Vivir en el contenedor de un barco: Barcelona acaba su primer edificio APROP
  1. Vivienda
residencias provisionales

Vivir en el contenedor de un barco: Barcelona acaba su primer edificio APROP

El barrio del Gótico acoge ya el primer bloque de viviendas levantado a partir de contenedores de barco reciclados, pensado para acoger a familias deshauciadas

placeholder Foto: A la izquierda, algunas estancias acabadas. A la derecha, el edificio APROP del barrio Gótico durante su construcción. (Ayuntamiento de Barcelona)
A la izquierda, algunas estancias acabadas. A la derecha, el edificio APROP del barrio Gótico durante su construcción. (Ayuntamiento de Barcelona)

El Ayuntamiento de Barcelona ha acabado la construcción del primer edificicio APROP en el barrio Gótico de la ciudad como parte de una nueva iniciativa del área de Derechos Sociales que pretende combatir los problemas de viveinda que afronta la metrópoli. Se trata de 12 alojamientos de proximidad provisionales ubicados en la calle Nou de Sant Francesc número 8 en los que el ente público alojará a familias en riesgo de exclusión social que están construidas a partir de contenedores de barco reciclados.

El Ayuntamiento de Barcelona estrena sus primeras casas-contenedor

"El rápido proceso de creación de los alojamientos provisionales construidos a partir de contenedores marítimos reciclados es uno de los elementos que hacen de esta alternativa residencial una de las apuestas del Ayuntamiento de Barcelona a desarrollar en este mandato. La primera instalación forma parte de un programa piloto que se gestó durante el mandato pasado y que sirve de prueba para analizar los pros y contras de esta fórmula, parecida a otras que ya funcionan con éxito en otras ciudades del mundo como Ámsterdam, Copenhague o Vancouver", han indicado desde el consistorio a través de un comunicado.

El ayuntamiento de Ada Colau, que ha anunciado que durante los próximos días se asignarán las ocho viviendas de 30 metros cuadrados y las cuatro de 60, ha destacado que frente a una construcción tradicional, que puede alargarse hasta siete años, el primer edificio APROP se ha levantado en menos de un año y que el proceso completo hasta que entren a vivir los vecinos y vecinas, como mucho se alargará un año y medio.

Estos edificios se finalizan en menos de un año, frente a los 7 que pueden tardar en levantarse las construcciones tradicionales

La sostenibilidad y la reducción del impacto ambiental de estos alojamientos es otro de los valores que hacen atractivo a los APROP para el Gobierno municipal. "La materia prima de estas construcciones son contenedores para el transporte en barco que ya han agotado su vida útil en el mar. El reciclage de estos módulos por él mismo contribuye a la reducción del calentamiento del planeta. Al ser edificios reutilizados, modulares y reaprovechables, los APROP reducen un 58% los residuos. Y el hecho de reutilizar los contenedores marítimos permite reducir un 32% las emisiones de CO2.", han indicado desde el Ayuntamiento.

Además, el equipo de Colau ha destacado el reducido consumo de agua que supone levantar un edificio de dichas características y ha destacado, aparte de su cubierta pensada para ser verde, las posibilidades que ofrece de cara al futuro que el hecho de que estas viviendas sean desmontables, pues pueden ser trasladadas a otro punto de la ciudad si es necesario en un futuro.

"Los alojamientos cuentan con la última tecnología en lo que se refiere al consumo energético que necesitan para calentarse, ventilarse o enfriarse. El revestimiento con fachada ventilada de doble piel fomenta la eficiencia energética y la producción de energía propia para ofrecer el máximo confort con el mínimo consumo energético", destaca el consistorio.

Riesgo de exclusión y VPO

El edificio, que se ha levantado en un solar reservado a vivienda pública y que ha costado a las arcas públicas 940.000 euros, es una estructura formada por 16 contenedores que dan forma a cuatro viviendas de dos habitaciones y ocho de solo una en las que podrán vivir, siempre de manera provisional y hasta que les sea entregado una casa definitiva, familias que atraviesen una situación de dificultad y necesiten ayuda de manera puntual de los servicios sociales municipales así como aquellas que estén inscritas en el Registro de Solicitantes de Viviendas con Protección Oficial de Barcelona.

placeholder El edificio APROP del Gótico. (Ayuntamiento de Barcelona)
El edificio APROP del Gótico. (Ayuntamiento de Barcelona)

Concretamente, en el edificio levantado en el Gótico los primeros inquilinos serán familias de Ciutat Vella que se encuentran en situación de vulnerabilidad y que hasta ahora viven en pensiones o en casas de familiares o amigos porque han sido deshauciadas o están en proceso de serlo. Además, en la parte baja del edificio, tal y como ha comunicado el consistorio, se instalará el centro de salud de atención primaria del barrio, el CAP del Gótic.

En 2020 se levantará uno en Sant Martí

Como parte de la misma iniciativa piloto, el Ayuntamiento de Barcelona levantará el próximo año un edificio similar en la calle Bolívia 33-41, en el distrito de Sant Martí, aunque en este caso, tendrá una envergadura mayor. El segundo edificio APROP de Barcelona contará con 47 viviendas, 35 de dos dormitorios y siete de una sola habitación.

En este caso, el bloque contará con una lavandería y la planta baja se reservará para uso público. Además, el patio interior se reservará para la creación de un huerto urbano y la cubierta, tal y como se ha hecho con el edificio del barrio Gótico, se diseñará para ser verde.

Ada Colau VPO
El redactor recomienda