REPETIRÁ CIERRE EN EL -0,108%

El euríbor se 'congela' en marzo, pero no te librarás de la subida de la cuota

A falta de tres sesiones para despedir el mes, el euríbor cerrará marzo en el -0,108%, el mismo nivel que en febrero y por debajo del -0,191% de hace un año

Foto: El euríbor se 'congela' en marzo, pero no te librarás de la subida de la cuota. (Foto: Corbis)
El euríbor se 'congela' en marzo, pero no te librarás de la subida de la cuota. (Foto: Corbis)

El euríbor, el índice que sirve de referencia para la mayoría de las hipotecas en España, lleva dos meses completamente estancado. Tras iniciar su remontada a mediados de 2018, los indicios sobre un debilitamiento de la economía en Europa y el retraso de la futura subida de los tipos de interés por parte del BCE han provocado un estancamiento del indicador, que no parece dispuesto a abandonar niveles negativos, al menos en el corto plazo. A pesar de ello, aquellos que deban revisar sus hipotecas con el cierre de marzo verán ligeramente incrementado el importe que deben abonar al banco.

A falta de tres sesiones para despedir el mes, el euríbor cerrará marzo en el -0,108%, el mismo nivel que en febrero y por debajo del -0,191% de hace un año, de tal manera que, por ejemplo, para una hipoteca de 200.000 euros y un tipo de interés de euríbor + 2% a 25 años, el incremento será de unos ocho euros al mes, 96 euros al año.

Lucía Veiga, portavoz del comparador iAhorro.com, considera que podríamos estar ante una tendencia de principios de año. "Todo indica que este mes de marzo se estancará el euríbor y se mantendrá en el -0,108%, el mismo nivel que marcaba en febrero. Esto ya pasaba el año pasado, cuando durante febrero y marzo el euríbor mantenía su valor. Podríamos estar hablando del inicio de una tendencia a principios de año".

En su opinión, "veremos una subida paulatina y moderada del euríbor hasta llegar a cero, cifra a la que llegaremos a principios de 2020 o finales de 2019 como pronto. Estas previsiones dependen de la continuidad de diversos factores como los tipos del BCE, pero si nada cambia no será hasta 2020 cuando veamos el euríbor en tasas positivas", señala Veiga quien anticipa subidas en las cuotas de las hipotecas para todos aquellos a quienes les toque revisar intereses en los próximos meses.

Su opinión la comparte Sergio Carbajal, responsable de asesoramiento hipotecario de Rastreator.com. "Si miramos la evolución en los últimos meses, vemos cómo se está recuperando. La tendencia es alcista y todo apunta a que podríamos terminar el año en el 0%. Es cierto que en los dos últimos meses se ha mantenido plano ante la no subida de tipos, lo que ha frenado su velocidad de recuperación, pero los gráficos muestran una tendencia alcista".

Respecto al posible impacto de la evolución del euríbor sobre el mercado de la vivienda en España, no cree que "el encarecimiento de las hipotecas variables debido a la subida del índice vaya a disuadir a los ciudadanos en la búsqueda de financiación para la compra de viviendas. Lo que sí estamos viendo es una tendencia ascendente de la firma de hipotecas a tipo fijo, aunque siguen firmándose más hipotecas variables".

Es el último año del euríbor tal y como lo conocemos. Habrá que ver cómo afecta su reforma a los que revisen su hipoteca dentro de un año

Y añade que "el grifo de la financiación para la compra de viviendas está abierto y las entidades seguirán ofreciendo estos productos. A esto contribuye la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria el próximo 16 de junio, ya que fija un marco legal para que las entidades pongan en marcha estrategias a medio y a largo plazo".

Por su parte, Sergio Carbajal pone sobre la mesa la reforma del indicador y el nuevo método de cálculo "que estará listo a finales de 2019 o principios de 2020. Es el último año del euríbor tal y como lo conocemos. Habrá que ver cómo afecta esta reforma a quienes tengan que revisar su hipoteca dentro de un año".

La reforma del índice persigue que este sea más real, ya que la nueva fórmula estará basada en una metodología híbrida, que tendrá en cuenta para su cálculo tanto las transacciones reales como las históricas, además de los precios teóricos. Con la actual metodología, solo se emplean estos últimos. La fecha límite para que todas las hipotecas se rijan por este nuevo índice es el 1 de enero de 2020, si bien hasta entonces habrá un proceso de transición para que la banca sustituya la actual metodología por la nueva, pero no convivirán los dos índices a la vez.

Tres años en negativo

El mes pasado, el euríbor cumplió su tercer aniversario en negativo y, aunque parecía dispuesto a abandonar los números rojos a lo largo de 2019 ante la cada vez más cercana subida de tipos de interés, las perspectivas en torno a que vuelva a situarse por encima del 0% se retrasan para alegría de miles de hipotecados, ya que, aunque la cuota de su hipoteca se incrementará durante los próximos meses, la subida será muy leve, apenas unos euros al mes, dependiendo del importe de la deuda.

Tras la última reunión del BCE, la previsión de subida de tipos se ha retrasado hasta finales de 2019 o 2020, y la reacción del euríbor ha sido quedarse completamente estancado, ya que su evolución está muy ligada a la de los tipos de interés, tal y como puede apreciarse en el gráfico inferior.

El BCE no quiere esperar más a ver si la desaceleración de la economía en la zona euro se profundiza, y ante el frenazo de la actividad en los últimos meses ha llevado a la entidad a sacar, otra vez, toda su artillería monetaria retrasando la subida de tipos y anunciando otra inyección de liquidez a la banca en septiembre.

Un retraso —el de la subida de tipos— que está incidiendo directamente en el comportamiento del euríbor, que ha frenado en seco su remontada. De tal manera que si en enero cerraba en el -0,116%, ahora despide marzo en el -0,108%, tras repetir el cierre de hace un mes. Según las previsiones de Bankinter, en un escenario pesimista, sitúa al euríbor en 2019 en el -0,1%. En un escenario central, en el -0,01%, mientras que en sus previsiones más optimistas, los analistas de Bankinter ven el índice en terreno positivo a lo largo de 2019, en el 0,2%.

Los expertos consideran que el euríbor seguirá en negativo los próximos meses y ven muy poco probable un cambio drástico a corto plazo. "La tendencia seguirá siendo creciente y cada vez se acercará más al cero, pero no será hasta finales de 2019 cuando se llegue a ese punto”, aseguraba hace unas semanas la portavoz del comparador financiero iAhorro.com, Lucía Veiga.

Remontada desde los mínimos de 2018

En 2018, el euríbor marcó los niveles más bajos de su historia. De hecho, hace justo un año, en febrero de 2018, marcó mínimos en el -0,191%, y desde entonces la tendencia ha sido ascendente.

El índice suma ya 36 meses en negativo desde que en febrero de 2016 cayó por debajo del 0% por primera vez en su historia ante la política ultraexpansiva del BCE para apuntalar la recuperación en la zona euro. De su evolución están pendientes cada mes miles de familias e influye en muchas de sus decisiones financieras, puesto que es muy importante a la hora de amortizar la hipoteca.

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios