CALVO CUESTIONA LA ALTURA DE LA TORRE

Carmena desbloquea los pisos de Cuatro Caminos con el 'no' de parte de su partido

Rommy Arce y Pablo Carmona -de Ganemos- han rechazado la propuesta presentada por su propio partido, pero no han podido frenar un proyecto visto con malos ojos por la bases de Ahora Madrid

Dos años después, las 443 familias que compraron a Metro de Madrid los terrenos de las antiguas cocheras de Cuatro Caminos comienzan a ver la luz al final del túnel. El pleno del Ayuntamiento de Madrid ha dado luz verde a su propuesta que, durante los próximos 30 días, deberá ser sometida a una aprobación inicial. La votación ha dejado al descubierto la ruptura en el seno de ahora Ahora Madrid, aunque, a diferencia de lo que sucedió hace dos años con la aprobación de las viviendas en régimen de cooperativa de Raimundo Fernández Villaverde, las diferencias han sido menores de lo previsto.

En esta ocasión, y tras la petición del PP de que se realizara una votación individual, los ediles Rommy Arce y Pablo Carmona -de Ganemos- han rechazado la propuesta presentada por su propio partido. Dos votos en contra que no han sido suficientes para frenar el proyecto, ya que el resto de ediles de Ahora Madrid, los del PP y Ciudadanos han aprobado el plan.

Los ediles Rommy Arce y Pablo Carmona (Ganemos) que han votado en contra.
Los ediles Rommy Arce y Pablo Carmona (Ganemos) que han votado en contra.

El PSOE, por su parte, se ha abstenido. En esta ocasión no han votado en contra concejales de Ahora Madrid que en otras ocasiones se han opuesto a las iniciativas de su grupo, entre ellos Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, actualmente en el ojo del huracán al haber sido citados en calidad de querellados tras denunciar el convenio con el Madrid Open.

En noviembre de 2015 fueron seis los concejales, Carlos Sánchez Mato, Mauricio Valiente, Rommy Arce, Pablo Carmona, Montserrat Galcerán y Yolanda Rodríguez los que votaron en contra del proyecto de Raimundo Fernández Villaverde, mostrando una mayor ruptura dentro de Ahora Madrid que la vivida hoy en el pleno del Ayuntamiento, donde ha sido el ala de Ganemos el más combativo.

Precisamente, Ganemos Madrid había pedido en un comunicado que el Ayuntamiento de Madrid no estimase el plan ya que pretende proteger las cocheras como patrimonio histórico. Una petición con la que se ha desmarcado, una vez más, de las políticas de urbanismo de Ahora Madrid, a cuyos ediles pedía "coherencia".

Esta organización, el ala más crítico de Ahora Madrid, considera que el nuevo plan, respaldado por Desarrollo Urbano Sostenible, sigue sin cumplir los requisitos del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) al no corregir el desnivel entre la cota de la calle y la cota superior de las nuevas cocheras, que supera en 1,5 metros el máximo para un edificio soterrado.

En peligro la altura de la torre

Han pasado más de seis meses desde que el Ayuntamiento de Madrid tumbó el proyecto de la cooperativa Metropolitan al considerar que su propuesta era contraria al Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOU) de 1997. La gestora del proyecto, Grupo Ibosa, se ha visto obligada a modificar el proyecto para ajustarse a la ley y a las exigencias del consistorio. No obstante, tal y como ha dicho el concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo, "el proyecto es mejorable" y ha cuestionado la altura de la torre, que dispone de 28 plantas y casi 300 viviendas.

Es decir, según las fuentes consultadas, "antes de que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento apruebe inicialmente el plan parcial, es muy probable que el consistorio pida a la cooperativa la reducción de las alturas de la torre, lo que provocaría que algunas de las viviendas afectadas deberían ser reubicadas dentro del proyecto".

El concejal de Urbanismo ha dicho "el proyecto es mejorable" y ha cuestionado la altura de la torre, que dispone de 28 plantas y casi 300 viviendas

No olvidemos que Ayuntamiento de Madrid rechazó el compromiso del gobierno anterior con la cooperativa de monetizar la cesión del 10% del aprovechamiento lucrativo de la parcela que le corresponde por ley. Una negativa que obligó a Grupo Ibosa a rehacer el proyecto para contemplar la cesión de suelo al consistorio para la construcción de unas 42 viviendas, tanto libres como protegidas, dejando fuera a otros tantos 40 cooperativistas.

Entre los ajustes introducidos y que han permitido el ok del consistorio se encuentra la modificación de la diferencia de altura media entre el techo de las Cocheras de Metro y la rasante media de la acera resolviendo así los pequeños desniveles entre algún punto de las calles colindantes y el futuro parque público, el cual tendrá una extensión de más de 15.000 metros cuadrados. Con estos ajustes, por cada vivienda habrá, proporcionalmente, 33 metros de zonas verdes.

Igualmente, el proyecto contempla la construcción de las nuevas cocheras de Metro soterradas y la mejora de permeabilidad peatonal del parque público y de sus accesos. Para ello, se han proyectado distintos itinerarios peatonales en las zonas de máxima afluencia, que permitirán el acceso entre la Avenida Pablo Iglesias y la calle Bravo Murillo, tal y como exige la ficha del plan (APR).

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios