TRIPLICA EN DOS MESES LAS VENTAS DE INMUEBLES

Popular da un giro radical a la venta de pisos tras el aterrizaje de los fondos en Aliseda

Banco Popular ha triplicado la venta de inmuebles vendidos en los dos primeros meses de 2014. La entrada de los dos fondos norteamericanos

Foto: Popular da un giro radical a la venta de pisos tras el aterrizaje de los fondos en Aliseda

Banco Popular ha triplicado la venta de inmuebles vendidos en los dos primeros meses de 2014. La entrada de los fondos norteamericanos Värde Partners y Kennedy Wilson en el capital de Aliseda, su filial inmobiliaria, ha provocado un giro radical en la política de venta de ladrillo de la entidad. Hasta ahora, el banco que preside Ángel Ron se había mostrado mucho más conservador que entidades como Sabadell o Banco Santander a la hora de aplicar fuertes descuentos y limpiar así de activos inmobiliarios su balance.

En enero y febrero, el banco ha vendido 131 millones de euros en inmuebles frente a los 46 millones de hace un año, lo que se traduce en un incremento del 185%. Se trata de 733 unidades, de las cuales 451 fueron viviendas, 60 locales comerciales, 175 garajes y trasteros y 47 suelos. En todo 2013, la entidad se desprendió de 4.289 activos vendidos por valor de 774 millones de euros.

¿A quién lo ha hechonbsp;El porcentaje vendido a inversores nacionales ha sido del 80% y del 20% a inversores extranjeros. En cuanto a estos últimos, las nacionalidades más habituales de los compradores son la rusa y la inglesa.

 

Este impulso de las ventas coincide con la entrada en el capital de Aliseda de los fondos norteamericanos que, a finales de 2013, se hicieron con el control de esta, imponiéndose en la puja a Centerbridge, otro de los inversores que se había colado en la subasta final. El Banco Popular ha pasado de controlar el 100% al 49%, quedando el 51% restante en manos de estos dos fondos, especializados en deuda distressed (Värde Partners) y en inversiones inmobiliarias (Kennedy Wilson). Según fuentes del banco, el importe de la operación ascendió a 815 millones de euros y ha reportado a la entidad plusvalías aproximadas de 710 millones. 

Fuertes rebajas de precios

A la luz de las cifras, el cambio en la estrategia de venta parece evidente. De hecho, el Banco Popular, que hasta ahora se había mostrado muy reacio a aplicar rebajas tan agresivas de precios como otras entidades financieras, comenzaba recientemente a anunciar a través de la web de Aliseda pisos descuentos de hasta el 30%.

Una ofensiva comercial similar a la ejecutada hace ya casi dos años por alguno de sus competidores más directos como Solvia –Banco Sabadell– y Altamira –Banco Santander– y que tan buenos resultados de ventas ha dado a ambas entidades.

Seseña fue el exponente más claro de la política de derribo de precios. En la localidad toledana, sin embargo, el Banco Popular ha apostado por el alquiler. De las 580 viviendas heredadas del 'Pocero', han alquilado más de 300.

El banco tiene a la venta 10.614 unidades, a las que ha aplicado una rebaja media del 12%. De estas unidades, 5.332 son viviendas de las cuales, 31 son apartamentos turísticos y 336, casas; 700 son chalets y 4.265, pisos. Por ubicación, Andalucía aglutina un 30% de los inmuebles, Valencia el 17% y Cataluña el 13%. 

Otra prueba más de la entrada de los fondos norteamericanos, ha sido el hecho de que Popular haya decidió reforzar la venta de activos a través de comercializadoras presentes en las ocho direcciones territoriales del banco. Las comercializadoras compiten entre sí y cada una de ellas, independientemente de su ubicación, puede vender inmuebles de cualquier parte de España.

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios