Los altos diferenciales pueden disparar al doble los intereses de las hipotecas en dos años
  1. Vivienda
SEGÚN AVANZAN ANALISTAS DEL SECTOR

Los altos diferenciales pueden disparar al doble los intereses de las hipotecas en dos años

La fuerte subida que han experimentado los diferenciales que los bancos aplican a las hipotecas puede traer algún susto en los próximos años.“Los dos o tres

Foto: Los altos diferenciales pueden disparar al doble los intereses de las hipotecas en dos años
Los altos diferenciales pueden disparar al doble los intereses de las hipotecas en dos años

La fuerte subida que han experimentado los diferenciales que los bancos aplican a las hipotecas puede traer algún susto en los próximos años.

“Los dos o tres próximos años serán relativamente estables respecto a los tipos de interés”, comenta José Luis Herrera, analista de CMC Markets. “Mientras no se produzca una recuperación económica o un crecimiento desmesurado, no se tocarán”.

Sin embargo, los bolsillos de quienes han comprado casa en el último año y medio o de quien está pensando en hacerlo a día de hoy, pueden encontrarse con una desagradable sorpresa en dos o tres años. "En dos años podemos encontrarnos con hipotecados que van a pasar de pagar intereses del 3% al 5% o el 6%”, comenta Juan Villén, responsable de hipotecas de idealista.com.

Como si de un sueño se tratase, las hipotecas a euríbor + 0,4% forman parte de un pasado no tan lejano, pero que posiblemente tardará muchos años en volver a repetirse. En apenas dos años, los diferenciales han registrado un incremento espectacular, situándose en la actualidad, de media, por encima del 2%, y subiendo.

Unos diferenciales que en los próximos dos años podrían dar más de un disgusto a cientos de hipotecados cuando comiencen a atisbarse los primeros síntomas de recuperación económica en Europa. “Cuando esto suceda y la inflación se dispare, el Banco Central Europeo (BCE) volverá a subir los tipos de interés. No pasaremos de golpe del 0,75% al 3%, pero no sería extraño que sucediera en un año”, explica Villén.

En su opinión, España, que ha perdido el control de su política monetaria, se enfrenta a un posible escenario en el que Alemania inicie su recuperación económica pero “a nosotros nos pille con el pie cambiado, empezando a salir de la crisis, con un crecimiento económico en torno al 2,5%, insuficiente todavía para general empleo”.

Cuando esto suceda, y teniendo en cuenta que la evolución del euríbor va de la mano de los tipos de interés en la zona euro –entre 25 y 50 puntos por encima o por debajo-, dentro de dos años, “nos enfrentaríamos a una subida generalizada de las cuotas hipotecarias, y seguramente se volvería a abrir la herida de la morosidad que tanto está costando sanar”, según Villén.

"Teniendo en cuenta que la presión fiscal y la contención salarial continuarán, la presión para poder pagar las hipotecas se incrementará, y esto se traducirá en un repunte de la morosidad. La gran incógnita es qué hará la banca entonces. Dependiendo de su situación financiera y de si las entidades están saneadas, en dos o tres años podríamos encontrarnos con una guerra de subrogaciones por los clientes que sí pueden seguir pagando sus hipotecas".

Los tipos fijos, de momento, no son una opción

Ante este panorama, ¿los tipos fijos son una opción? Por el momento, no. En la actualidad, apenas el 10% de las hipotecas que se firman lo hacen a tipo fijo.

“Por desgracia, el problema es que en España estos tipos están desorbitados por encima del 5%. Ahora, con el euríbor al 0,5% nadie tiene intención ni de contratar a tipo fijo ni de cambiar la hipoteca”. En Alemania o Francia, a 10 o 20 años se mueven entre 3,5% y el 4%.

Además, la oferta hipotecaria en este sentido brilla por su ausencia. Algunas entidades están ofreciendo hipotecas a tipo mixto. “Durante los tres o cinco primeros años se paga un fijo que suele situarse por encima del 5% y el resto del periodo el euríbor más un diferencial. El problema es que ese periodo inicial es demasiado corto, cubre al cliente sobre movimientos en los tipos de interés durante un periodo en el que realmente no lo necesita”.