De cero a 100 en un año: la inversión en 'ladrillo' español se multiplica por doce
  1. Vivienda
DATOS DE LA CONSULTORA IREA

De cero a 100 en un año: la inversión en 'ladrillo' español se multiplica por doce

Basta con echar un vistazo a las cifras para comprobar que algo está cambiando en España que vuelve a ocupar dentro del radar inversor

Foto:

Basta con echar un vistazo a las cifras para comprobar queEspaña vuelve a ocupar un lugar destacado dentro del radar de los inversores internacionales. Fondos, empresas de capital riesgo y entidades financieras –sin contar familyoffices– invirtieron en España el año pasado casi 14.000 millones de euros, un 118% más que un año antes.Gran parte de ese dinero, más de 5.200 millones (el 37% del total)fue a parar al mercado inmobiliario, multiplicando por doce la cifra de 2012, según datos de la consultora irea, en su informe de Inversión sobre el mercado inmobiliarioen España en 2013.

"Empieza a llover en el desierto.Pensábamos que 2013 iba a ser un año en blanco y ha sido espectacular. Nuestro país ha pasado, en apenas unos meses, de estar vetado por los inversores internacionales a convertirse en foco de atención y en oportunidad de inversión, lo que nos va a permitir desatascar las tuberías de la crisis inmobiliaria y financiera”, ha explicado el consejero delegado de la firma, Mikel Echavarren, en rueda de prensa.

"Y esto noha hecho más que empezar. En 2014 se seguirá entrandodinero a España. "Los fondos internacionales pasaron del desinterés total por nuestro país a una llamada en masa, invirtiendo así el cambio de tendencia", ha apuntado Echavarren. "Se está produciendo una auténtica riada de dinero para comprar activos y deuda hipotecariaque hace tan sólo un año nadie quería". Un interés que ha coincidido con una progresiva disminución de la percepción de riesgo país y de la prima de riesgo, que llegó a alcanzar los 638 puntos básicos en el tercer trimestre de 2012 y que terminó 2013 en niveles en torno a los 220 puntos.

placeholder

El sector financiero –préstamos fallidos y bancos– y el inmobiliario –activos, deuda hipotecaria y plataformas de servicing– fueron los grandes protagonistas de 2013. Entre los dos acapararon el 57% de la inversión total con 7.984 millones de euros. Especialmente llamativo fue el impulso de las operaciones, denueve a 46 transacciones, para pasar de433 millones en 2012 a 5.211 en 2013, alcanzándose niveles de inversión de hace siete años. La inversión en el sector financiero, por su parte, se incrementó un 35% al pasar de 2.049 a 2.773 millones de euros. Irea ha incluido en sus cálculos operaciones de compra de deuda fallida de diversos sectores y operaciones de adquisición de entidades financieras y empresas de banca-seguros.

Por su parte, dentro de inversión inmobiliaria se incluyen operaciones de compra de activos inmobiliarios, pero también de colaterales asociados a una deuda hipotecaria. De los más de 5.200 millones invertidos en el inmobiliario español, aproximadamente se habrían destinado 2.000 a cada una de esas partidas–activos y colaterales de deuda–. "Comprardeuda hipotecaria con colaterales o subyacentes inmobiliarios se ha convertido en una estrategia cada vez más habitual entre los fondos para hacerse con el control de determinadas compañías o de activos inmobiliarios", ha explicado Mikel Echavarren, que considera que, en 2014, la compra de deuda ocupará una posición importante en las estrategias de inversión de los fondos.

Precisamente, elpunto de inflexión de 2013 ha venido acompañado deun importante cambio en las estrategias de inversión de los fondos internacionales, que han pasado de operaciones globales centradas en activos comerciales –oficinas, centros comerciales, locales…– a otras más diversificadas tanto en lacompra de activos –además del comercial se han abierto abriéndose a otro tipo de productos como vivienda social en alquiler, paquetes de viviendas terminadas en la costa, suelo y promociones a medio terminar– hasta las mencionadas compras de deuda hipotecaria. "Inversiones, todas ellas,que hace años eran totalmente tabú", ha dicho Echavarren. "Están disparandoa todo lo que se mueve y continuarán haciéndolo. Han venido para quedarse y serán los protagonistas durante los próximos cinco años".

"Todo esto puede tener un efecto colateral imprevisible. La entrada de los fondos internacionales provocará un efecto llamada sobre otros fondos, provocando a su vezuna reacción en cadena que a la larga tirará de los inversores nacionales y especuladores", ha advertido el consejero delegado, quien ha señalado que "todo esto será beneficioso para nuestra economía, pero no para el españolito de a pie".

Sareb y las AAPP protagonizan las ventas

Si por tipo de activos las oficinas y las plataformas de servicing han copado la mayoría de las operaciones tal y como sucedió durante 2012, respecto a los vendedores, la Sareb y las Administraciones Públicas (AAPP) han robado protagonismo a las entidades financieras, que en 2012 acapararon el 66% de las operaciones, y en 2013, el 37%. Las AAPP apenas vendieron en 2012 un 3% del volumen total, pero en 2013, junto a la Sareb, incrementaron ese porcentaje hasta el 33%. En total vendieron 1.737 millones de euros que, junto con los 1.919 millones percibidos por las entidades financieras representaron el 70% del volumen total de las operaciones. El Ayuntamiento de Madrid, el IVIMA, la EMV,la Generalitat de Cataluña, el Forb e incluso el 'banco malo' irlandés (NAMA), fueron los más activos.

placeholder

Inversión residencial a la vista

De cara a 2014, irea prevé que se mantenga el dinamismo de las operaciones y que se incrementen las de venta de deuda inmobiliaria, "fundamentalmente por la actividad de Sareb y de las entidades financieras no españolas". Desde la consultora esperan que este año aparezcan nuevos productos de inversión como residencial en costa, residencias de estudiantes y de la tercera edad, aunque "la debilidad del consumo interno se mantendrá durante la mayor parte de 2014, lo que seguirá dificultando la reactivación de la venta de las promociones de carácter residencial", apunta Mikel Echavarren.

"La inversión para vivienda puede ser la sorpresa agradable para 2014. Podrían llegar los fondos nacionales o especuladores que mejoren tanto la demanda como los precios del sector residencial", apunta. Además, en su opinión, si las estadísticas de 2014 empiezan a mostrar subidas puntuales de los precios, Echavarren no descarta que se adelanten compras inmobiliarias.

Irea Inversión extranjera Mercado inmobiliario Inversores Precios Sector residencial Capital riesgo