TRAS LOS PASOS DE MERLIN, NEINOR Y VÍA CÉLERE

Matutes desembarca en Lisboa con precios récord: más de 70 M por cuatro edificios

Mabel Capital acaba de hacerse con la propiedad de cuatro edificios (12.000 metros cuadrados) en Lisboa por los que habría pagado más de 74 millones de euros

Foto: Praça Dom Pedro IV.
Praça Dom Pedro IV.

Merlin Properties, Neinor Homes, Vía Célere y ahora Mabel Capital. El vehículo inversor de Abel Matutes Prats y Manuel Campos y en el que también participa el tenista Rafa Nadal, ha cruzado la frontera para cerrar una de las operaciones inmobiliarias más importantes en el país vecino, Portugal. La operación se ha realizado junto al inversor financiero Harald Mc Pike y al fondo de inversión internacional Jackyl. Además, la operación ha estado liderada por el director de real estate de Mabel Capital, Sergio García, ex IBA Capital Partners.

Según información a la que ha tenido acceso El Confidencial, la sociedad acaba de hacerse con la propiedad de cuatro edificios en Lisboa por los que habría pagado más de 74 millones de euros, una transacción que las fuentes consultadas por este diario califican de récord, puesto que varios fondos internacionales interesados en los inmuebles —como Patrizia Inmobilien o Drago Capital— no habrían puesto sobre la mesa más de 60 millones.

Los edificios situados en Praça Dom Pedro IV (conocida como Praça del Rossio), centro neurálgico y comercial de la ciudad y el equivalente a la madrileña Puerta del Sol, suman 12.000 metros cuadrados y tienen uso hotelero y comercial. La ubicación, según los expertos consultados "es inmejorable" ya que esta zona ostenta el precio por metro cuadrado comercial más caro de la ciudad.

Abel Matutes y Manuel Campos habían centrado hasta ahora sus inversiones en Madrid, donde acaban de vender un edificio junto a la sede del PP a la familia Entrecanales, y donde son propietarios del edificio residencial de lujo con los pisos más caros de la capital en la calle General Castaños. De hecho, Amancio Ortega ha llegado a pagar 20.000 euros por metro cuadrado por un ático de 600 metros. No es su primera aventura internacional ya que en 2015 lanzaron un fondo de 15 millones de euros para construir y vender viviendas en Filadelfia.

Tras los pasos de Merlin, Neinor, Vía Célere...

Con su entrada en Portugal —y en concreto en Lisboa— siguen los pasos de otras compañías españolas que han visto gran potencial de crecimiento en el país vecino. Es el caso del gigante del Ibex 35 Merlin Properties, que en septiembre del año pasado reforzaba su presencia en el país vecino con la compra, por 60,3 millones de euros, de un emblemático edificio de oficinas situado en plena zona 'prime' de Lisboa, en concreto, en el número 3 de la Praça Marquês de Pombal, a apenas un kilómetro y medio de la transacción cerrada por Mabel Capital. De hecho, ambas operaciones están solamente separadas por la Avenida da Liberdade.

Con aquella transacción, Merlin aumentó hasta algo más de 60.000 metros cuadrados sus oficinas en Lisboa. La compañía que capitanea Ismael Clemente había adquirido con anterioridad el edificio Monumental y la Torre A del complejo de oficinas Torres también en la capital del país vecino. El primero de ellos es un inmueble emblemático de la capital portuguesa, situado en el corazón financiero de la ciudad, en la propia plaza del Duque de Saldanha. Y la Torre A forma parte del consolidado complejo de oficinas denominado Torres de Lisboa, que cuenta con ocho edificios (siete de oficinas y un hospital) con más de 70.000 metros cuadrados y 1.683 plazas de aparcamiento. Y como reconocen desde la compañía, sus próximas compras serán "selectivas" y estarán muy enfocadas en Portugal, un "mercado en claro ascenso y con oportunidades muy rentables".

Un mercado al alza

Opinión que comparten desde la consultora CBRE. "El crecimiento de la economía y la calidad de vida en Portugal continuarán animando positivamente la demanda de espacios de oficinas en Lisboa y Oporto a lo largo de 2018", señala en su último informe sobre el mercado inmobiliario portugués. "Sin embargo, la falta de producto continuará durante este año y provocará, por un lado, un descenso en las tasas de ocupación y, por otro, el incremento de las rentas en las zonas prime".

Por otro lado, la consultora espera inversiones récord en sector comercial. "Los 'players' europeos seguirán teniendo un papel predominante, mientras que los precios seguirán subiendo, especialmente en el segmento de oficinas y 'high street'".

Fuente: CBRE.
Fuente: CBRE.

Estas buenas perspectivas del mercado han llevado a otras compañías españolas a poner sus ojos en Portugal. Otra cotizada, Neinor Homes, quiere aprovechar la recuperación inmobiliaria en el país vecino que, se espera, sea similar a la que se ha producido en España. A finales de 2017, la firma que dirige Juan Velayos tenía en su radar una bolsa de terrenos en Lisboa suficiente como para promover 300 viviendas al año, volumen a partir del cual se justificaría la apertura de una oficina en la capital. Por su parte, Vía Célere, futura cotizada, desarrollará a partir de este año 46.500 metros cuadrados de suelo residencial —casi 300 viviendas— y comercial en la localidad de Oeiras, a 11 kilómetros del centro de Lisboa.

"Es el momento adecuado para avanzar con el desarrollo de nuevos proyectos en Portugal. Por su crecimiento económico sostenido y la creciente confianza y capacidad de compra de sus consumidores, en un entorno de mayor acceso a la financiación y bajos tipos de interés, el mercado luso supone una oportunidad para la inversión inmobiliaria", señalaba recientemente Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de la compañía. El suelo sobre el que se desarrollará el proyecto proviene de la cartera absorbida por Vía Célere tras su fusión con la promotora Dospuntos.

Lo cierto es que el buen momento por el que atraviesa el mercado inmobiliario español ha provocado un importante aumento de precios que llevado a que muchas compañías e inversores hayan comenzado a fijarse en otros mercados.

Andbank España, entidad especializada en banca privada, lanzaba en septiembre de 2017 un vehículo de inversión inmobiliaria —Albatross Iberian Re Renovation Fund I—, con un objetivo de captación de 50 millones de euros para invertir en inmuebles residenciales en las zonas prime de la capital lusa, mientras que Ores, la socimi que han lanzado Bankinter y la inmobiliaria local Sonae Sierra, tiene en cartera algunos activos ubicados en el país vecino. Por ejemplo, un supermercado de 2.200 metros cuadrados en Lisboa que compró por 5,9 millones, al que se suman un espacio comercial de 5.000 metros en Braga y un parque comercial de casi 12.000 en Portimão, en la región del Algarve.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios