Es noticia
Menú
Aún es posible pedir rebajas del 25% por una vivienda pese al desplome del 45%
  1. Vivienda
estudio de alfa inmobiliaria

Aún es posible pedir rebajas del 25% por una vivienda pese al desplome del 45%

El gran stock de viviendas sin vender, la falta de financiación, el paro, las dificultades en el mercado laboral y la desaparición de las ayudas fiscales,

Foto:

La vivienda ha ajustado sus precios en torno a un 45% desde los máximos que alcanzó en 2007. Sin embargo, son muchos los potenciales yfuturos compradores consideran que insuficiente la caída. La sensanción de que el suelo de los precios todavía no se ha tocado, unido a las enormes dificultades con las que se están encontrando los vendedores para dar salida a sus inmuebles -granstock de viviendas sin vender, falta de financiación, paro odesaparición de las ayudas fiscales-, han propiciado que sean ahora los compradores y no los vendedores los que tengan la sartén por el mango a la hora de negociar los precios. Y, a la vista de los porcentajes, están siendo bastante agresivos.

Según uninforme elaborado por la red Alfa Inmobiliaria, acierre de2013, los propietarios se están viendo obligados a aceptar rebajas entre un 20% y un 30% por debajo del precio de oferta si quieren vender su vivienda."Esto no quiere decir que todos los pisos estén sobrevalorados en un 30% sino que es necesario ser agresivo en el precio si necesitamos vender", explicaJesús Duque, vice-presidente de Alfa Inmobiliaria

Los propietarios se están viendo obligados a aceptar rebajas entre un 20% y un 30% por debajo del precio de oferta si quieren vender su vivienda

"Puede sonar excesivo que, tras la caída registrada en los precios de la vivienda próximas al 45% desde el año 2007, aún sea posible pedir una rebaja en estos porcentajes. Pero, si la cuestión es vender, mejor ahora que más tarde, sobre todo teniendo en cuenta los estudios que prevén que la caída puede continuar hasta 2017", apunta Jesús Duque.

Estas rebajas están en línea con lasdetectadastambién el portal inmobiliario idealista.com. En su web sepuede consultar el descuento medio, sobre los precios de venta,que piden los compradores de vivienda en cada provincia, capital, municipio o distrito de España. Así, por ejemplo, mientras en Lleida o Teruel las rebajas rondan el 30%, en Melilla, Cuenca o Cáceres no llegan al 20%. En Madrid, los compradores exigen rebajas del 21,4% y en Barcelona, del 22,7%.

Esto no significa necesariamente que se estén cerrando operaciones un 20% o un 30% por debajo de los precios de oferta, pero sí muestrala la importante diferencia que existe entre el precio al que el vendedor está dispuesto a vender y el comprador a comprar.

Por qué el vendedor acepta rebajas tan agresivas?

Con estos porcentajes tan agresivos sobre la mesa, la pregunta parece inevitable. ¿Por qué decide vender el propietario en lugar a de esperar a que vuelvan tiempos mejores?

"Por necesidad",explicaba hace unos meses Jesús Duque aEl Confidencial. "Hemos pasado de un mercado del deseo a unmercado de auténtica necesidad. El que no tiene una necesidad real de vender no vende". "Si puede, espere o alquile la vivienda", recomendaba entonces. "Quien vende lo hace por pura necesidad o porque, a pesar de tener que rebajar mucho el precio, con la venta gana algo de dinero o, al menos, no lo pierde", apuntaba en esta misma líneaEduard Andreu, director comercial de idealista.com.

Y es precisamenteen este mercado de necesidad dondela variable 'tiempo' adquiere gran importancia. Es decir, cuando hay necesidad por vender, también hay prisa por hacerlo y si en 2007 bastabanun par de semanas para vender un piso, hoy en día,el plazo medio ronda los 465 días o lo que es lo mismo, casiun año y tres meses.

Ante esta situación, los expertos lo tienen claro. "Es necesario asumir la realidad del mercado actual y analizar si realmente es el momento ideal para comprar, o para vender”, apunta Jesús Duque quien insiste en la necesidad deasesoramiento de una agencia o experto inmobiliario para cerrar la operación."Estas conocen bien los precios reales de venta en sus zonas de actuación y sabrán estimar objetivamente cuál es el precio adecuado para cada propiedad e intermediar objetivamente en la negociación”.

Hay que saber negociar

De hecho, para conseguir una rebaja adicional sobre el precio de venta, es necesario tener en cuenta una serie de pautas. Por ejemplo, cuánto dinero se puede gastar el futuro comprador y de cuánto dinero dispone, así como el importe que estará dispuesto a financiar el banco. Con un presupuesto de partida hay que tantear el mercado y restringir la búsqueda a la zona y el tipo de inmuble que se necesita.

Una vez encontrado, es importante saber que no es lo mismo negociar que regatear. "Cuando se regatea solamente se tiene en cuenta el precio, y en la negociación entran en juego muchos otros factores como condiciones de pago, plazos, se tiene en cuenta si la vivienda necesita arreglos, si al comprador le interesa quedarse con determinados muebles, y un largo etcétera", explicaRodrigo Pinto, socio y agente de RE/MAX.Los expertos también aconsejan averigura la urgencia del vendedor, ya que cuanta más prisa tenga por vender, más abierto a escuhar ofertas.

La vivienda ha ajustado sus precios en torno a un 45% desde los máximos que alcanzó en 2007. Sin embargo, son muchos los potenciales yfuturos compradores consideran que insuficiente la caída. La sensanción de que el suelo de los precios todavía no se ha tocado, unido a las enormes dificultades con las que se están encontrando los vendedores para dar salida a sus inmuebles -granstock de viviendas sin vender, falta de financiación, paro odesaparición de las ayudas fiscales-, han propiciado que sean ahora los compradores y no los vendedores los que tengan la sartén por el mango a la hora de negociar los precios. Y, a la vista de los porcentajes, están siendo bastante agresivos.

Precios Rebajas
El redactor recomienda