DATOS DE LOS NOTARIOS

Belgas y alemanes disparan la compra de casa en España, huyen los británicos

En una década, la compra de viviendas por parte de extranjeros prácticamente se ha duplicado y ya representa dos de cada 10 operaciones que se cierran en España

Foto: Playa de la Malvarrosa, en Valencia. (EFE)
Playa de la Malvarrosa, en Valencia. (EFE)

La compra de viviendas por parte de ciudadanos extranjeros en España vive su momento más dulce. En una década, las compras prácticamente se han duplicado y ya representan dos de cada 10 operaciones que se cierran en España. A cierre de 2017, los extranjeros compraron más de 100.000 viviendas en España —100.095 unidades—, el doble que hace 10 años, cuando las ventas se situaron en 57.674 viviendas a diciembre de 2007, según datos del Consejo General del Notariado.

Frente a la caída de los compradores británicos, se ha producido un auténtico 'boom' de compras realizadas por otras nacionalidades europeas como belgas, alemanes o suecos.

De hecho, en estos 10 años, ha cambiado significativamente el perfil de los extranjeros que compran casa en nuestro país. Así, por ejemplo, los británicos, que a finales de 2007 protagonizaron casi el 35% de las transacciones realizadas por compradores extranjeros, en la actualidad apenas representan el 14% del total. El sí de los británicos al Brexit ha tenido un efecto directo sobre las transacciones que realizan en nuestro país, que desde principios de 2012 iban en aumento.

Tras el referéndum, realizado en junio de 2016, las compras de casas en España interrumpieron su tendencia alcista —durante los primeros seis meses de 2016, los británicos compraron 8.336 casa en España, mientras que en la segunda mitad de ese año, la cifra se redujo a 6.772 unidades 0151, y a cierre de 2017, las ventas se sitúan por debajo de las cifras de 2015 y 2016, como se puede apreciar en el gráfico inferior.

El impacto sobre el mercado español, sin embargo, ha sido inapreciable, ya que no solo se han superado las 100.000 viviendas adquiridas por extranjeros, sino que otras nacionalidades, como alemanes, franceses, belgas o suecos, han apostado muy fuerte por el mercado español, compensando la huida de los británicos.

En el caso de los alemanes, las compras se han multiplicado por ocho —han pasado de 1.000 compras en 2007 a más de 8.000 el año pasado—, mientras que las operaciones realizadas por parte de los vecinos galos se han incrementado casi un 400% —1.800 frente a 8.500 viviendas—. No obstante, tal y como se puede apreciar en el gráfico inferior, otras nacionalidades europeas también han apostado muy fuerte por España a la hora de comprar casa en el extranjero.

Es el caso de los suecos, cuyas compras se han multiplicado por ocho —de 657 unidades a casi 5.340—, o los belgas, que han pasado de comprar 550 a algo más de 6.000 casas en nuestro país (un incremento del 1.000%). Desde Italia, las compras se han multiplicado por cinco. Fuera de Europa, los chinos compraron el año pasado casi 5.000 viviendas frente a las poco más de 1.000 de hace una década, mientras que los marroquíes han pasado de comprar 3.200 unidades a 5.500.

Las islas triunfan

Aunque todas las comunidades registran incrementos en el número de compra de viviendas desde hace cuatro años, no todas atraen de la misma manera a los extranjeros. Según datos de los notarios, en conjunto y durante el segundo semestre, las compraventas de extranjeros se concentraron en parte del litoral mediterráneo y los archipiélagos. Así, las CCAA con mayor peso de las transacciones de vivienda libre realizadas por extranjeros fueron Baleares (40,5%), Canarias (37,6%), Comunidad Valenciana (37,0%) y Murcia (28,4%), todas ellas superando la media nacional (19,5%).

En cambio, supusieron un 10% o menos de las compraventas totales de extranjeros en el centro peninsular y la cornisa cantábrica: Aragón (10,0%), Navarra (9,4%), Castilla-La Mancha (8,9%), País Vasco (5,5%), Asturias (5,4%), Cantabria (5%), Castilla y León (4,8%), Galicia (4,5%) y Extremadura (3,8%). Andalucía (19,2%) y Cataluña (18,4%) vuelven a situarse nuevamente en torno a la media y Madrid (12,2%), varios puntos por debajo.

Por último, también existen diferencias importantes entre el precio medio de las transacciones realizadas en función de la nacionalidad de los compradores. Los suecos son los que mayor precio por metro cuadrado han pagado por una vivienda en nuestro país, tal y como muestra el gráfico superior —2.228 euros el metro cuadrado—, si bien estadounidenses, alemanes, suizos, daneses y noruegos también han pagado de media más de 2.000 euros el metro cuadrado por sus viviendas en España.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios