DESPIDE FEBRERO EN EL -0,108

El euríbor cumple tres años en negativo, pero no te libras de la subida de la hipoteca

El euríbor, el índice que sirve de referencia para la mayoría de las hipotecas en España, cumple su tercer aniversario en negativo, pero habrá subidas en la cuota de las hipotecas

Foto: El euríbor hizo historia en febrero de 2016. (Corbis)
El euríbor hizo historia en febrero de 2016. (Corbis)

El euríbor, el índice que sirve de referencia para la mayoría de las hipotecas en España, cumple su tercer aniversario en negativo. El indicador, que parecía dispuesto a abandonar los números rojos a lo largo de 2019, ha hecho un alto en el camino para alegría de miles de hipotecados, ya que, aunque la cuota de su hipoteca se incrementará durante los próximos meses, la subida será muy leve, apenas unos euros al mes, dependiendo del importe de la deuda.

En 2018, el euríbor marcó los niveles más bajos de su historia, por lo que a pesar de encontrarse aún en terreno negativo, la pequeña remontada de los últimos meses lo sitúa por encima de los cierres de hace 12 meses, de ahí la subida de las hipotecas. De hecho, hace justo un año, en febrero de 2018, marcó mínimos en el -0,191%, y desde entonces la tendencia ha sido ascendente.

Y es que el frenazo económico en la zona euro ha sido más profundo de lo esperado, lo que parece alejar definitivamente las posibilidades de que el Banco Central Europeo (BCE) decida subir los tipos de interés este año. Los expertos esperaban que la subida se produjera tras el verano, pero hay quienes retrasan dicho incremento a 2020, e incluso quienes lo descartan. La reacción del euríbor no se ha hecho esperar, ya que su evolución está muy ligada a la de los tipos de interés.

Un retraso —el de la subida de tipos— que está incidiendo directamente en el comportamiento del euríbor, que ha frenado en seco su remontada. De tal manera que si en enero cerraba en el -0,116%, ahora despide febrero en el -0,108.

Para que nos hagamos una idea del impacto real sobre el bolsillo de los hipotecados que revisen en marzo con el cierre del índice de febrero, para una hipoteca de 150.000 euros a un euríbor +2% y a 24 años, el incremento será de seis euros más al mes, 72 euros al año. Si el importe de la hipoteca es de 250.000 euros, al mismo interés y al mismo plazo, estaríamos hablando de unos 132 euros al año, 11 euros más al mes.

“Poco a poco, el euríbor se va a acercando al cero, aunque es verdad que en este mes de febrero la diferencia con enero es muy pequeña. Seguirá en negativo los próximos meses y es muy difícil que a corto plazo veamos un cambio drástico. La tendencia seguirá siendo creciente y cada vez se acercará más al cero, pero no será hasta finales de 2019 cuando se llegue a ese punto”, afirma la portavoz del comparador financiero iAhorro.com, Lucía Veiga.

En su opinión, “la situación económica de la zona euro no termina de estabilizarle y el euríbor es sensible a varios estímulos, por lo que habrá que esperar a ver cómo evolucionan el resto de los índices macroeconómicos y cómo estos afectan a este índice. De momento, los ciudadanos siguen apostando por las hipotecas variables, el 58,6% de las firmadas en 2018 fueron de este tipo frente al 41,4% a tipo fijo”.

Sobre el impacto futuro en los hipotecados de esta recuperación del indicador, Veiga considera que las familias irán notando cada vez más el encarecimiento de las cuotas. Algunas hipotecas podrían encarecerse hasta 130 euros al año, según iAhorro. "Este sería el caso de un ciudadano con una hipoteca de 300.000 euros a 30 años con un diferencial de euríbor +0,99%, que tendría que pagar 130,92 euros más que en 2018. De esta manera, la diferencia a la hora de pagar la hipoteca ahora o hace un año comienza a crecer poco a poco", añaden desde el portal.

Por su parte, Alejandro Núñez, analista de XTB, en declaraciones a Europa Press ha señalado que "a pesar de estar en niveles negativos, parece que el índice interbancario continúa con la estela de frenar las caídas e iniciar el cambio de tendencia que favorecerá el comportamiento del sector bancario en detrimento de sus clientes, que serán los que tengan que hacer frente a un mayor gasto financiero. Al no haber ningún efecto que pueda frenar la expectante subida del índice, este podría volver a niveles cercanos a cero e incluso positivos a principios de 2020".

Tres años en negativo y una reforma a la vista

El euríbor suma ya 36 meses en negativo desde que en febrero de 2016 cayó por debajo del 0% por primera vez en su historia ante la política ultraexpansiva del BCE para apuntalar la recuperación en la zona euro. De su evolución están pendientes cada mes miles de familias e influye en muchas de sus decisiones financieras, puesto que es muy importante a la hora de amortizar la hipoteca.

La lógica dice que cuanto más elevado es el indicador, más rentable resulta amortizar la hipoteca, ya que los intereses abonados a la banca son mayores, sobre todo durante los primeros años de vida de la hipoteca. Por lo que, ante la situación actual, lo aconsejable, en términos económicos, sería esperar a que el euríbor suba para amortizar.

Y a todo esto, se suma la reforma del euríbor. En siete u ocho meses está previsto que cambie el método de cálculo de este indicador, con el objetivo de que sea más real, ya que la nueva fórmula estará basada en una metodología híbrida, que tendrá en cuenta para su cálculo tanto las transacciones reales como las históricas, además de los precios teóricos. Con la actual metodología, solo se emplean estos últimos.

La fecha límite para que todas las hipotecas se rijan por este nuevo índice es el 1 de enero de 2020, si bien hasta entonces habrá un proceso de transición para que la banca sustituya la actual metodología por la nueva, pero no convivirán los dos índices a la vez.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios