Operaciones con grandes activos

Barcelona se desvincula de la política: bate el récord de inversión inmobiliaria con 1.700 M

El doble que en los últimos años, en los que las cifras de inversión se habían colocado en unos 800 millones anuales, según el informe de Savills Aguirre Newman

Foto: Torre Auditorio es uno de los edificios emblema de Barcelona
Torre Auditorio es uno de los edificios emblema de Barcelona

Barcelona ha batido todos los récord de la inversión inmobiliaria este año, y se prevé que acabe el ejercicio con una inversión en activos inmobiliarios de oficinas que han sumado 1.700 millones de euros, el doble que en los últimos años, en los que las cifras de inversión se habían colocado en unos 800 millones anuales, según el informe de Savills Aguirre Newman que se ha presentado hoy en la capital catalana. La inestabilidad política vivida este año en Cataluña 2019 por el juicio y la sentencia del “procés” no han afectado al ritmo de las operaciones.

El año ha estado marcado por grandes operaciones sobre activos emblemáticos, como los 147 millones de la venta de la sede de Telefónica en Diagonal 00, pagados por el grupo filipino Emperador Propieties; otra operación de Telefónica que vendó por 100 millones su antigua sede en Portal de l’Àngel; la venta por parte de Iberdrola de la Torre Auditori por 98 millones de euros al grupo británico Aberdeen; la venta de Torre Tarragona por UBS al fondo Blackstone; o la venta por parte de Axa de 8 edificios ocupados por la Generalitat por otros 100 millones.

“Este buen ritmo de inversión continuará el año que viene” ha apuntado Anna Gener, consejera delegada de Savills Aguirre Newman en Cataluña. Y ha añadido “la demanda no tenemos duda de que seguirá fuerte lo que no sabemos es si habrá suficiente producto”.

Barcelona ha crecido mucho más que Madrid. La inversión en Barcelona se ha doblado. En cambio, en la capital española el crecimiento ha sido de sólo el 15% en comparación. De manera que tradicionalmente la inversión entre las dos ciudades que se había repartido en un ratio de 70% / 30% este año Barcelona pasará a sumar el 45% de la inversión. La razón, hay mejor producto, con inquilinos de empresas tecnológicas y grandes porcentajes de ocupación.

En este 2019 ha pesado mucho más el exceso de liquidez mundial y unos tipos negativos que el tipo de producto o la inestabilidad política. “Para 2020 va a haber operaciones en formato llave en manos, y habrá siete proyectos en venta que va a aparecer durante el año que viene”, ha explicado Hipólito Sánchez, responsable del área de oficinas de Savills.

“Hay 400.000 m2 de demanda que será necesario cubrir y viendo la escasez de oficinas que hay debería seguir la ampliación del 22@, que ahora está puesta en cuestión, y se podría crecer en zonas como la Sagrera y el barrio de la Marina. Pero son zonas muy verdes. Las nuevas empresas tecnológicas todavía no quieren ir ahí”, ha apuntado Gener sobre la necesidad de que continúe la planificación urbana.

Baja rentabilidad

La rentabilidad que se obtiene se sitúan en el 3,75% en la zona prime. Una operación standrd en 22@ puede ser superior. Puede parecer bajo pero con los tipos en cifras negativas ahora parecen atractivas y estables ya que los contratos medios de los edificios de oficinas son a un plazo de cinco años.

El tipo de comprador es el comprador internacional, que ha apartado a los inversores locales y que está apostando por Barcelona como nueva plaza inmobiliaria.

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios