PEQUEÑA REMONTADA EN ENERO

La tímida remontada del euríbor anticipa una subida en las hipotecas en verano

Si la ligera tendencia alcista del indicador se mantiene durante los próximos meses, la cuota de las hipotecas podría comenzar a subir a partir del verano

Foto: La tímida remontada del euríbor anticipa una subida en las hipotecas en verano. (iStock)
La tímida remontada del euríbor anticipa una subida en las hipotecas en verano. (iStock)

Sucedió en septiembre de 2018 y puede volver a ocurrir de nuevo. La tímida remontada del euríbor durante el mes de enero puede traer, de nuevo, la subida en la cuota de miles de hipotecas. Si la ligera tendencia alcista del indicador se mantiene durante los próximos meses y se cumplen las previsiones de los analistas respecto al euríbor, previsiblemente hacia el verano, aquellos que tengan una hipoteca a tipo variable y deban revisarla, verán un pequeño incremento en el importe de su cuota mensual.

En la actualidad son miles los hipotecados que tienen contratado un préstamo referenciado al euríbor, de ahí que sea un indicador cuya evolución se sigue muy de cerca. Por lo pronto, los analistas descartan que vuelva a terreno positivo al menos hasta finales de 2021 o principios de 2022 de ahí que, a pesar de que la cuota de miles de hipotecas pueda incrementarse durante los próximos meses, lo cierto es que ninguno confía en una remontada lo suficientemente intensa como para que pueda comprometer los ingresos de las familias.

Bankinter, por ejemplo, revisaba en diciembre del año pasado sus previsiones respecto al euríbor para 2020 y 2021. Este año, fija un escenario central para el indicador en el -0,22%, si bien, considera que podría moverse entre un mínimo del -0,27% -lejos de los mínimos históricos de agosto- y un máximo del -0,17%. Por su parte, dentro de un año, el escenario central que maneja la entidad naranja es de un -0,10%, con un escenario pesimista del -0,15% y uno optimista del -0,05%. Es decir, dentro de dos años, Bankinter aún sitúa al indicador ligeramente en negativo.

¿Por qué? La debilidad económica en Europa hace presagiar a los expertos que la futura subida de tipos de interés -actualmente en el 0%-, no tendrá lugar hasta 2022, una situación que condicionará la evolución futura del euríbor ya que, como se puede ver el gráfico inferior, existe una clara correlación histórica entre tipos de interés y euríbor.

"Nuestro escenario central no contempla cambios en la política monetaria en 2020", recoge en sus previsiones Bankinter quien considera que el próximo año la economía europea empezará a dar síntomas de mayor dinamismo y "podríamos alguna retirada puntual de estímulos". No obstante, asegura que el tipo de referencia se mantendría en 0% durante 2020 y 2021.

De esta manera, la evolución futura y la vuelta a terreno positivo del indicador dependerán mucho de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), con Christine Lagarde al frente tras tomar el testigo de Mario Draghi al frente de la institución, y de su decisión de subir los tipos de interés. Hace un año y medio, ante la recuperación de la economía de la eurozona y la retirada de los estímulos económicos por parte del BCE, los analistas comenzaron a pronosticar que la primera subida de los tipos de interés podría producirse durante la primavera de 2019. Sin embargo, los primeros síntomas de debilidad económica comenzaron a retrasar sus previsiones incluso, hasta principios de 2020 y ahora, hasta 2022.

La subida de la hipoteca será suave

Al igual que sucedió en septiembre de 2018, el futuro aumento de la cuota de las hipotecas no será muy abultado, de apenas unos euros al mes. Además, el hecho de que durante 2019 el euríbor se desplomara a mínimos históricos provocará que, por pequeña que sea la remontada del euríbor, sea muy probable que se sitúe por encima de los niveles de hace un año. Y, por tanto, suba la cuota.

Por el momento, sin embargo, aquellos que revisen su hipoteca con el cierre de enero volverán a registrar un leve descenso en la cifra que deben pagar al banco mes a mes. Así, por ejemplo, para una hipoteca de 180.000 euros a 30 años y un interés del 2%, el hipotecado se ahorrará 13 euros al mes, 156 euros al año.

Para Sergio Carbajal, responsable de hipotecas de Rastreator.com, "el euríbor continúa la tendencia en negativo y se prevé que siga así el resto del año. Esto hará que aquellos usuarios que tengan que revisar su hipoteca verán rebajada la cuota de la misma porque el índice de referencia se encuentra más bajo que en enero del pasado año". El euríbor cerrará enero en el -0,251% frente a -0,116% de hace un año y por encima del -0,261% del mes de diciembre.

“La subida no es muy significativa y cumple con la tendencia prevista, con pequeñas subidas y bajadas diarias que se traducen en pequeños ajustes mes a
mes”, señala el director de hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli.

Por su parte, todos aquellos que tienen una hipoteca a tipo fijo, que ya representan prácticamente el 40% de las firmas en España, seguirán permaneciendo al margen de los vaivenes del euríbor. De hecho, la banca seguirá apostando con fuerza por las hipotecas a tipo fijo.

"En cuanto a la oferta bancaria, todo apunta a que, con este escenario, las entidades seguirán apostando por la comercialización de hipotecas fijas, aunque es probable que los tipos se incrementen a lo largo de este año”, advierte Carbajal. Opinión que comparte Colombelli. "No creemos que haya nuevas ofertas en fijas, lo más normal es que se mantengan y que las variables empiecen a subir poco a poco”.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios