GOTEO DE SENTENCIAS DESDE 2013

Europa vuelve a cuestionar el sistema hipotecario español... y aún no ha acabado

Como un grifo roto que no deja de gotear. Las sentencias del TJUE son continuas desde hace años y han ido sacando, poco a poco, los colores a la banca española y al Tribunal Supremo

Foto: Europa vuelve a cuestionar el sistema hipotecario español... y aún no ha acabado. (Ilustración: Raúl Arias)
Europa vuelve a cuestionar el sistema hipotecario español... y aún no ha acabado. (Ilustración: Raúl Arias)

Como un grifo roto que no deja de gotear. Las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) son continuas desde hace años y han ido sacando, poco a poco, los colores a la banca española, por sus hipotecas plagadas de cláusulas abusivas, y al Tribunal Supremo, cuyos dictámenes han sido, en más de una cuestión, puestos en duda.

En los últimos quince días, Europa ha vuelto a la carga tras pronunciarse sobre las cláusulas abusivas en las novaciones hipotecarias, que han permitido a la banca reclamar toda la deuda a un cliente a partir de un solo impago, y sobre la devolución de los gastos hipotecarios en el caso de abusividad —sentencia de este mismo jueves—, poniendo, asimismo en duda, la comisión de apertura que cobra la banca cuando se contrata un préstamo hipotecario.

Todas estas sentencias responden a cuestiones prejudiciales planteadas por los jueces españoles con dudas sobre la aplicación de una norma comunitaria en una determinada causa o sobre la aplicación de determinadas sentencias del Tribunal Supremo que han generado una gran división judicial como fue la no retroactividad de las cláusulas suelo o, más recientemente, la sustitución del IRPH por otro índice, en caso de abusividad.

En los últimos siete años, el goteo de sentencias del TJUE en torno a asuntos como las cláusulas suelo, hipotecas multidivisa, vencimiento anticipado, gastos hipotecarios o IRPH, han sido continuas. Y la acumulación de cuestiones prejudiciales, el día a día en la curia europea. Para que nos hagamos una idea, en su sentencia de este jueves sobre gastos hipotecarios, el TJUE respondía a quince cuestiones prejudiciales. A pesar de la multitud de sentencias procedentes de Europa —durante algunos meses han sido diarias—, todavía no se han resuelto las dudas de todos los jueces.

De hecho, aún quedan cuestiones que resolver en torno a los gastos hipotecarios y el IRPH —pinche para ver los asuntos pendientes—, por lo que la batalla entre la banca y los consumidores aún escribirá varios capítulos más en los próximos meses. De hecho, según adelantaba 'Confilegal' a principios de junio, el propio Tribunal Supremo está preparando una cuestión prejudicial ante el TJUE a raíz de la sentencia europea sobre el IRPH.

Pistoletazo de salida en 2013

Si hubiera que poner una fecha clave en la que las sentencias del TJUE han supuesto un antes y un después en devenir judicial en España y en el 'modus operandi' de las entidades financieras, esa es el 14 de marzo de 2013. Ese año, el TJUE sacó los colores a la banca española al poner de manifiesto el carácter abusivo de determinadas cláusulas incluidas en los contratos hipotecarios.

Aquel fallo también dejó al descubierto las ineficiencias del sistema judicial español que, en aquel momento, impedía a los jueces paralizar una ejecución hipotecaria aunque esta hubiera sido provocada o desencadenada por una cláusula abusiva en la hipoteca. El conocido 'caso Aziz' dejó en evidencia a la banca española ante Europa, ya que sacó a la luz las perversas consecuencias de las cláusulas abusivas sobre los consumidores.

Desde entonces, ha habido varios fallos que han asestado duros golpes a la banca y también al Tribunal Supremo, como el del 21 de diciembre de 2016, cuando el TJUE sacaba los colores al Alto Tribunal al estimar que limitar la retroactividad de la devolución de lo cobrado en exceso a mayo de 2013, fecha de la primera sentencia del Supremo sobre este asunto, se oponía al derecho comunitario, lo que en la práctica equivalía a reconocer la retroactividad total desde la firma del préstamo.

Casi un año más tarde, en noviembre de 2017, la justicia europea se pronunciaba sobre las hipotecas multidivisa, al dictaminar que son abusivas en aquellos casos en que el cliente no fue debidamente informado sobre el tipo de producto que estaba contratando y los riesgos que asumía al hacerlo. Y en el verano de 2018, los bancos españoles volvían a sufrir un nuevo revés de Europa que, en esta ocasión, sí avalaba la jurisprudencia del Tribunal Supremo al considerar que las entidades no podían cobrar intereses de demora dos puntos porcentuales superiores a los ordinarios del préstamo impagado.

En los dos últimos años, miles de hipotecados han estado pendientes de tres sentencias clave: IRPH, vencimiento anticipado y gastos hipotecarios

En los dos últimos años, miles de hipotecados han estado pendientes de tres sentencias clave: IRPH, vencimiento anticipado y gastos hipotecarios. Esta última se ha conocido esta misma semana, mientras que la del IRPH llegó a principios de marzo, días antes de que estallara la crisis del coronavirus. En este caso, el TJUE ha abierto la puerta a que los jueces nacionales comprueben el carácter abusivo de la fórmula para calcular el IRPH y, en caso de serlo, que sea sustituido por otro índice.

Justo un año antes, en julio de 2019, la justicia europea asestaba un nuevo revés a la banca respecto a la cláusula de vencimiento anticipado. El TJUE ya se había pronunciado sobre ella en marzo de 2019, si bien, según los expertos, no fue tan contundente como se esperaba, lo que generó dudas entre los jueces acerca de la situación en la que quedaban miles de procedimientos que se encontraban suspendidos pendientes de aquella sentencia.

IRPH, gastos hipotecarios...

Entre las dudas planteadas, por ejemplo, si el juez nacional podía suprimir la cláusula abusiva sustituyéndola por una norma supletoria de derecho nacional, siempre y cuando no dejase al consumidor en una situación más perjudicial. En su sentencia posterior, la curia europea zanjaba la polémica: la última palabra sobre si se continúa adelante con un desahucio o no, la tiene el propio consumidor. Una sentencia que, sin embargo, en la práctica solamente ha aplicado un juez en España.

En los últimos quince días, dos sentencias han provocado una nueva sacudida en el sector financiero. La primera, sobre las novaciones hipotecarias. Contratos cuyas cláusulas también podrán examinar los jueces por si contuvieran cláusulas abusivas y que proliferaron cuando se decretó la retroactividad total en las cláusulas suelo, lo que llevó a la banca a cambiar las condiciones de los contratos, obligando además al cliente a renunciar a emprender acciones legales, perdiendo con ello el dinero abonado de más en muchos casos.

La segunda llegaba este mismo jueves, cuando el TJUE ha dictaminado que las cantidades pagadas en concepto de gastos de hipoteca a raíz de una cláusula declarada abusiva, deben ser devueltos al consumidor salvo que el derecho nacional disponga lo contrario.

¿Se cerrará algún día el círculo judicial?

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios