LOS SALARIOS ESTÁN ESTANCADOS

El problema de acceso a la vivienda deriva en crisis: el foco, en los salarios

Podemos hablar ya abiertamente de crisis de acceso a la vivienda. Así de contundente se ha mostrado el director general de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

"Podemos hablar ya abiertamente de crisis de acceso a la vivienda". Así de contundente se ha mostrado este miércoles el consejero delegado de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, durante su intervención en un desayuno organizado por Europa Press junto a otros expertos del sector para hablar sobre los retos de acceso a la vivienda, tanto en compra como en alquiler, de la población más joven en España.

"El consumo está disparado y la cultura del ahorro se está perdiendo. Los más jóvenes no están dispuestos a renunciar a un bien para consumir otro bien en el futuro. A todo esto hay que sumar los bajos salarios que se pagan en España. Un ingeniero de 35 años apenas cobra un salario bruto de unos 30.000 euros anuales frente a los 80.000 dólares que se están pagando en Estados Unidos".

El directivo de Sociedad de Tasación ha hecho especial hincapié en la necesidad de solucionar el problema de la precariedad laboral del segmento más joven de la población como uno de los requisitos necesarios para facilitar su acceso a la vivienda. "Pido que se piense en un plan de actuación a 16 años, un plan que piense en una generación de jóvenes que no se han ido, que están retrasando su decisión de comprar una vivienda, pero que en un futuro querrán comprar y cuando lleguen hay que estar preparados para que puedan hacerlo".

"Se han desacoplado en exceso el precio de la vivienda y los sueldos", han sido las palabras del primer ejecutivo de Neinor Homes, Borja García-Egotxeaga, mientras que Joaquín Linares, 'financial advisory' de Deloitte, ha apuntado a un eventual "agotamiento" del sector derivado de la distinta evolución de los salarios y los precios de los pisos.

Las condiciones laborales y salariales de los más jóvenes se han traducido en una caída en picado de la adquisición de vivienda. Según la reciente 'Encuesta de condiciones de vida' (ECV) elaborada por el INE, si antes de la crisis, en el año 2007, casi el 60% de los jóvenes entre 16 y 29 años que habían formado un hogar vivía en un piso en propiedad (independientemente de que hubieran pagado la hipoteca), en 2018 —aunque el porcentaje ha repuntado respecto a 2017 (26,5%)—, este porcentaje se situó en el 29,6%. Es decir, la mitad que hace más de una década.

Por lo que respecta a los hogares comprendidos entre 30 y 44 años, las cifras también se han resentido desde la crisis, al pasar del 74% en 2007 hasta al 60% actual. Y aunque en el último año se ha apreciado un significativo deterioro respecto al porcentaje de 2017, el descenso es continuo desde 2014, precisamente el año en que se inició la recuperación del mercado residencial en España.

Cada vez es más difícil comprar

En los dos últimos años, pero especialmente en los últimos 12 meses, la dificultad para acceder a una vivienda, ya sea en propiedad como en alquiler, de buena parte de la población española, ha centrado buena parte de los debates inmobiliarios. Y no es para menos, si tenemos en cuenta que en los últimos años el esfuerzo para comprar o alquilar casa en determinados mercados se ha ido deteriorando, hasta superar todos los niveles aconsejados tanto por los expertos como por el Banco de España.

La fuerte subida de los precios venta y alquiler— y el estancamiento de los salarios han provocado que algunos expertos ya no hablen del problema de acceso a la vivienda de los jóvenes sino de crisis. Según un informe reciente de Fotocasa e Infojobs, desde 2014 el precio de venta ha crecido una media del 13% en toda España —el porcentaje es muy superior en ciudades como Madrid o Barcelona—, mientras que los salarios han permanecido completamente estancados (1%) en este periodo.

El 45% de los que viven de alquiler dice que "no tenía ingresos para comprar", y otro 14,9%, que es una "solución temporal hasta poder comprar"

Las dificultades para comprar —falta de ahorros, falta de financiación...— han empujado a muchos hogares a vivir de alquiler. Hogares que, si su situación económica se lo hubiera permitido, habrían preferido comprar. Y es que, tal y como ha reconocido en el desayuno de Europa Press Marcos Sánchez Foncueva, director gerente de la Junta de Compensación de Valdebebas, la propiedad sigue muy instalada en la mentalidad de los españoles. "Lo que no es bueno ni malo".

Y así lo ha confirmado el último barómetro del CIS. El 81,8% de los españoles prefiere tener una vivienda en propiedad que vivir de alquiler (12,9%). De hecho, el 45% de los ciudadanos que pagan un alquiler por su casa asegura que el principal motivo para descartar la propiedad fue que "no tenía ingresos suficientes para comprar una vivienda", y otro 14,9%, que es una "solución temporal hasta poder comprar".

El CIS revela además que solamente un 13,8% de quienes viven de alquiler lo hacen porque no quieren hipotecarse o porque creen que una vivienda alquilada permite una mayor movilidad (8,5%).

Miedo a una crisis

A las dificultades económicas para poder comprar casa se suman, además, varios factores psicológicos: el miedo a una crisis, el miedo a perder el empleo o el temor a una nueva burbuja inmobiliaria. Según el último barómetro del CIS, el paro sigue siendo la mayor preocupación de los españoles. Una preocupación que ha ido en aumento en los últimos meses, especialmente durante el último mes. Además, según datos de Fotocasa, casi la mitad (el 47%) de los 'millennials' activos en el mercado inmobiliario —quienes tienen entre 18 y 34 años y han comprado o alquilado, o lo han intentado, en el último año— temen una nueva burbuja inmobiliaria. Y cuanto más mayores, más claro parecen tenerlo. El 51% de los que tienen entre 25 y 34 cree que la burbuja está a la vuelta de la esquina. En ambos casos, la percepción ha aumentado respecto a la que tenían hace un año, lo que, tal y como aseguran los expertos, también condiciona sus decisiones de compra.

No a los límites del alquiler

Respecto al acceso a una vivienda en alquiler, donde el esfuerzo de muchos hogares también se ha disparado en los últimos dos años, los expertos asistentes al desayuno de Europa Press se han mostrado contrarios a cualquier medida que limite los precios a pesar de que, según la encuesta del CIS, un 40% de los españoles estaría a favor de esta medida.

"Todo lo que sea limitar o prohibir consigue el efecto contrario. Si no hay equilibrio en las prestaciones, si solo quieres mejorar la posición de una de las partes, la otra se va a retraer", ha asegurado Marcos Sánchez Foncueva. Una opinión que comparte Juan Fernández-Aceytuno: "Si limitas el precio del alquiler, habrá menos oferta en el mercado y subirán los precios".

Respecto al balance del real decreto del alquiler aprobado en marzo por el Gobierno, Helena Beunza, secretaria general de Vivienda en funciones, ha asegurado que "es muy pronto para hacer un balance, pero con los escasos datos que tenemos, este es positivo. No ha habido una contracción de la oferta y los precios no se han incrementado como se ha dicho que iba a suceder. No obstante, hay que esperar para poder hacer un análisis serio y riguroso".

Beunza ha reclamado un pacto de Estado para la vivienda entre todas las fuerzas políticas que apruebe la primera ley estatal de la historia en la materia y que genere un marco estable que dure, al menos, 15 años.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios