MÁXIMAS MEDIDAS DE SEGURIDAD

Llaves desinfectadas y con tu propio boli, así se están firmando las hipotecas ante notario

"Seguimos firmando con normalidad. De hecho, esta semana tenemos otras 10 firmas más y siguen adelante. Eso sí, las medidas de seguridad por el coronavirus se han extremado"

Foto: Llaves desinfectadas y con tu propio boli, así se están firmando las hipotecas ante notario. (iStock)
Llaves desinfectadas y con tu propio boli, así se están firmando las hipotecas ante notario. (iStock)

"Vengo ahora mismo de firmar una hipoteca. Me he tenido que quedar solo en una sala mientras notario, comprador, vendedor y el de la gestoría entraban en otra sala a firmar los papeles de la compraventa. De hecho, yo he tenido que ir porque debía llevar el cheque para la operación. He ido a Barcelona a por él y me he venido a Lleida para la firma".

Ricardo Gulias es intermediario hipotecario y director de RN Tu Solución Hipotecaria, y aunque asegura que la actividad hipotecaria ha bajado, reconoce que se siguen firmando hipotecas. "Desde hace un mes, teníamos fecha para firmar esta operación, y aunque el lunes justo después de que se decretara el estado de alarma el notario anuló la cita, conseguimos otro notario que diera fe de la misma", explica en conversación telefónica con El Confidencial.

"Seguimos firmando con normalidad. De hecho, esta semana tenemos otras 10 firmas más y siguen adelante. Eso sí, las medidas de seguridad por el coronavirus se han extremado. Nada más entrar en las notarías, hay jabón desinfectante. Los clientes tienen que traer su bolígrafo azul o se llevan el que cojan recién estrenado. Todos con guantes y mascarilla, notario incluido, así como todo el personal de la notaría, que se ha visto reducido. Aunque hay muchas personas teletrabajando y solamente están las imprescindibles. En la mesa se guarda la distancia, silla ocupada, silla vacía, y solamente están presentes en la firma los protagonistas, vendedores y compradores, que se encuentran en salas diferentes y solo se juntan para firmar la escritura de compraventa. Nadie se da la mano y las llaves se desinfectan con el jabón".

En la mesa, se guarda la distancia, silla ocupada, silla vacía. Nadie se da la mano y las llaves se desinfectan con el jabón

El pasado 15 de marzo, el Consejo General del Notariado emitió una instrucción en la que se detallaban las medidas de seguridad a seguir y los trámites de urgencia que se podían seguir firmando ante notario. Entre las medidas adoptadas, se encuentran aquellas encaminadas a evitar aglomeraciones. "Solo se atiende con cita previa y asuntos urgentes, tiempo mínimo de espera y firma. Además, el usuario tiene que adoptar todas las medidas de autoprotección que aconsejan las autoridades", señalan. Y recuerdan, también, que no se puede firmar una escritura por medios telemáticos. "La prestación del servicio público notarial se hace en la notaría, para casos de urgencia, con cita previa y en condiciones de salubridad adecuadas", insisten.

Ricardo Gulias explica que aunque la actividad hipotecaria se verá resentida —lógico, si disminuye la venta de casas—, la inercia que había en el sector no se ha frenado, aunque tal y como reconoce, las firmas se han espaciado en el tiempo. "Estamos firmando hipotecas con normalidad. Los bancos no quieren parar, las gestorías tampoco, ya que si no firman no cobran, mientras que al vendedor y al comprador, en la mayoría de los casos, también les interesa continuar adelante con la operación. Eso sí, debido a las medidas de seguridad por el coronavirus, las visitas al notario para firmar una hipoteca se han espaciado en el tiempo. La notaría no puede atender a tanta gente como lo hacía hace unas semanas".

Compra con hipoteca sí, al contado, no

Eso sí, los expertos consultados por El Confidencial reconocen que no se están firmando todas las operaciones en marcha. Solamente en las que hay un préstamo de por medio. Es decir, aquellas que se pagan en efectivo, en principio, no se están firmando salvo que las partes puedan demostrar la urgencia de la operación. De hecho, en la instrucción del Consejo General del Notariado, se califica como 'urgente' la actividad de financiación propia de las entidades financieras y sus garantías accesorias, como por ejemplo una hipoteca.

"¿Cerrar una compraventa al contado implica extrema necesidad? Cuando hay una hipoteca de por medio, así lo entienden los notarios, pero no cuando la compra se realiza en efectivo", señala Antonio Beltrán, experto hipotecario y bróker de Hipotecas Plus. Este experto también reconoce cierta normalidad en medio del caos a la hora de firmar una hipoteca. "Las hipotecas aprobadas en febrero y aquellas en las que se había ido avanzando a principios de marzo se van a firmar". Y reconoce un especial interés por las subrogaciones hipotecarias, "que también se realizan ante notario y que se siguen firmando también con normalidad. La gente pasa mucho tiempo en casa y tiene tiempo para comparar hipotecas".

Y ¿qué sucede cuando hay unas arras de por medio? ¿Es urgente la firma? ¿Se suspenden los plazos? Tal y como aclaran los notarios en su instrucción, "no hay suspensión de plazos civiles. Y por tanto es un supuesto que puede calificarse de urgente para otorgar la escritura". Eso sí, el notario solo presta el servicio de urgencia en la notaría. Solamente en situaciones muy excepcionales podría desplazarse al domicilio del interesado.

Los expertos consultados por El Confidencial explican también cómo los trámites se han agilizado. "Las notarías están enviando por correo electrónico a las partes las escrituras de compraventa, así como la FEIN con las condiciones de la hipoteca y el test que el notario debe entregar al futuro comprador de la vivienda. Están enviando todos estos documentos con suficiente antelación para que el cliente llegue a la notaría lo más informado posible y así permitir que el momento de la firma se alargue lo menos posible", reconoce Ricardo Gulias.

¿Ha cerrado el grifo la banca?

La crisis del coronavirus y la oleada de despidos temporales que ha desencadenado ¿han provocado algún cambio en la banca en la concesión de hipotecas?, ¿han tumbado alguna hipoteca que estuviera autorizada? "A nosotros no nos consta ningún caso. De hecho, en los últimos días nos han aprobado tres. Obviamente, de cara a la concesión futura de hipotecas, la banca va a tener miedo y es probable que deniegue alguna hipoteca, especialmente a gente vinculada a algunos de los sectores más castigados por la crisis. Pero, por el momento, no ha sucedido", opina Gulias.

El notario solo presta el servicio de urgencia en la notaría. Solo en situaciones muy excepcionales podría desplazarse al domicilio del interesado

"Lo que sí hemos tenido es algún caso en el que el futuro comprador se ha echado para atrás. En concreto, tenemos el caso de un particular que es músico y que iba a comprar casa, teme por la continuidad en su trabajo y prefiere perder los 2.000 euros de las arras a embarcarse en una compraventa con un futuro tan incierto", reconoce este experto, quien se muestra relativamente optimista respecto al futuro del mercado hipotecario.

"Si el Gobierno hace las cosas bien, y si estamos ante despidos temporales, la banca seguirá concediendo hipotecas. De hecho, no sé si será porque la gente pasa más tiempo en casa, pero hay bastantes consultas hipotecarias. Recibimos unas 30 llamadas diarias". También Antonio Beltrán asegura que sigue habiendo interés por contratar una hipoteca y cómo los trámites que antes eran presenciales ahora se pueden hacer vía web, correo electrónico o Skype. "Eso sí, todo aquello que tenga que ver con un crédito debe firmarse ante el notario. Este te tiene que recibir".

Desde Bankinter, por su parte, aseguran a El Confidencial que las solicitudes y las firmas de hipotecas se están llevando a cabo "dentro de la normalidad que permite el escenario actual, así como la atención por los canales habituales del banco —oficinas, banca telefónica y canales digitales—. No obstante, también es cierto que, aunque acudir a las oficinas bancarias para realizar alguna gestión entra dentro de lo permitido por el real decreto de alarma, existe reticencia entre los clientes a salir de casa, lo que está provocando algún aplazamiento".

"Por nuestra parte", añaden, "todos los canales y servicios que intervienen en la recepción, el estudio y la gestión de una hipoteca están operativos, y además todos nuestros gestores y directores están capacitados para trabajar tanto a nivel físico como en remoto, ya que disponen de la tecnología suficiente para poder hacerlo. A esto se une que Bankinter dispone de productos hipotecarios totalmente digitales para hacer las gestiones por esta vía".

"En ese sentido, tenemos operaciones en todos los estadios y se sigue con ellas el procedimiento establecido. De hecho, se están firmando las operaciones que los clientes quieren llevar adelante, aunque obviamente las firmas se han reducido respecto a periodos anteriores", reconocen desde la entidad naranja.

¿Afectará el Covid-19 al mercado hipotecario?

Si la venta de casas se resiente, ¿qué pasará en el mercado hipotecario? Buena parte de quien quiere comprar casa necesita financiación hipotecaria. "Las primeras semanas de confinamiento hemos detectado una reducción de cerca del 80% en los contactos en la web interesados en contratar hipotecas, en comparación con marzo del año pasado. Una drástica reducción que en los últimos días empieza a revertirse ligeramente, lo que indica, a nuestro juicio, que a medida que los ciudadanos se acostumbran a esta nueva situación, vuelven gradualmente a sus ocupaciones y preocupaciones habituales, como sería informarse de las hipotecas ofrecidas en el mercado", explica a este diario Pau A. Monserrat, profesor de la Universitat de les Illes Balears y economista especializado en productos financieros y socio en Futur Finances.

En su opinión, "a medida que las semanas pasen, la demanda de hipotecas volverá a crecer, evidentemente a un ritmo menor al habitual. Mucha gente aprovecha estos días para informarse, a la espera de que la crisis sanitaria se solucione, momento en que empezarán los trámites de compra inmobiliaria y gestión de la financiación hipotecaria".

"Los bancos y los clientes van a sacar algo en positivo de la crisis: la posibilidad de gestionar a distancia muchos de los procesos hipotecarios que se venían haciendo de forma presencial. Un ahorro de tiempo para todos. Puede que estemos al principio de una automatización del proceso hipotecario, una contratación hipotecaria del futuro en la que el hipotecado solo tendrá contacto con personas en el momento de la firma de la hipoteca en notaría", señala Monserrat, quien considera que la concesión de hipotecas "se frenará mientras los bancos esperan a ver las consecuencias reales del parón forzoso en las empresas y se vayan recuperando los puestos de trabajo afectados por los diferentes ERTE".

Sin cambios en la oferta hipotecaria, por ahora

Por lo pronto, la oferta hipotecaria, tal y como reconocer los brókeres consultados, sigue invariable. "Ni se han subido los intereses ni se han bajado. De hecho, a pesar del riesgo, el perfil de precios para hipotecas fijas y variables se sigue manteniendo", señala Ricardo Gulias. Antonio Beltrán tampoco ha detectado, al menos por el momento, un cambio de la banca a la hora de conceder hipotecas. "Seguirá primando la estabilidad en el empleo y en los ingresos, pero por el momento no he detectado ningún cambio. Y respecto a los tipos de interés, no creo que se produzcan cambios relevantes. Nos siguen entrando unos 10 'leads' diarios, consultas y peticiones de información, aunque es cierto que se han reducido".

"Las condiciones no variarán respecto a meses anteriores", coincide en señalar Pau Monserrat. "Tal vez el parón en las firmas aumente la competencia de algunos bancos y haya limitadas bajadas en las hipotecas, básicamente las de interés fijo, descontando un escenario de tipos de interés muy bajos durante un largo periodo de tiempo mientras se recuperen las economías europeas", concluye este experto.

Pero para que eso suceda, aún habrá que esperar.

¿Se puede tasar una vivienda?

La concesión de una hipoteca lleva aparejada la tasación del inmueble que se pretende comprar. En este caso, sea el activo propiedad de un particular o proceda de un adjudicado bancario, es necesaria la inspección ocular de la vivienda. Es decir, el tasador debe entrar en la vivienda. 

¿Se han parado las tasaciones? Desde Tinsa, señalan que mantienen su actividad de valoración y consultoría inmobiliaria. "La actividad comercial y de oficina, desde atención al cliente y comercial hasta visado de tasaciones, se desarrolla por teletrabajo... La red de tasadores está formada por trabajadores autónomos que deciden de forma personal si trabajan o no".

Según explican desde la mayor tasadora de España por facturación, "en el caso de las valoraciones con finalidad para garantía hipotecaria, la tasación se realiza siempre que sea posible acceder al interior de la vivienda. Para este tipo de valoraciones, la normativa obliga a realizar una visita al interior del inmueble. Si el propietario opta por no facilitar el acceso, la tasación y entrega del informe quedan pospuestas hasta que pueda realizarse la visita. Otras valoraciones que no requieren visita interior se realizan con normalidad".

No obstante, la crisis del coronavirus, reconocen, ha reducido significativamente la entrada de encargos en la última semana.

"Seguimos con mucho volumen de trabajo, pero me parece que es debido a la inercia anterior. En dos semanas, seguro que se nota una bajada importante de la actividad", señalan desde otra tasadora que prefiere mantener el anonimato.

"Cuando es posible se está realizando, pero no se está forzando nada. Ni los bancos, ni las tasadoras ni los agentes de la propiedad. Se están tomando las decisiones con mucho sentido común. No hay nada urgente por encima de la salud". 

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios