los cooperativistas han pagado 38 millones

Metro pierde 67 millones por el 'no' de Carmena a los pisos de Cuatro Caminos

Las trabas municipales a este proyecto han obligado a Metro de Madrid a provisionar casi 40 millones de euros, es decir, el dinero que han pagado hasta la fecha los cooperativistas

Foto: Foto: Salvador Fenoll Bernabeu.
Foto: Salvador Fenoll Bernabeu.

Los obstáculos del Ayuntamiento de Madrid para dar luz verde al proyecto de 443 viviendas en régimen de cooperativa en las antiguas cocheras de Cuatro Caminos han provocado un importante 'agujero' económico en las cuentas anuales de Metro de Madrid.

La compañía, cuya administración corresponde a la Comunidad de Madrid, registró en 2016 pérdidas de 67 millones de euros. Una cifra inferior a los 72 millones de 2015 y que vienen motivadas, según explican desde Metro de Madrid, por el rechazo del consistorio a la propuesta realizada por la cooperativa Metropolitan para la construcción de casi un centenar de viviendas y el soterramiento de las actuales cocheras de Metro en el recinto de Cuatro Caminos. Las trabas municipales a este proyecto han obligado a Metro de Madrid a provisionar los 88 millones de euros que la cooperativa puso sobre la mesa por esos terrenos, y que en 2015 se anotó como ganancias.

Una provisión que no solo se 'ha comido' los 20 millones de euros de beneficio que esperaban para el pasado ejercicio, sino que ha provocado que la empresa pública despida 2016 con un importante 'agujero' económico.

En concreto, la cifra abonada por Metropolitan asciende a 37,9 millones de euros de los 88,3 que ofrecieron en subasta pública. De la cantidad pendiente de pago (53,6 millones), una parte se paga en especie con la nueva cochera (30,7 millones) y el resto en dinero (22,9 millones de euros). Y es precisamente esta última cantidad la que aún está pendiente de pago.

El pasado mes de diciembre, el Ayuntamiento de Madrid tumbaba por segunda vez consecutiva el Plan Parcial -trámite necesario para iniciar la construcción de sus viviendas- al considerar que el proyecto presentado sigue incumpliendo el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM).

El consistorio había hecho lo propio en mayo exigiendo una serie de modificaciones para que sí cumpliera con la normativa vigente. En diciembre, tras una prórroga de Metro para efectuar el pago de esos 23 millones, el ayuntamiento volvió a desestimarlo y, sin la aprobación de este trámite urbanístico, los cooperativistas se negaron a desembolsar más dinero.

Foto: Salvador Fenoll Bernabeu.
Foto: Salvador Fenoll Bernabeu.

Esta decisión provocó que Metro de Madrid concediera una nueva prórroga a los cooperativistas -hasta finales de 2017- para que le abonen los 23 millones que aún deben a la Comunidad de Madrid por la compra de dichos terrenos hace casi dos años y medio.

Cuando expire dicho plazo, si el ayuntamiento sigue sin dar luz verde a la operación, tal y como recogen los pliegos del contrato, Metro tendrá que devolver a los cooperativistas el dinero que ya han desembolsado y dejará de ingresar, por tanto, un total de 88 millones de euros.

"La decisión del consistorio, que ha sido denunciada por la cooperativa y por Metro de Madrid, supone reflejar en las cuentas de la empresa una pérdida al contabilizar la provisión por la incertidumbre sobre la resolución final de la operación de venta", señalan desde la empresa pública.

Los cooperativistas han abonado 37,9 millones de euros de los 88,3 que ofrecieron por los terrenos

Tras el último "no" del ayuntamiento, Metro de Madrid y los cooperativistas presentaron sendos recursos de reposición que fueron aceptados y que obligan a que el Área de Desarrollo Urbano Sostenible deba revisar de nuevo la propuesta. La decisión del consistorio al respecto podría conocerse dentro de una semana, el próximo 22 de marzo, durante la comisión que tendrá lugar en la madrileña Plaza de la Villa. "El concejal tiene que desvelar si propone estimar o desestimar nuestra propuesta y, en función de lo que diga, acudiremos o no a los tribunales", aseguran desde Grupo Ibosa, gestora de la cooperativa.

Precisamente, su director general, Juan José Perucho, explicaba a El Confidencial a finales del año pasado que "este radical cambio de criterio técnico está siendo el motivo por el que varios socios abogados se están planteando interponer una demanda penal por prevaricación. Acciones que se tomarían sin menoscabo de la interposición de un contencioso administrativo contra el ayuntamiento que contendría una importante reclamación patrimonial por los perjuicios económicos objetivos causados a la cooperativa por esta situación".

Nueve meses por delante

El futuro del proyecto no se presenta demasiado optimista, tal y como explica a este medio Borja Carabante, consejero delegado de Metro de Madrid. "Tal y como pidió el ayuntamiento, hemos rebajado en un metro la cota de la cara superior del forjado de techo de las cocheras respecto al proyecto presentado en el mes de mayo, que sobresalía entre tres y siete metros sobre el nivel de calle y ya no se puede rebajar más. No podemos hacer más. Y no solo eso, sino que el proyecto presentado cumple con el protocolo que firmaron Metro de Madrid y el Ayuntamiento en 2010, cuando se planteó por primera vez la venta de las cocheras. El principal problema es que parece que no quieren aprobar el proyecto bajo ningún concepto".

Los cooperativistas pueden recuperar su dinero

Independientemente de las acciones judiciales, si en menos de nueve meses el Plan Parcial no sale adelante, según recoge el pliego de condiciones de enajenación de las cocheras de Cuatro Caminos, Metro de Madrid deberá devolver el dinero ya pagado por los cooperativistas.

"Si el Plan Parcial de Reforma Interior, o instrumento de planeamiento requerido por la Administración, no puede contemplar en sus justos términos el proyecto de ejecución elaborado por Metro de Madrid, este podrá optar por modificar el proyecto de ejecución para adaptarlo al instrumento de planeamiento o resolver el presente contrato, con devolución al adjudicatario de la fianza y del pago al contado efectuado, más el interés legal del dinero", recoge el pliego.

Foto: Salvador Fenoll Bernabeu.
Foto: Salvador Fenoll Bernabeu.

Es decir, las cocheras volverían a ser propiedad de la empresa pública, que devolvería los 40 millones, además de la fianza. "Ése sería el peor escenario. No podemos y no deberíamos llegar a este punto. Los cooperativistas quieren sus casas, no recuperar su dinero y quedarse sin ellas. Y nosotros queremos nuestras cocheras. No obstante, si finalmente el proyecto no pudiera salir adelante, por supuesto Metro de Madrid tiene capacidad para devolver dicho dinero", concluye Carabante.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios