Es noticia
Menú
¿Comprar casa de cara a la jubilación? El alquiler 'se come' el 61% de la pensión
  1. Vivienda
DATOS DE PISOS.COM

¿Comprar casa de cara a la jubilación? El alquiler 'se come' el 61% de la pensión

Hoy en día, de media, un jubilado que necesite vivir de alquiler debe destinar el 61% de su pensión para pagar la renta. Un porcentaje muy por encima de la recomendación del Banco de España

Foto: Foto: Corbis.
Foto: Corbis.

Que España es un país mayoritariamente comprador de vivienda es evidente. La cultura de la propiedad está tan fuertemente arraigadaque ni siquiera la mayor crisis inmobiliaria que se ha producido en nuestro país ni las dramáticas consecuencias del fuerteendeudamiento hipotecariohan conseguido el tan deseado y saludable impulso del mercado del alquiler.

La balanza sigue fuertemente inclinada a favor de la propiedad (75% frente al 35%) y, aunque el alquiler ha subido con fuerza en la última década y cuenta conmúltiples ventajas frente a la compra (es más fácil capear situaciones de crisis, se puede negociar a la baja la renta, nos estamos 'atados' a una hipoteca prácticamente de por vida, etc.), lo cierto es que tener una vivienda en propiedad puede convertirse, en un futuro, en el mejor plan de pensiones.

Y no es para menos si tenemos en cuenta los datos facilitados hoy por el portal pisos.com. Hoy en día, de media, un jubiladoque necesite vivir dealquiler debe destinar el 61% de su pensión a pagar la renta. Un porcentaje, sin lugar a dudas, muy por encima de la recomendación del Banco de España de destinar, como máximo, el 35% de los ingresos mensuales al pago de la vivienda (ya sea una renta de alquiler o la cuota de la hipoteca).

Hoy en día,la prestación media en España es de 934,36 euros mensuales, según datos de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social. La cuota de lahipotecamedia en España se sitúa en 548,912 euros (datos del Colegio de Registradores), mientras que larenta media de alquiler se sitúa en 594 euros (datos de pisos.com). De tal manera que un pensionista que necesite vivir de alquilerporcarecer de una casa en propiedad, deberá destinar tres quintas partes de su pensión a este gasto, con diferencias más que notables entre provincias porque, no es lo mismo ser pensionista en Madrid, que en Baleares, que en Aragón o Asturias.

Así por ejemplo, y tal y como puede apreciarse en el mapa, en Madrid, aunque la pensión media es de las más elevadas de toda España -superaligeramente los 1.000 euros mensuales-los alquileres son los más caros del país, con una media de 942 euros al mes. Es decir, teniendo en cuenta ambas variables, vivir de alquiler en Madrid se 'comería' el 92% de la pensión.

Ni siquiera en Asturias, donde la relación pensión/alquiler es la más favorable de toda España al situarse en el 45,63%, se cumplen las recomendaciones de endeudamiento del Banco de España (30-35%).

Alquileres inasumibles en toda España

Es decir, aunque siete de las 17 comunidades autónomas tienen pensiones por encima de la media nacional -País Vasco (1.181,72 euros), Navarra (1.094,91), Asturias (1.086,98), Madrid (1.020,73), Aragón (1.005,34), Cataluña (1.000,71) y Cantabria (965,04)-, la dificultad para hacer frente a un alquiler es un problema común a todas las regiones.

De hecho, en Madrid, Baleares, País Vasco, Comunidad Valenciana y Cataluña es donde los propietarios de una vivienda lo tienen más complicado. "Las dificultades económicas que atraviesa el sector senior de la población le convierten en un público ciertamente vulnerable. Tenemos la creencia de que un jubilado tiene su casa pagada desde hace años, pero no siempre es así”, indica Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com.

En Madrid, con una pensión media, los jubilados tienen que destinar el 92% a pagar el alquiler

“Incluso los que viven en su casa de toda la vida tratan de mejorar sus ingresos poniendo habitaciones en alquiler, convirtiéndose en inquilinos a la fuerza. Una situación que ha provocado que los mayores de 60 años hayan pasado de tener un peso dentro de la demanda total de inquilinos de pisos compartidos del 0,34% en 2011 al 2,88% en 2015", añade Alemany.

Quienes hoy en día están ya jubilados y no tienen una vivienda en propiedad, la compra difícilmente es ya una opción salvo que se dispongan de los ahorros necesarios para afrontar la operación con muy poco endeudamiento, puesto que para estos colectivos, los plazos de amortización de la hipoteca son muy reducidos. Además, teniendo en cuenta el porcentaje de su prestación de jubilación que deberían dedicar a pagar la hipoteca -el 59%, de media-ningún banco estaría dispuestos a asumir ese riesgo.

Unas cifras que, sin embargo, tampoco deberían lanzarnos a comprar casa de manera descontrolada, tal y como sucedió en pleno boom. Pero que sí debería figurar como una posibilidad de cara a nuestro futuro, como llevan tiempo advirtiendo algunos expertos inmobiliarios.

"Estácreciendo el número de compradores que utiliza la vivienda de la playa como un fondo de pensiones", apuntaba recientemente Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria. "Hoy en día, en la costa, se pueden comprar viviendas de 30.000 euros ehipotecas de 150 euros. Unaopción a tener muy en cuenta por parte de la gente joven que, con una propiedad, aunque sea en la costa, se asegura un techo bajo el que vivir cuando se jubile".

Que España es un país mayoritariamente comprador de vivienda es evidente. La cultura de la propiedad está tan fuertemente arraigadaque ni siquiera la mayor crisis inmobiliaria que se ha producido en nuestro país ni las dramáticas consecuencias del fuerteendeudamiento hipotecariohan conseguido el tan deseado y saludable impulso del mercado del alquiler.

Planes de pensiones