EL INTERBANCARIO, ROTO, SEGÚN LOS EXPERTOS

Remontada espectacular del euríbor, que amenaza con subir la hipoteca en mayo

El euríbor inició su remontada hace 20 días y podría traer la primera la subida de la cuota de las hipotecas en cuatro años

Foto: Imagen: iStock.
Imagen: iStock.

Cuatro años después, el euríbor se aproxima a terreno positivo. El indicador, que sirve de referencia para la inmensa mayoría de las hipotecas en España, inició su remontada hace 20 días, una remontada que podría provocar la subida de la cuota de las hipotecas para aquellos que deban revisar su préstamo con el cierre del euríbor de este mes de abril. Se trataría también de la primera subida en cuatro años.

Los analistas explican la fuerte recuperación del euríbor debido a la existencia de un mercado interbancario en el que los bancos se prestan dinero unos a otros completamente roto, como sucede siempre que se dispara la incertidumbre, ya que la banca prefiere acudir al Banco Central Europeo (BCE) para financiarse o lanzar cédulas para tener liquidez antes que tener que prestarse entre sí.

El euríbor ha pasado de rozar mínimos históricos a acercarse al 0% apenas 20 días después

El indicador ha pasado de rozar mínimos históricos en el -0,368% —el 12 de marzo, cuando se suspendieron las clases en España y el estado de alarma parecía inminente— a acercarse al 0% apenas 20 días después. El pasado 9 de abril, último dato disponible, despidió la sesión en el -0,087%.

A pesar de que el indicador solamente ha cotizado siete días del mes de abril y quedan tres semanas por delante para despedir el mes, la media mensual se sitúa actualmente en el -0,129%, muy cerca del -0,112% de hace un año, de tal manera que si mantiene su tendencia alcista, todo apunta a que aquellos que deban revisar su hipoteca durante el mes de mayo previsiblemente experimentarán un aumento en la cuota. Un incremento que llegaría antes de lo previsto, puesto que la subida estaba prevista para el verano.

Eso sí, la futura subida de la cuota no parece que vaya a comprometer la economía de las familias, aunque no deja de ser una mala noticia para miles de familias, especialmente aquellas que, por culpa del coronavirus, se han visto afectadas por un ERTE y podrían verse en la situación de tener que acogerse a una moratoria hipotecaria. Una moratoria, no obstante, a la que no podrán acogerse todos los hipotecados que hayan perdido su trabajo, ya que, son varios los requisitos necesarios para que la entidad financiera esté obligada a aceptar dicha moratoria.

El euríbor arrancó el mes de marzo cerca de mínimos históricos y cayó hasta el -0,368% tras la suspensión de las clases en la Comunidad de Madrid y en algunos puntos del País Vasco, y después de que el mercado comenzara a descontar que el Gobierno acabaría decretando el estado de alarma para intentar detener la pandemia. El miedo se instaló en las bolsas de todo el mundo y provocó la reacción también a la baja del euríbor.

Además, la decisión sorpresa de la Reserva Federal (Fed) de rebajar los tipos de interés y la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) pudiera seguir sus pasos en Europa alimentaron los mínimos del euríbor. Sin embargo, una vez que Christine Lagarde descartó dicha posibilidad, comenzó la remontada del indicador, que se ha intensificado en los últimos días, hasta acercarse al 0%, un nivel que no supera desde hace algo más de cuatro años, desde febrero de 2016, cuando entró en negativo por primera vez en su historia.

Históricamente, tal y como se puede apreciar en el gráfico inferior, hay una correlación entre la evolución de los tipos de interés y el euríbor, por lo que ante la ausencia de un cambio en la política monetaria del BCE, nada apunta a que el euríbor pueda volver a hundirse a mínimos.

¿Cuándo volverá a terreno positivo?

El coronavirus ha puesto patas arriba las previsiones económicas a nivel mundial y podría provocar cambios en la evolución futura del euríbor. A pesar de los últimos movimientos fuertemente al alza del euríbor, lo cierto es que si el mercado interbancario vuelve a la normalidad, los expertos no descartan que pueda volver a corregir posiciones.

Bankinter, por ejemplo, que acaba de actualizar sus previsiones respecto de este indicador, sigue apostando por un euríbor en negativo hasta finales de 2021. De hecho, para 2020, fija un escenario central en el -0,15%, mientras que para 2021, sus previsiones se sitúan en el -0,10%, sin modificaciones respecto de sus previsiones anteriores al estallido de la crisis del Covid-19.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios