SEGÚN EL PORTAL KELISTO.ES

Seis consejos para intentar escapar de las 'hipotecas burbuja'

Son casi los 600.000 hogares españoles con viviendas que valen menos que sus hipotecas. Son las denominadas hipotecas underwater o hipotecas burbuja

Son casi los 600.000 hogares españoles con viviendas que valen menos que sus hipotecas. Son las denominadas hipotecas underwater o hipotecas burbuja. Uno de cada diez hipotecados se encuentra hoy en día en esta situación. ¿Es posible escapar de ellas o, al menos, paliar sus efectos? Desde el comparador de productos financieros Kelisto.es ofrecen varios consejos.

1. Tengo una “hipoteca burbuja” pero puedo asumir el pago de las cuotas

A. Amortizar parte de la hipoteca con los ahorros: Para un consumidor que, por ejemplo contara con una hipoteca de 150.000 euros, a 25 años con un tipo de interés de 2 puntos más Euribor (2,55% actualmente) y amortizara a día de hoy hasta llegar a la cantidad máxima que fija Hacienda para poder desgravar en la declaración del IRPF (9.040 euros), el ahorro podría alcanzar los 8.052 euros al año. Eso sí, antes debe tener en cuenta aspectos como las comisiones por amortización anticipada, los intereses que estén generando sus ahorros en ese momento o si puede necesitar esos ahorros para hacer frente a algún imprevisto.

B. No hacer nada: Es una buena opción para aquellos que no tengan prisa o necesidad de vender la vivienda ya que, a medida que se vayan realizando pagos, se reducirá la distancia entre el valor real de la vivienda y el de la deuda.

2. Tengo una ‘hipoteca burbuja’ pero necesito vender mi vivienda 

A. Incrementar el valor de la vivienda: Realizar pequeñas obras puede aumentar el valor de la vivienda, lo que permitirá una mejor negociación con un posible comprador. Es aconsejable visitar algunas casas que estén en venta en la misma zona, de forma que se añadan mejoras o extras de las que el resto no disponga. Añadir una habitación, instalar elementos de seguridad o mejorar la luminosidad de la vivienda son algunos ejemplos de las mejoras que pueden contribuir a revalorizar la propiedad.

3. Tengo una ‘hipoteca burbuja’ pero no puedo pagar las cuotas

A. Alquilar la vivienda: Esta opción evitaría la venta en un mal momento y permitiría vender cuando los precios del sector se hayan recuperado. Si se opta por alquilar la vivienda, es importante fijar un precio de alquiler que, sumado al resto de ingresos del propietario, permita seguir pagando las cuotas de la hipoteca y los gastos de la casa donde vivirá. Además, hay que tener en cuenta que hay que rendir cuentas ante Hacienda por estos ingresos.
 

B. Negociar con el banco: A la hora de negociar con el banco, podemos plantear varias opciones como reducir la deuda, lo que supondría adecuar el valor de la hipoteca al valor real de la vivienda. Existe la posibilidad de la dación en pago, es decir, entregar la vivienda a la entidad y considerar la deuda saldada (esta opción está relativamente restringida en nuestra legislación). O flexibilizar el préstamo ampliando la hipoteca o alargando en plazo, aunque conlleva un coste de tramitación.

C. Vender y asumir el saldo negativo: Esta es la última alternativa y solo debe ser considerada ante problemas financieros graves. Si no se puede seguir pagando las cuotas de la hipoteca, la mejor de entre las peores opciones es encontrar un comprador que ofrezca el mayor importe posible por la casa y asumir el resto del pago.

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios