Dos años y medio sin una visita: 8.000 euros después, dos ofertas de compra en 15 días
  1. Vivienda
EL MILAGRO DEL HOME STAGING

Dos años y medio sin una visita: 8.000 euros después, dos ofertas de compra en 15 días

Tras un pequeño lavado de cara y tras unas jornadas de puertas abiertas, la vivienda ha salido a la venta con un aspecto renovado y por un precio algo superior: 690.000 euros

A diario son cientos las viviendas en venta que son totalmente descartadas por miles de potenciales compradores. Viviendas que, a pesar de estar en precio, no despiertan el más mínimo interés por parte de quienes buscan casa. Viviendas que pueden tirarse meses y años en venta en el más absoluto del olvido porque suscitan rechazo por su apariencia, por la primera impresión que generan entre quienes la visitan o ven sus fotos por primera vez. Viviendas en las que nadie querría vivir. Viviendas que en muchos casos solamente necesitan un pequeño lavado de cara o una pequeña reforma para que alguien se fije en ellas y decida comprarlas.

Viviendas como la de este reportaje. Con apenas una inversión de 8.000 euros, esta casa de ser totalmente ignorada durante dos años y medio a recibir dos ofertas de compra en apenas quince días. Situada en la zona norte de Madrid, en el distrito de Aravaca, la vivienda de 312 metros cuadrados, llevaba en venta desde finales de 2013 por 680.000 euros sin que en todo este tiempo, los propietarios hubieran recibido una sola oferta por ella, a pesar de haber realizado varias rebajas de precio.

Tras un pequeño lavado de cara de 8.000 euros llevado a cabo por la inmobiliaria Living Homes, y tras unas jornadas de puertas abiertas, la vivienda ha salido a la venta con un aspecto renovado, incluso por un precio algo superior, 690.000 euros. El resultado ha sido inmediato: dos ofertas de compra en apenas quince días.

"En este caso, no era un problema de precio sino de presentación. No era más cara que las que se ofertan en la misma zona. De hecho, no tenía sentido seguir bajando el precio. Lo que fallaba era la primera impresión que ofrecía la casa nada más entrar. No entraba por los ojos. Y cuando alguien va a comprar una casa, necesita sentirse viviendo allí", explica Helena de Gregorio Basagoiti, socia directora de Living Home, inmobiliaria que nació en plena crisis del sector y que acaba de lanzar una linea de negocio de Home Staging que consiste, precisamente en maquillar las viviendas para acelerar su venta o alquiler. De hecho, con esta técnica, en otra vivienda del norte de Madrid, con apenas 3.000 euros, se consiguió una revalorización del inmueble entre el 15% y el 20%.

"Éste es un ejemplo muy claro de cómo con un presupuesto muy bajo se puede transformar una vivienda y conseguir una venta rápida. Porque, no olvidemos que a medida que pasan los meses y las semanas, el inmueble que no se vende se quema y es necesario ajustar mucho el precio para conseguir que alguien se interese por él y lo compre", apuna esta experta.

El cambio salta a la vista. Algo de pintura, el cambio de algunos suelos, arreglo de desperfectos y goteo en el jardín. A lo que se suma la decoración de la vivienda a coste cero. "Hemos llegado a un acuerdo con determinadas marcas para que nos cedan el mobiliario. Con lo que esta partida ha sido totalmente gratuita para el cliente. Y, aunque la vivienda necesita una reforma, el resultado es evidente", añade De Gregorio.

"Además, la idea de realizar una jornada de puertas abiertas, algo muy habitual en Estados Unidos pero muy raro en España, también ha gustado mucho a los potenciales compradores ya que les ha dado libertad para visitar la vivienda y moverse libremente por sus estancias", añade. De esa jornada de puertas abiertas, celebrada hace apenas quince días han salido, precisamente las dos primeras ofertas de compra por la vivienda.

Como ya dijimos hace unas semanas, para vender una casa, primero tiene que parecer una casa. Es decir, la presencia del inmueble debe ser lo más atractiva posible. Una pequeña inversión inicial en conseguir un lavado de cara puede acelerar la venta de la vivienda sin necesidad de realizar una brusca rebaja en el precio.

Vivienda