recurren a expertos independientes

Carmena contraataca y saca toda la artillería para evitar la demolición del Edificio España

El Grupo Wanda afirma que hay peligro de derrumbre si se acometen las reformas del inmueble manteniendo la fachada original

Foto: Vista general del Edificio España en Madrid. (Daniel Muñoz)
Vista general del Edificio España en Madrid. (Daniel Muñoz)

El Ayuntamiento de Madrid no ha tardado en sacar toda la artillería pesada para echar por tierra los planes del grupo chino Wanda de derribar el emblemático Edificio España de Madrid. Rodeado por media decena de expertos, el delegado del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha puesto este lunes sobre la mesa dos informes que avalan que la rehabilitación del inmueble es posible conservando su fachada original.

Recordemos que la semana pasada Grupo Wanda convocó a una veintena de medios de comunicación con un doble objetivo, enseñar por primera vez en más de una década el estado actual del edificio por dentro y, por otro lado, alertar a la opinión pública sobre los peligros de derrumbre a la hora de acometer la reforma del inmueble manteniendo la fachada.

"Tras estudiar el informe del Grupo Wanda, ver el edificio y solicitar dos informes técnicos intedependientes elaborados por el arquitecto Ricardo Aroca y el ingeniero de caminos Hugo Corres, ambos expertos en estructuras y técnicos independientes, entendemos que no procede en ningún caso la demolición del edificio porque el mantenimiento de la fachada es viable técnica y económicamente y no supone ningún peligro para los ciudadanos", han sido las palabras de José Manuel Calvo. "Y así se lo traslademos al Grupo Wanda que ya sabía su grado de protección cuando adquirió este edificio".

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. (EFE)
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. (EFE)

Ésta es, a grandes rasgos, la respuesta del consultorio madrileño a la consulta urbanística realizada por la compañía china en la que tal y como ha recordado Calvo, "planteaba solamente la posibilidad de demoler el conjunto del edificio y volverlo a reconstruirlo pese a tratarse de un edificio protegido".

Los informes firmados por Ricardo Aroca y Hugo Corres sostienen en ambos casos que es posible acometer la rehabilitación del Edificio España sin necesidad de demoler la fachada. "Un edificio protegido no es un solar, de tal manera que el proyecto que se plantee debe contemplar desde el principio su mantenimiento".

En su opinión, "es perfectamente posible iniciar la construcción antes de la destrucción. Naturalmente, al hacer el proyecto hay que tener en cuenta las soluciones y obras auxiliares que habrá que adoptar para mantener la rigidez del edificio y evitar que se caiga", ha recordado. "Si en su proyecto Wanda no lo ha tenido en cuenta, que hagan otro. Yo tengo otras cuatro o cinco solucionas alternativas para conservar la fachada".

El presidente del Grupo Wanda, Wang Jianlin. (EFE)
El presidente del Grupo Wanda, Wang Jianlin. (EFE)

"Desmontarla es imposible", ha insitido. "No se pueden desmontar las piezas y numerarlas como en otro tipo de obras. ¿Van a numerar todos los ladrillos? Dicen desmontar pero en realidad es demoler", ha añadido Aroca. "Cuando Grupo Wanda habla de desmontar está utilizando un eufemismo, porque ante la opinión pública no suena igual desmontar que demoler", ha apuntado Calvo.

El autor del segundo informe encargadao por el consistorio madrileño, Hugo Corres, también echa por tierra los planes del Grupo Wanda. "Hay muchas soluciones para poder conservar la fachada y cualquiera de ellas debe tener en cuenta este condicionante".

Dos documentos a los que se suma el realizado por los propios técnicos del Ayuntamiento de Madrid. "Nuestros técnicos municipales han realizado visitas al edificio y han elaborado sus informes. A pesar de contar con su criterio, buscamos la opinión de dos expertos independientes para manifestar y dejar clara la independencia del Ayuntamiento en este caso. Todos ellos han demostrado que los informes de Grupo Wanda no son inapelables", ha concluido Calvo.

Para Ana Perpiñá, directora general de control de la edificación del Ayuntamiento de Madrid, "Grupo Wanda compró el edificio con unas condiciones que existían desde el principio. No son condiciones impuestas por el Ayuntamiento. Todos los estudios avalan que no hay ningún problema técnico ni de seguridad, siempre y cuando que se tomen las medidas que se toman en la rehabilitación de cualquier otro edificio".

Respecto a lo insólito de la obra -nunca antes se ha realizado una rehabilitación de estas características-, Ricardo Aroca ha sido contundente. "Siempre hay una primera vez. Es insólito mantener la fachada de un edificio de estas características pero, ¿por qué no mantener la estructura y actuar sólo por la planta baja? El argumento de que los materiales de la fachada están deteriorados no es válido. Mucho más obsoletos están los de edificios del siglo XVI. Es un edificio de buena calidad".

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios