HASTA UNA ESTACIÓN DE SERVICIO

Subasta de Hacienda en Barcelona: terrazas con piscina, discotecas y un McDonald's

Como ya sucedió en 2013 y 2014, en plena crisis económica e inmobiliaria, las administraciones públicas han reanudado o convocado varias subastas de 'ladrillo' público

Foto: Imagen del local alquilado a McDonald's.
Imagen del local alquilado a McDonald's.
Adelantado en

Nueva oleada de subastas de activos inmobiliarios de titularidad pública. Como ya sucedió en 2013 y 2014, en plena crisis económica e inmobiliaria, las administraciones públicas han reanudado o convocado varias subastas con el objetivo de soltar lastre inmobiliario y de conseguir unos ingresos extra en un entorno de incertidumbre y crisis económica.

Desde que arrancó el verano, el Ministerio de Defensa ha sido el más activo, retomando la enajenación de varios activos inmobiliarios valorados en 19 millones de euros a principios de junio, y en julio, de un nuevo paquete por 33 millones.

Días más tarde, a finales de julio, la Delegación de Economía y Hacienda de Barcelona se sumaba a esta nueva fiebre vendedora para colgar el cartel de 'se vende' en una treintena de activos que suman unas 40 hectáreas, por los que espera conseguir casi 70 millones de euros y entre los que se encuentran un restaurante alquilado actualmente a McDonald's, una estación de servicio con gasolinera arrendada a Repsol, además de varias superficies y locales comerciales —muchos de ellos discotecas— situados en el Hotel Arts y en el Centro Comercial Marina Village y más de 500 plazas de aparcamiento en el subsuelo del Centro Comercial Marina Village. Locales todos ellos situados en primera línea de playa, entre el Hotel Arts y el Hospital del Mar.

Unos locales que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pidió que el Estado cediera al consistorio para la ampliación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la ciudad y para que la zona dejara de concentrar discotecas —Shoko, Carpe Diem, Opium o Pacha—, tal y como informó 'El País'. Según consta en el pliego de la subasta, los arrendatarios con contrato en vigor ostentarán un derecho de adquisición preferente sobre los inmuebles objeto de los arrendamientos.

Zona de la Villa Olímpica donde se encuentran la mayoría de los activos subastados.
Zona de la Villa Olímpica donde se encuentran la mayoría de los activos subastados.

Por el local que ocupa ahora mismo un McDonald's, con casi 2.000 metros cuadrados de suelo, Hacienda espera conseguir algo más de 3,5 millones de euros, mientras que por el área de servicio situada justo al lado de este restaurante, en la avenida del Litoral 45, en la Villa Olímpica de Barcelona —casi 2.300 metros cuadrados—, las aspiraciones del Gobierno pasan por conseguir casi 10,7 millones. Actualmente, este activo está alquilado a Repsol.

Junto a estos dos inmuebles, el Estado saca a subasta varios locales más y medio millar de plazas de aparcamiento, todos ellos en el Front Marítim, una zona que concentra media docena de discotecas en primera línea de playa junto al Hospital del Mar y el Hotel Arts Villa Olímpica. La subasta se produce tras un año de negociaciones con el Ayuntamiento de Barcelona, que aspiraba a conseguir la cesión de dichos locales, lo que finalmente no ha sucedido, y una vez que ha expirado el contrato mercantil de alquiler vigente de los locales, cuya concesión a 30 años finalizó en 2019.

Derecho de adquisición preferente

El activo más caro —por importe de licitación sale a subasta por casi 18,5 millones de euros— se trata de una superficie de algo más de 6.000 metros cuadrados alquilados al Hotel Arts Villa Olímpica, y consta de una terraza ajardinada y una piscina situadas en la cubierta de varios locales comerciales, así como de un restaurante. El resto de locales se encuentran arrendados a Inmuebles Marina Village, Vértice Real Estate o a la Joyería Tous. Asimismo, por las más de 500 plazas de aparcamiento que Hacienda saca a subasta en la Villa Olímpica, en tres lotes, espera conseguir más de 10 millones de euros.

Las ofertas podrán presentarse hasta el 7 de octubre de 2020, mientras que la apertura de los sobres y la celebración de la subasta tendrán lugar unos días más tarde, el 19 de ese mismo mes.

En dos meses, Hacienda palpará el apetito real de los inversores en un contexto de incertidumbre y de crisis por culpa de la pandemia, que ha sacudido con fuerza este sector y ha provocado, como ya sucedió en 2013 y 2014, la entrada en el mercado de los primeros fondos oportunistas, que buscan hacerse con activos con importantes descuentos.

La última gran subasta del Estado tuvo lugar a finales del año pasado, en el mes de noviembre, y supuso todo un fiasco. La Tesorería General de la Seguridad Social sacó a subasta un edificio en Pozuelo de Alarcón por el que esperaba conseguir hasta 60 millones de euros. No recibió ni una sola oferta. Un año antes, sin embargo, tuvo más suerte, con la venta de uno de los solares más codiciados de Madrid. En noviembre de 2018, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre obtuvo 33,5 millones de euros por un solar cuyo precio de salida se situaba en 17 millones y por el que pujaron hasta 16 contrincantes. Una cooperativa gestionada por Grupo Ibosa se llevó, finalmente, el gato al agua, con la oferta más elevada.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios