De pisos de lujo a hotel: Platinum pone en venta su último proyecto en Madrid por 30 M
  1. Vivienda
RECUPERAR EL USO HOTELERO

De pisos de lujo a hotel: Platinum pone en venta su último proyecto en Madrid por 30 M

En 2015, Platinum compraba el edificio situado en la calle Zorrilla 19 por 15 millones de euros. Entonces, los planes del grupo inversor de Hong Kong era convertirlo en residencias de lujo

placeholder Foto: Zorilla 19. (Foto: Engel & Völkers)
Zorilla 19. (Foto: Engel & Völkers)

Platinum Estates, el grupo inversor de Hong Kong liderado por el empresario indio Harry Mohinani, ha puesto precio a su último proyecto residencial de lujo en Madrid capital. La compañía busca un comprador dispuesto a pagar, al menos, 30 millones de euros por un edificio situado en la calle Zorrilla 19, justo detrás del Congreso de los Diputados. Hasta ahora, contaba con 11 viviendas de lujo, cuyas obras de rehabilitación ya han concluido.

Eso sí, el objetivo de Platinum es recuperar el uso hotelero que inicialmente tenía el inmueble, y presentar un nuevo plan especial y un proyecto que contempla la transformación de las viviendas en un hotel de cuatro estrellas de 75 habitaciones.

Recuperar el uso hotelero del edificio: un cuatro estrellas de 75 habitaciones

Según confirman a El Confidencial fuentes de la compañía, la tramitación del plan especial ha sido encargada ya un arquitecto —Javier García Alba, del estudio Agas—, que deberá realizar toda la tramitación urbanística necesaria para recuperar el uso hotelero. Un proceso que, según las fuentes consultadas, podría llevar entre cuatro y seis meses.

¿Por qué recuperar el uso hotelero? En 2015, Platinum compró el edificio por 15 millones de euros. Entonces, los planes del grupo pasaban por rehabilitarlo y poner en el mercado apartamentos o residencias que disfrutaran de todos los servicios del Hotel Asturias, en la plaza Canalejas, que había sido adquirido por Platinum en 2014 y que, tras firmar un acuerdo con el mayor grupo hotelero del mundo, Marriott Internacional, se acabaría convirtiendo en el nuevo Hotel W Madrid.

Aquella idea pasó a un segundo plano en pleno auge del mercado residencial de lujo y Platinum comenzó a tramitar el cambio de uso a residencial mediante un plan especial que ha permitido la construcción de 11 viviendas lujo de entre 130 y 260 metros cuadrados, a precios desde tres millones de euros.

Deshaciendo posiciones en España desde 2018

Sin embargo, finalmente, ante el cambio de ciclo inmobiliario y debido a los efectos provocados por la pandemia —que impiden, por ejemplo, la llegada de grandes fortunas latinoamericanas, público objetivo de este tipo de viviendas—, Platinum decidió finalmente no arrancar con la comercialización de las viviendas para facilitar la venta del edificio una vez recuperado el uso hotelero, tal y como explican las mismas fuentes, que aseguran que el acercamiento que han recibido de potenciales interesados ha sido con la idea de reconvertir el edificio en un hotel o darle un uso turístico.

Foto: El inminente cambio de ciclo llega al lujo: cuesta vender casas de más de un millón. (EFE)

Situado en el barrio de Las Cortes, el edificio fue construido a finales del siglo XIX y se encuentra incluido en el Catálogo de Edificios Protegidos de Madrid. Se trata del último activo de Platinum en Madrid, puesto que en 2018 la familia Mohinani vendió a inversores venezolanos su proyecto residencial de lujo en General Oraá 9. La compañía ha ido deshaciendo poco a poco posiciones en España, ya que a finales de 2019 también cerraba la venta el Hotel Asturias a la socimi Millenium, por 82 millones de euros, más del doble de los 35 millones que pagó a la familia Salazar por él en 2014.

También en 2019, el grupo vendió a los británicos Henderson Park el Hotel Aloft Madrid Gran Vía. Es decir, en dos años y medio, Platinum Estates ha ido deshaciendo posiciones en el mercado inmobiliario español, lo que le permite afrontar la crisis con suficiente liquidez para estudiar oportunidades en el mercado, tal y como hizo hace más de un lustro.

Platinum Estates aterrizó en el negocio inmobiliario español en 2014, cuando los inversores interesados en invertir en España se contaban con los dedos de una mano. Su primera adquisición fue la antigua sede de Telefónica en Barcelona por 56,4 millones de euros, y desde entonces ha desembolsado más de 400 millones en activos repartidos entre Madrid, Barcelona y Marbella (Málaga), con una estrategia focalizada en activos 'distressed', es decir, que ofrezcan grandes descuentos, pero en ubicaciones 'prime' y fundamentalmente hoteleros.

De hecho, el grupo inversor tiene actualmente en marcha dos proyectos hoteleros en la Costa del Sol. Un hotel de lujo en Casares, Estepona, y el futuro Hotel W en Marbella Resort, que albergará también residencias vinculadas al hotel, y que ha sido declarado por la Junta de Andalucía proyecto de interés estratégico, lo que agilizará los trámites urbanísticos, según las fuentes consultadas.

Platinum Estates, el grupo inversor de Hong Kong liderado por el empresario indio Harry Mohinani, ha puesto precio a su último proyecto residencial de lujo en Madrid capital. La compañía busca un comprador dispuesto a pagar, al menos, 30 millones de euros por un edificio situado en la calle Zorrilla 19, justo detrás del Congreso de los Diputados. Hasta ahora, contaba con 11 viviendas de lujo, cuyas obras de rehabilitación ya han concluido.

Casas de lujo Hong Kong Hoteles Inversión inmobiliaria
El redactor recomienda