APENAS CUATRO EUROS AÑO

Buenas y malas noticias para los hipotecados: sube la cuota, pero no mucho

La remontada del euríbor de las últimas semanas ha impulsado la media del indicador ligeramente por encima de los niveles de hace un año

Foto: Buenas y malas noticias para los hipotecados: sube la cuota, pero no mucho. (Foto: iStock)
Buenas y malas noticias para los hipotecados: sube la cuota, pero no mucho. (Foto: iStock)

Primera subida de la cuota de las hipotecas a la vista. La remontada del euríbor de las últimas semanas ha impulsado la media del indicador ligeramente por encima de los niveles de hace un año, lo que significa que, por primera vez en año y medio, sube la cuota de las hipotecas. La buena noticia es que el incremento será anecdótico para todos aquellos que deban revisar su préstamo en mayo con el cierre del euríbor de abril.

A falta de una sesión para despedir abril, la media mensual del índice -que sirve de referencia a la inmensa mayoría de las hipotecas a tipo variable que se firman en España- se sitúa en el -0,106%, ligeramente por encima del -0,112% de hace justo un año. Esto supone que para una hipoteca de 150.000 euros a un plazo de 20 años y con un diferencial del 1% sobre el euríbor, la cuota mensual se encarecerá 0,38 euros, es decir, apenas cuatro euros al año, según estimaciones de Rastreator.

"El euríbor no deja de sorprendernos. El principal indicador de las hipotecas variables ha cerrado el mes de abril en el -0,10%, lo que significa un leve aumento respecto al dato registrado en abril de 2019 (-0,112%), pero además, si los comparamos con el cierre de marzo (-0,266), estamos hablando de una subida del 60%, por lo que podríamos estar ante un cambio de tendencia en el indicador", señala el director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli.

"Desde que se inició la crisis del coronavirus, el euríbor se ha ido acercando a cero progresivamente, aunque no termina de abandonar el terreno negativo", asegura Colombelli para quien nos encontramos en un periodo de mucha incertidumbre, aunque descarta que nos encontremos ante un problema de liquidez como sucedió en 2008.

Los expertos señalan en que la evolución futura del euríbor dependerá de la evolución de la crisis económica derivada del coronavirus. Y consideran que la escalada del indicador se mantendrá durante un tiempo como consecuencia de unos tipos de interés congelados en el 0% y de la inyección de liquidez en los mercados, ambas medidas incluidas en el plan frente al covid-19 impulsadas por el Banco Central Europeo (BCE) y los diferentes gobiernos de los países de la Unión Europea. Pero, ¿será todo esto suficiente para que el indicador regrese a terreno positivo este año?

"En este mes de abril el euríbor ha cotizado 20 días en los que hemos visto grandes subidas, sobre todos los primeros días del mes, el día 9 de abril llegó a situarse en el -0,087%. Sin embargo, en la segunda parte del mes de abril ha habido pequeñas subidas y bajadas que han mantenido al índice más o menos estable", destaca el directivo de iAhorro. “Si seguimos con esta tendencia, el euríbor podría llegar a cero a medio plazo. De todas maneras, en esta situación hay que valorar el euríbor cada día y cada semana. No creo que se produzca un cambio radical de tendencia, pero la incertidumbre está provocando estas leves subidas y bajadas", destaca el director de Hipotecas de iAhorro.

"Lo que sí está claro", añade, "es que el llegar a cero está cada vez más cerca, aunque es posible que haya que esperar a 2021. Coincido con los principales indicadores que señalan que el índice terminará el año en negativo”. En este sentido, las últimas previsiones de Bankinter, siguen situado al euríbor en terreno negativo tanto en 2020 (-0,15%) como en 2021 (-0,10%).

Sin cambios en la oferta hipotecaria

Respecto a cómo están actuando las entidades financieras durante esta crisis y si están aprovechando para subir o bajar sus ofertas hipotecarias, Simone Colombelli señala que desde que se inició la crisis en marzo, los bancos han mantenido sus ofertas y no han tomado medidas drásticas.

Por su parte, Sergio Carbajal, responsable de hipotecas de Rastreator destaca cómo "la mayoría de entidades está entrando en el mercado de cambio de hipoteca o mejora de las condiciones de hipotecas de la competencia como forma de captación de nuevos clientes. Hasta hace poco, eran pocas las interesadas en esta estrategia pero con el freno de la solicitud de hipotecas de compraventa, la subrogación se convierte en una vía interesante de captación de clientes".

"El interés por estos productos también lo vemos en los clientes. De hecho, desde el inicio del estado de alarma las consultas de mejora de hipoteca en el comparador de Rastreator han pasado de representar un 10% del total a un 15%", asegura Carbajal.

Respecto a quienes iniciaron la búsqueda de una hipoteca antes de que estallara la crisis, iAhorro.com también ha detectado algunos cambios. "Aquellos que quieren formalizar ahora sus hipotecas y están en un ERTE tienen más problemas que los que siguen trabajando con normalidad. A las entidades financieras les preocupa que este ERTE pueda convertirse en un ERE y esto conlleve un mayor riesgo para ellos. En la actualidad, la principal preocupación para las entidades es el mercado laboral y cómo su recuperación puede afectar al endeudamiento de las familias".

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios