BANKINTER Y SANTANDER MARCAN El CAMINO

Las hipotecas se dan una alegría y arrancan 2014 con tipos inferiores al 2%

El mercado hipotecario español ha comenzado a moverse y ya ofrece algunas pistas sobre por dónde podrían ir los movimientos de cara a este año

Foto: Las hipotecas se dan una alegría y arrancan 2014 con tipos inferiores al 2%

Han sido años de silencio hipotecario, pero algo comienza a moverse de nuevo en el mercado. Bankinter abrió la veda hace apenas tres meses con su Hipotica y Santander ha seguido recientemente sus pasos con la Hipoteca Por fin, dos productos que ofrecen pistas sobre por dónde irán los movimientos hipotecarios de cara a 2014: hipotecas con diferenciales menos prohibitivos que los ofrecidos hasta ahora pero sólo para clientes solventes. “La clave de este año la van a marcar los grandes bancos. Santander, por ejemplo, ya ha puesto un porcentaje con el que tendrán que competir el resto de entidades financieras”, explica a El Confidencial Pau Monserrat, director editorial del portal de finanzas personales iAhorro y director de Futur Finances

Tanto la entidad que dirige Dolores Dancausa como la que preside Emilio Botín han roto el umbral psicológico del 2%. En ambos casos, y cumpliendo una serie de requisitos, el cliente puede conseguir un diferencial ligeramente inferior a este porcentaje, si bien se trata de hipotecas que no estarían al alcance, por ejemplo, de una pareja de mileuristas.

La Hipoteca Por Fin ofrece un Euribor + 1,99% siempre y cuando el cliente ‘se case’ con la entidad. Es decir, que se vincule totalmente a ella, ya que, de lo contrario, el diferencial a aplicar será del 2,99%. Esta vinculación consiste en domiciliar una nómina o pensión mínima de 2.500 euros al mes entre los dos titulares de la hipoteca. 

En el caso de Bankinter, la Hipotica contempla un diferencial sobre Euribor que puede llegar hasta el 1,95%, aunque limitada a titulares con ingresos netos que, sumados, alcancen los 3.000 euros al mes. “Los 2.500 euros del Santander y los 3.000 de Bankinter dejan claramente fuera del mercado a los mileuristas y son solamente aptas para clientes solventes, lo que pone de manifiesto que, a pesar de la fuerte caída de la vivienda, los sueldos medios o medios bajos, los más afectados por la crisis y los que más mora generan a la entidad financiera, no van a poder acceder a ellas”, explica Pau Monserrat, de iAhorro y Futur Finances. 

En esta misma línea se oferta otra de las hipotecas más atractivas actualmente en el mercado. CajaSur ofrece la posibilidad de financiar la compra de casa desde Euribor + 1,25%. Si bien para conseguir este porcentaje hay que cumplir una larga serie de requisitos sólo al alcance de clientes muy solventes puesto que exige tener un saldo medio mínimo en la cuenta ahorro de 5.000 euros, un consumo con tarjeta superior a 5.000 euros por ejercicio o una aportación mínima a planes de pensiones CajaSur de 3.500 euros anuales, además de la domiciliación de la nómina y contratación de diferentes seguros, tal y como recoge iAhorro.com

Además, no olvidemos que todas estas hipotecas tienen un tipo de interés concreto durante los primeros doce meses. En el caso de Bankinter es el 3,90%, en el caso del Santander del 2,95%, y en el de CajaSur, del 2,5% durante los dos primeros años.

¿El principio del fin de la sequía hipotecaria?

"Ya no estamos ante hipotecas que ahuyentan al cliente pero este, para poder acceder a ellas, debe ser solvente", añade Pau Monserrat, en cuya opinión, "es muy probable que 2014 sea el año en que veamos ofertas comerciales más interesantes que las de los últimos años. La referencia, sin duda, va a ser bajar del 2%. Sin embargo, veo poco probable ofertas por debajo del 1,75%. El mercado bancario es muy poco competitivo y lo que hagan los grandes, como el Santander o Bankinter, marcará el camino a seguir por entidades más pequeñas. El 2% es la referencia, un porcentaje mucho más lógico que el que había ahora en el mercado”, apunta.

"Habrá mejores hipotecas en este 2014, estamos ante el principio del fin de la sequía hipotecaria. El problema es que es un principio lento y muy largo, al que sólo llegan los perfiles más afortunados en materia de ingresos", añade en su blog Pau Monserrat.

Estamos ante el principio del fin de la sequía hipotecaria. El problema es que es un principio lento y muy largo, al que sólo llegan los perfiles más afortunados en materia de ingresosNo olvidemos que las entidades seguirán pidiendo al futuro hipotecado importantes ahorros para poder acceder a un préstamo. Es decir, para inmuebles que no se encuentran en sus balances, la tónica general seguirá siendo una financiación de hasta el 80% del valor de tasación. Y el algunos casos, no valdrá cualquier inmueble. Bankinter, por ejemplo, no financiará los pisos baratos o ‘chollos’. Su Hipotica exige que el valor de tasación sea igual o superior a 150.000 euros. "Otra estrategia más de la banca para seguir vendiendo pisos de su propiedad", comenta Pau Monserrat. 

"Son noticias muy positivas para el mercado inmobiliario en particular y para la economía, en general", señala Luis Corral, consejero delegado de Foro Consultores. "Es una muestra de que la normalidad comienza a restablecerse en los mercados financieros internacionales y mejora la confianza en nuestro país. La banca vuelve a dedicarse a lo suyo, que es dar crédito". 

¿Hipotecarse ya o esperar?

No obstante, los expertos consultados recomiendan no apresurarse y esperar a que el resto de entidades financieras mueva ficha. "Por debajo del 2% comienza a ser un nivel razonable para hipotecarse a tipo variable. Pero yo, desde luego, esperaría", aconseja Pau Monserrat. "En primer lugar, porque los precios de la vivienda seguirán bajando y porque saldrá al mercado nueva oferta hipotecaria". 

"Las previsiones apuntan a que durante este 2014 se empezará a abrir la concesión de créditos. Pero igualmente se ha indicado que no se hará con la intensidad ni al mismo precio que antes de la crisis", apunta Maica López, responsable de prensa del portal financiero Bankimia. "Además, también es muy importante tener en cuenta qué evolución sigue el precio de la vivienda", añade, ya que todo apunta a que, al menos durante los próximos seis meses, seguirá ajustándose a la baja.

Los expertos recomiendan negociar con la entidad habitual para intentar conseguir las mejores condiciones posibles: un diferencial bajo y las menores comisiones posibles. "Antes de suscribir una hipoteca se debe reflexionar sobre las condiciones a muy largo plazo, en ocasiones hasta 35 años. Uno de los aspectos a estar muy atento es el diferencial, pues si bien en las últimas semanas algunas entidades lo han rebajado o han puesto en marcha hipotecas más económicas, en la actualidad se pueden encontrar préstamos que aplican más de un 4,00%", señala Maica López. 

Quien haya suscrito una hipoteca con un diferencial del 4,85% tendrá que hacer frente en un futuro a intereses que superarán el 7%"Con el actual nivel del Euribor (cerró diciembre al 0,543%) es un tipo de interés que podría ser asumible, pero en el futuro los pagos se pueden complicar. Desde que existe el euro, el valor medio del Euribor ha rondado el 3,00%. Algunos expertos consideran que hacia 2015 podría llegar al 1,00%. De tal manera que, si recuperara su valor medio, la persona que haya suscrito una hipoteca con un diferencial del 4,85% tendrá que hacer frente en un futuro a intereses que superarán el 7%", añade. 

Cuidado con las comisiones

Además de los diferenciales, los expertos recomiendan prestar especial atención a las comisiones. "Hay que intentar que sean lo más bajas posibles. Por ejemplo, la de cancelación, por si más adelante interesa anular el préstamo. O las comisiones por novación, que implica un cambio de condiciones del préstamo dentro de la misma entidad, por si más adelante conviene renegociar. Suele oscilar entre el 0 y el 1% del capital a amortizar", explican desde Bankimia.

También son importantes los costes de los seguros obligatorios vinculados a la hipoteca si se suscriben con la entidad, ya que en ocasiones pueden ser más elevados que si se contratan de forma externa. Y, finalmente, revisar el contrato para evitar que se hayan aplicado cláusulas como las temidas y famosas cláusulas suelo.

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios