CÓMO FINANCIAR LA COMPRA

Efectivo, hipoteca, préstamo al consumo... tres opciones para comprar plaza de garaje

La fuerte caída de precios experimentada ha puesto en el mercado plazas de garaje a un precio más asequible que hace unos años. ¿Como financiar su compra?

Foto: Efectivo, hipoteca, préstamo al consumo... tres opciones para comprar plaza de garaje

Preguntábamos hace unas semanas cuánto estaría usted dispuesto a pagar por una plaza de garaje. La fuerte caída de precios experimentada ha puesto en el mercado producto a un precio mucho más asequible que hace unos años. Si bien, también con la crisis, son muchos los particulares que han optado por el alquiler en lugar de la compra

Supongamos que ha encontrado una plaza que le interesa y quiere comprarla. Hay dos opciones. Pagar con dinero en efectivo o pedir dinero al banco ya sea a través de un préstamo personal -por su importe- o bien hipotecando el bien, es decir, el garaje. Es posible que cuente con unos ahorros y quiera invertirlos directamente. Con la crisis han sido muchos los españoles que, ante la falta de financiación y unos diferenciales cada vez más elevados, han optado por comprar al contado. Tal es así que, actualmente, siete de cada diez viviendas se venden en España sin necesidad de contratar una hipoteca.

Si, por el contrario, necesita financiación, los bancos no cuentan con un producto específico, como sí sucede con la financiación hipotecaria para la adquisición de una vivienda. ¿Qué opciones tenemos sobre la mesa? Básicamente tres: 

1.- Hipoteca. "No es habitual contratar una hipoteca para pagar una plaza de párking a no ser que ésta se adquiera junto a la vivienda", explica a El Confidencial Maica López, responsable de prensa del portal financiero Bankimia. "En estos casos, toda la compra, es decir, el aparcamiento más la casa, se incluye en el préstamo hipotecario. Al tratarse de un inmueble, la financiación llega hasta el 80% del valor de tasación o de compraventa. De lo contrario, si sólo adquiere la plaza de aparcamiento, es más complicado que la entidad conceda la hipoteca y, de hacerlo, el porcentaje de financiación es bastante inferior".

A diferencia de las casas, la banca no tiene un producto específico para la compra de plazas de garajeSituación que también ha constatado Juan Villén, responsable de hipotecas de idealista.com. "A diferencia de las casas, la banca no tiene un  producto específico para la compra de plazas de garaje y cuando da luz verde a un préstamo hipotecario concede un porcentaje de tasación más bajo que en la compraventa de viviendas. En torno al 50%".

A través de un préstamo hipotecario se pueden conseguir importes elevados, pero, atención, a diferencia de las hipotecas, suelen aplicar diferenciales más elevados, por encima del 3%.

2.- Préstamos al consumo. No tienen una finalidad concreta (vehículo, estudios, coche...) y pueden ser una opción para financiar la adquisición de una plaza de aparcamiento que no requiera una financiación demasiado elevada. 

"Hoy en día se pueden encontrar en el mercado préstamos que financian hasta 60.000 euros con plazos de amortización de hasta ocho años", explica Maica López. Normalmente, los préstamos personales no se suelen conceder importes tan elevados como una hipoteca. El rango más habitual oscila entre los 3.000 y los 60.000 euros, según Bankimia.

Una cantidad con la que se puede afrontar la compra de una plaza de garaje si tenemos en cuenta que el precio medio en España ronda los 26.000 euros, según un estudio reciente de idealista.com

"A diferencia de las hipotecas, con plazos de amortización más amplios, los préstamos al consumo suelen ser a 4-5 años. Es extraño encontrarlos a 7 u 8 años, con lo que, respecto a la hipoteca, las cuotas suelen ser más altas y tipos mucho más altos. Ahora pueden rondar el 7%", comenta Villén. 

Los datos que maneja Bankimia recogen intereses que oscilan entre el 7% y el 13%, aunque lo habitual, tal y como explican desde el portal, es que se muevan entre el 7% y el 9%. "Con todo, el porcentaje que se le aplica también depende de la cantidad de dinero que se pide prestada, del plazo de amortización, del perfil del cliente, y también de la vinculación que asuma el solicitante con la entidad. Es decir, si domicilia nómina, si tiene alguna cuenta abierta, si contrata un seguro..." Muy parecido a lo que sucede con las hipotecas. 

Juan Villén también explica cómo la banca suele mostrarse reacia a financiar importes elevados. "Además, si no te lo concede tu banco es difícil que te lo conceda otra entidad", concluye.

En cuanto a los plazos de amortización, "pueden alargarse hasta 10 años en algunos casos, aunque la mayoría se comercializan a como máximo 8 años. Y sobre las comisiones, depende. Hay quien aplica por estudio y apertura, otros que solo por apertura, otras entidades ninguna... La de estudio puede ser de entre el 1% y el 2%. Y la de apertura puede llegar en algún caso puntual al 3%", añade Maica López. 

Para Pau A. Monserrat, director editorial de iAhorro.com, "suele ser más interesante un préstamo personal si el coste de los intereses no es muy alto, ya que el cliente se ahorra los gastos de escrituración de la hipoteca".

3.- Líneas de crédito.  Es lo menos habitual. "Son líneas de financiación para empresarios o autónomos, los particulares no disponen de ellos. En este caso, depende del titular de la línea, si quiere emplearla para este fin o no", apunta Maica López. 

Sea a través de un préstamo hipotecario o un préstamo al consumo, para Pau A. Monserrat "las plazas de garaje suelen ser bienes inmuebles bastante atractivos para los bancos, ya que por su precio relativamente reducido y su uso suelen ser fácilmente recolocables si hay impagos. Por otro lado, la finalidad de la financiación se considera inversión familiar o profesional, según el caso, lo que gusta bastante a la banca. Más que un simple gasto", añade.  

No olvides los impuestos y otros gastos

Comprar una plaza de garaje lleva consigo el pago de una serie de impuestos. Al igual que sucede con la compra de una casa, al precio de venta hay que sumar, aproximadamente, un 10% adicional en concepto de gastos de notaría, registro, impuestos...

La compra de una plaza de garaje está sujeta al IVA (si es primera transmisión) o al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) en el caso de segundas y posteriores transmisiones, o el de Actos Jurídicos Documentados (AJD). Asimismo, la escritura de compraventa lleva aparejada gastos de notaría y registro. Sin olvidar que, en los préstamos hipotecarios, también hay gastos derivados de la escritura hipotecaria -notario, registro, gestoría...-, así como comisiones -apertura, cancelación, amortización anticipada, etc-. 

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios