CAÍDA DEL 21,5%, SEGÚN DATOS DE FOMENTO

La venta de casas baja a los infiernos con el peor trimestre de operaciones de la última década

Nunca antes en la historia de España se habían vendido tan pocas casas. Durante el primer trimestre de 2013 se firmaron 54.512 transacciones, la cifra más

Foto: La venta de casas baja a los infiernos con el peor trimestre de operaciones de la última década
La venta de casas baja a los infiernos con el peor trimestre de operaciones de la última década
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min
    Nunca antes en la historia de España se habían vendido tan pocas casas. Durante el primer trimestre de 2013 se firmaron 54.512 transacciones, la cifra más baja en un trimestre desde que el Ministerio de Fomento comenzó a realizar la estadística, hace casi una década.

    La venta de viviendas bajó en el primer trimestre del año un 21,5% respecto al mismo periodo de 2012 y casi un 60% respecto al último trimestre del ejercicio anterior cuando las operaciones alcanzaron las 134.601 unidades ante el fin de la deducción por compra de vivienda habitual y el aumento del IVA que grava la venta de inmuebles nuevos del 4 al 10 %, medidas que entraron en vigor el 1 de enero de 2013. La cifra más baja hasta la publicada hoy se registró en el primer trimestre de 2012, con 69.420 viviendas vendidas. Los datos de Fomento se elaboran a partir de los datos de los notarios, por lo que se refiere a las operaciones realizadas efectivamente en ese mismo periodo, sin retraso temporal alguno.

    Tradicionalmente, el primer trimestre del año -de enero a marzo- suele ser más flojo en cuanto a operaciones que cualquier otro trimestre. De hecho, en la recta final de cualquier ejercicio se suele registrar un impulso en las operaciones. Sin embargo, este primer trimestre del año ha sido, con diferencia, el peor de la última década. De hecho, en pleno boom inmobiliario llegaron a venderse más de 230.000 viviendas entre enero y marzo de 2007, cuatro veces más. Sin ir tan lejos, en el primer trimestre de 2009, cuando la burbuja inmobiliaria ya había estallado, se vendieron el doble de viviendas, algo más de 100.000 unidades.

    La caída se sitúa en línea con los datos aportados la semana pasada por el Consejo General del Notariado que mostraban un descenso interanual de las operaciones del 24,7% durante el primer trimestre de 2013.
     
    El fin de los incentivos fiscales provocó un fuerte empujón en las ventas en la recta final de 2012 y creó un falso espejismo de recuperación del sector inmobiliario. De hecho, muchos expertos vinculados al 'ladrillo' ya advertían en los primeros compases de 2013 que el arranque del año había sido bastante malo, tal y como confirman los datos conocidos hoy. 

    El desplome de las ventas ha sido generalizado en todo el territorio español, con la excepción de Murcia, donde aumentaron un 10,3%. Los mayores retrocesos se localizaron en Navarra, con una caída en las transacciones del 49,5%, Castilla y León (-40,9%), País Vasco (-40,4%) y Asturias (-38,3%). Por provincias, las ventas se hundieron un 51,2% en Ávila, un 49,5% Navarra, un 48,5% en Soria y un 45,6% en Salamanca. Por el contrario, aumentaron en Alicante, (10,5%), Murcia (10,3%), Almería (7,9%) y Tarragona (6,6%). 

    Enero de 2003, 14 días para vender una vivienda; diciembre de 2012, 465

    Vender una vivienda en España se ha convertido en misión imposible para miles de particulares. No olvidemos que la banca, al controlar la financiación y gracias a sus agresivas rebajas de precios, está teniendo mayores facilidades para dar salida a determinados inmuebles.

    Esto ha provocado, por ejemplo, que si enero de 2003, en plena efervescencia del mercado inmobiliario español, apenas se tardaba catorce días en vender una vivienda; en diciembre de 2012, cinco años después del estallido de la burbuja, la media haya crecido exponencialmente hasta 465 días, es decir, un año y tres meses, según datos del portal inmobiliario idealista.com.

    Quien, a día de hoy, decide vender su vivienda es porque lo necesita, insisten los expertos quienes consideran que ahora es el peor momento para hacerlo. “Ahora no se venden pisos, se malvenden. Si necesitas hacerlo no vas a tener más remedio que ajustar el precio hasta que encuentres un comprador. Y quizá tengas que bajarlo más de lo que llegaste a pensar”, comentaba hace unos meses Fernando Encinar, socio fundador de idealista.com.

    Del lado de la demanda, ésta cada vez está más deteriorada, asustada por un futuro económico todavía incierto, con una fuerte destrucción de empleo y que prefiere esperar antes de comprar. 

    Los que sí están dispuestos a adquirir una vivienda, por el contrario, se encuentran con el problema de la financiación, escasa -la banca sigue con el grifo cerrado a cal y canto salvo para los inmuebles de sus balances, y cada vez más cara por el fuerte incremento de los diferenciales de las hipotecas en el último año y medio.
    Vivienda
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    12 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios