DESPIDE ABRIL EN EL -0,112%

El euríbor vuelve a retroceder, pero no lo suficiente para abaratar (aún) la hipoteca

Esta recaída del euríbor, que se ha visto alimentada por el retraso en las expectativas de subida de los tipos de interés por parte del BCE, no se traducirá en rebajas en la cuota

Foto: El euríbor vuelve a retroceder, pero no lo suficiente para abaratar (aún) la hipoteca. (Istock)
El euríbor vuelve a retroceder, pero no lo suficiente para abaratar (aún) la hipoteca. (Istock)

Tímidamente, el euríbor ha vuelto a retroceder. El pasado mes de marzo rompía con 11 meses consecutivos a la baja, tras cerrar en el -0,109% frente al -0,108% de febrero, una modificación casi inapreciable que volverá a repetirse con el cierre de abril, un mes en el que el índice no ha sufrido grandes oscilaciones. A falta de una sesión para despedir el mes, el indicador del 80% de las hipotecas en España despedirá el mes en el -0,112%, situándose muy cerca de los niveles de principios de año.

Esta pequeña recaída del euríbor, que se ha visto alimentada por el retraso en las expectativas de subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE), no se traducirá en rebajas en la cuota de las hipotecas —al menos por el momento—, puesto que en abril de 2018 cerró en el -0,190%.

Al contrario, como viene sucediendo desde el pasado mes de septiembre, la cuota de quienes deban revisar su hipoteca con el cierre de abril, verán ligeramente incrementarse el dinero que mes a mes deben devolver al banco. Por ejemplo, para una hipoteca de 180.000 euros a 25 año y un euríbor + 2, estaríamos hablando de siete euros más al mes, 84 euros al año. Para un préstamo superior, de 250.000 euros, con las mismas condiciones económicas, el incremento sería de 120 euros mensuales, 10 euros al mes.

"Las variaciones mensuales del euríbor son muy discretas, pero influyen directamente en aquellas hipotecas variables que les toque ser revisadas. Los periodos de revisión suelen ser anuales, cada seis meses o, en menor medida, trimestrales. Por eso, para saber cómo afectará el índice de un mes a las hipotecas, hay que irse al momento de su última revisión. Si en ese momento era inferior, la hipoteca se encarecerá. Es decir, el retroceso en el euríbor no supone que las hipotecas a revisar se abaraten", señala Lucía Veiga, portavoz del comparador iAhorro.com.

;

No obstante, podría ser cuestión de tiempo que la cuota de las hipotecas vuelva a reducirse, puesto que, si tenemos en cuenta el escenario más pesimista de Bankinter para el euríbor (ver gráfico inferior), este podría volver al -0,2% en cuestión de meses, lo que supondría volver a mínimos anuales y abaratar de nuevo las hipotecas. Su retroceso dependerá, en gran medida, del futuro de los tipos de interés, y ya varios miembros del BCE se plantean aplazar hasta marzo de 2020 la subida.

Precisamente este retraso en la subida de tipos, unido al contexto económico en Europa, ha llevado a Bankinter a rebajar de nuevo sus previsiones respecto al indicador para los próximos meses. Su previsión anticipa un indicador en torno al -0,09% hasta el cierre de 2019, en su escenario central. De cumplirse, la cuota de las hipotecas, aunque tímidamente, seguirá aumentando. No obstante, su pronóstico para este año se moverá en un rango de -0,20% y 0% (frente al anterior rango de -0,10% y 0,20%).

Cerca del 0% a finales de año

Sergio Carbajal, responsable de asesoramiento hipotecario de Rastreator.com, también prevé un euríbor cercano al 0% a finales de año. "A pesar de esta pequeña corrección, la tendencia del indicador sigue siendo alcista. Durante los primeros meses del año pasado, también se produjo cierto estancamiento, y en el segundo semestre empezó su escalada, por lo que si la tendencia se repite, podríamos vivir una situación similar en la recta final del año".

Para Veiga, "todo indica que el euríbor de abril seguirá decreciendo con respecto a marzo de 2019. Sigue la tendencia del mes pasado, cuando también decreció, aunque lo hace de una forma más notable este abril. A pesar de invertir la tendencia estos dos últimos meses, las previsiones de que no llegue hasta cifras positivas en 2020, como mínimo, parece que se cumplirán".

De hecho, para volver a ver al euríbor en positivo, habrá que esperar, según Bankinter, hasta 2020. Para entonces, el banco naranja anticipa leves subidas que se sitúan entre un mínimo del 0% y un máximo del 0,30%, con un escenario central del 0,16%. El anterior pronóstico era de entre 0,40% y 0,70% con un escenario central del 0,50%. De cumplirse, los hipotecados cada vez sentirían con más fuerza el aumento de la cuota de sus hipotecas.

.

Un año desde mínimos históricos

En marzo de 2018, el indicador marcó su último mínimo histórico. Despidió el mes en el -0,191% y desde entonces no ha parado de recuperar posiciones ante la cercanía de la subida de tipos de interés. Una remontada que se vio truncada a principios de año. Desde enero, el índice permanece prácticamente estancado y en niveles negativos.

De hecho, desde que cayó por debajo del 0% por primer vez en 2016 ante la política ultraexpansiva del BCE para apuntalar la recuperación en la zona euro, no ha conseguido volver a situarse en terreno positivo.

Y los expertos no anticipan grandes movimientos durante los próximos meses. "El dato de abril aleja de nuevo el euríbor de cifras positivas y mantiene las previsiones de tener un indicador negativo durante todo 2019. La decisión del BCE de mantener tipos hasta finales de año influye directamente sobre el índice y retrasa su subida", señala Lucía Veiga.

"A falta de conocer las decisiones que tome el BCE a finales de año, no se esperan grandes variaciones del euríbor". Y añade: "Una incógnita a resolver que puede influir en su tendencia es la sucesión de Mario Draghi, que deja su puesto en noviembre de este año y todavía no se sabe quién será el sucesor".

La reforma del euríbor, cada vez más cerca

Además, sobre el futuro del euríbor planea la futura reforma del indicador, que estará lista para finales de este año o principios de 2020. "Todo parece indicar que el nuevo euríbor estará listo antes de que finalice el verano, aunque las instituciones europeas concederán a la banca un periodo de tiempo para que empiece a aplicarlo", explican desde Rastreator.com.

La reforma persigue que el cálculo del euríbor sea más real, ya que la nueva fórmula estará basada en una metodología híbrida, que tendrá en cuenta para su cálculo tanto las transacciones reales como las históricas, además de los precios teóricos. Con la actual metodología, solo se emplean estos últimos.

"No obstante, el nuevo índice no podrá convivir con el actual y deberá estar operativo antes del 1 de enero de 2020, fecha en la que el actual euríbor dejará de ser aceptado como referencia para la firma de nuevas operaciones financieras. Una vez que el EMMI tenga completada la reforma, deberá recibir autorización de las Autoridades de Servicios Financieros y Mercados de Bélgica (el organismo supervisor del euríbor), que deberán acreditar su fiabilidad, exactitud e inviolabilidad", concluye Sergio Carbajal.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios