 millones entre solo dos paletas, la número 26 y la número 29, números tras los que se escondía la identidad de los interesados en la vivienda.

Los 3,23 millones de euros supone un precio por metro cuadrado de 10.000 euros

Al final, 3.230.000 euros para la paleta 26. Casi un 80% por encima del precio de primera licitación, un precio que supone pagar a 10.000 euros el metro cuadrado y que, según varios expertos consultados del mercado de lujo, hace pensar en que el ganador de esta subasta no habría comprado como inversión, sino para uso propio. Estos mismos expertos aseguran que, como inversión, el precio habría rondado los 2,4 millones de euros.

Sobre la identidad del adjudicatario, pocos datos. Según fuentes consultadas por El Confidencial, que ha estado presente en la subasta, habría sido un matrimonio español con cuya puja el Museo del Prado podrá cumplir la voluntad de Juan José Luna: comprar obras, preferentemente de la escuela francesa, que era la materia de conocimiento del conservador, que falleció en marzo del año pasado a los 74 años, con medio siglo de vida ligado al museo y completando, de esta manera, la obra a la que Luna dedicó toda su vida, incluso después de su muerte.

Hombre de arte y gran mecenas

Juan José Luna designó al Museo del Prado heredero universal de todos sus bienes mediante testamento de 25 de mayo de 1995, convirtiéndose, según la pinacoteca, en "uno de los mecenas más destacados en la historia" del museo. Entre los bienes legados se incluye una colección de arte integrada por más 700 dibujos y estampas, 50 óleos y algunos muebles, que ya están siendo objeto de estudio por parte del museo, además de la vivienda subastada.

Luna era doctor en Filosofía y Letras, especialidad Historia, por la Universidad Complutense de Madrid y empezó a colaborar con el Museo del Prado en 1969. 11 años después, ganó las oposiciones a conservador y, desde entonces, fue jefe de departamento, primero del de Pintura Francesa, Inglesa y Alemana y, a partir de 2003, del de Pintura del siglo XVIII.

placeholder Edificio donde se sitúa la vivienda subastada.
Edificio donde se sitúa la vivienda subastada.

Durante su dilatada trayectoria profesional, realizó diversas exposiciones en el Prado y escribió libros, guías, artículos y ponencias para congresos, relativos a las colecciones del museo. También impartió clases como profesor asociado en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid y en otros centros universitarios y dirigió varias tesis doctorales.

Académico numerario de la Real Academia de Doctores y de la Real Academia de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, formó parte del Patronato del Museo Español de Arte Contemporáneo y de la Junta Superior de Museos de España, fue patrono de la Real Fábrica de Vidrio y Cristal de La Granja, presidente de la Alliance Française de Madrid, vocal de la junta directiva de la Fundación Hispano-Británica, miembro de la Societé de l'Histoire de l'Art Française y del Centro de Estudios del siglo XVIII y socio de honor del Instituto Francés de Madrid.

Casas de lujo Subasta Museo del Prado