El 'gentleman' que aparcó el lujo para apostar fuerte por residencias de estudiantes
  1. Vivienda
JAMES ALISTAIR PRESTON

El 'gentleman' que aparcó el lujo para apostar fuerte por residencias de estudiantes

Su nombre completo es Jame Alistair Preston y es un viejo conocido en el mercado residencial de Madrid, ya que invierte en España desde los años noventa

placeholder Foto: Proyecto de lujo previsto en General Martínez Campos 19.
Proyecto de lujo previsto en General Martínez Campos 19.

Su nombre completo es James Alistair Preston y es un viejo conocido en el mercado residencial de Madrid, ya que vive en nuestro país desde hace más de 20 años e invierte en él desde los años noventa, tras su paso por Jones Lang Lasalle y Aguirre Newman como director de Inversiones, aunque inició su carrera en Healey and Baker —actualmente Cushman and Wakefield— en 1990.

Licenciado en Historia por la Universidad de Londres y miembro de The Royal Institution of Chartered Surveyors (RICS), ha sido uno de los inversores más activos de la última década, aunque su apellido, o el de la firma que dirigía —Rockspring Property— saltó a la palestra informativa a finales de 2016 tras la compra de Serrano 7 y el éxito en la venta de sus lujosas viviendas, cuya compra y su posterior venta hicieron de oro a muchos inversores que vieron en este activo y en sus lujosas unidades una posibilidad de conseguir pingües beneficios.

Además, el ático de este edificio protagonizó, a finales de 2016, la gran venta en el mercado de lujo tras el estallido de la crisis. Por sus 600 metros cuadrados, un inversor nacional, de identidad desconocida, pagó nueve millones de euros, un precio que marcó un antes y un después en el mercado residencial de lujo en la capital, ya que se convirtió en la mayor transacción de una vivienda no unifamiliar registrada en más de una década.

Detrás de aquel edificio se encontraba la división ibérica de Rockspring Property Investment Managers —Rockspring Iberia—, dedicada a la gestión de activos de fondos institucionales, y James Alistair Preston fue vicepresidente primero y consejero delegado después, además de su principal accionista, de esta compañía que en 2017 acabó en manos de la gestora alemana Patrizia. Apenas un año más tarde, Preston intentó repetir jugada inmobiliaria en General Martínez Campos 19, un edificio que había sido adquirido por el fondo inmobiliario Europa Capital de la mano de la firma de Richelieu Developments —que iba a ser la encargada de la rehabilitación del edificio—, por 25 millones de euros.

placeholder James Alistair Preston. (LinkedIn)
James Alistair Preston. (LinkedIn)

Detrás de este fondo, con sede en Londres y vehículo a través del cual The Rockefeller Group —que controla la compañía japonesa Mitsubishi Estate— realizaba sus inversiones en el continente europeo y detrás de Richelieu Developments, de nuevo, el nombre de James Alistair Preston y Temprano Capital Partners.

Situado a escasos 500 metros del paseo de la Castellana, junto al codiciado barrio de Salamanca, el edificio pondría en el mercado 27 viviendas de lujo —cinco áticos, tres de ellos dúplex— y estaba llamado a convertirse en uno de los grandes proyectos de lujo del distrito de Chamberí. Sin embargo, un fatal accidente provocó el derrumbe del edificio y dos muertes, y situó el inmueble en una situación muy complicada que se zanjó a finales de 2019 con su venta, por 20 millones de euros —cinco millones por debajo de lo que costó— al fondo de capital mexicano Terralpa, vehículo fundado por Ramón Hermosilla Gómez-Cuétara junto a los inversores Rodrigo Lebois (Unifin) y José Ramón Liñero (Terrafondo).

Segundo operador en 2022

Preston también figura como consejero delegado de Uro Property Holdings Socimi, que se fundó con los activos de las oficinas del Santander, pero si en algo ha destacado el último año ha sido en su papel como cofundador de la gestora Temprano Capital Partners, cuya apuesta por el sector de las residencias de estudiantes en España ha sido muy intensa desde finales de 2018, cuando adquirió un suelo en Sevilla para un proyecto de algo más de 500 camas y otro en Valencia para 290 plazas. Un año más tarde, la compañía adquiría otro suelo en Getafe para otras 400 camas.

Estas y otras adquisiciones convertirán Livensa Living, marca bajo la que operan las residencias de estudiantes de Temprano Capital Partners, en el segundo operador y gestor de camas en España, con más de 6.000 completamente operativas en 2022. Solamente por detrás de RESA, con más de 9.000 camas.

La apuesta por este segmento parece clara. Según el informe presentado este lunes por JLL, las residencias de estudiantes se posicionan como uno de los activos para rentables (4,75%), solamente por detrás de hoteles (5,5%-5%) y residencias de la tercera edad (5%). Además, en 2019, la cifra de inversión, cercana a los 450 millones de euros, duplicó las cifras de un año antes, y aunque el coronavirus ha dejado en 'stand by' muchas operaciones, desde JLL consideran que en los próximos meses saldrán al mercado carteras enfocadas a un inversor más institucional.

Su nombre completo es James Alistair Preston y es un viejo conocido en el mercado residencial de Madrid, ya que vive en nuestro país desde hace más de 20 años e invierte en él desde los años noventa, tras su paso por Jones Lang Lasalle y Aguirre Newman como director de Inversiones, aunque inició su carrera en Healey and Baker —actualmente Cushman and Wakefield— en 1990.

Casas de lujo Residencias de estudiantes Mercado inmobiliario
El redactor recomienda