ARRANCA LA TEMPORADA DE ESQUÍ

El pinchazo inmobiliario llega a la nieve con desplomes de precios de hasta el 50%

Arranca la temporada de esquí. El puente de la Constitución supone el ansiado pistoletazo de salida para cientos de aficionados que se desplazarán estos días a

Foto: El pinchazo inmobiliario llega a la nieve con desplomes de precios de hasta el 50%
El pinchazo inmobiliario llega a la nieve con desplomes de precios de hasta el 50%

Arranca la temporada de esquí. El puente de la Constitución supone el ansiado pistoletazo de salida para cientos de aficionados que se desplazarán estos días a los diferentes puntos de la geografía española para disfrutar de un deporte/hobby que cada año mueve a una media de cinco millones de esquiadores.

El turismo de esquí en España tiene un público fiel. Un público muy variado que también se ha visto salpicado por la crisis, pero que se aprieta el cinturón para poder escaparse a la montaña. “La pareja que el año pasado se alojaba en un hotel de cuatro estrellas este año vendrá a uno de tres y en lugar de venir una semana vendrá dos fines de semana. Recortará gastos, pero hará todo lo posible por venir”, explican desde las Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (ATUDEM).

Van a hoteles, albergues, a casa de familiares y amigos. Otros tienen casa propia, y a otros les gustaría. Los hay que compraron en pleno boom inmobiliario, cuando el precio del metro cuadrado se encontraba por las nubes. Porque la montaña no ha sido ajena ni a la burbuja inmobiliaria ni al pinchazo que ha provocado caídas de precios en picado a lo largo y ancho del territorio español.

Los 8.000 euros del metro cuadrado de Baqueira Beret en pleno pico se han convertido en 4.000 -el Santander vende allí incluso por debajo de este precio-. Los 6.000 de Formigal, en 3.000. Unas rebajas que han despertado el apetito comprador de la clase media, media-alta apasionada de la montaña.

El descenso ha sido generalizado en los últimos años en las principales zonas de esquí de la península. En el último año, sólo el Sistema Central -La Pinilla, Navacerrada y Valdesquí- ha conseguido eludir los descensos y ha registrado subidas de precios cercanas a 5%. Por el contrario, en los últimos doce meses, Andorra y el Pirineo Catalán -donde se encuentran Baqueira Beret, Boí Taüll o Espot Esquí, entre otros destinos-, los descensos han superado del 7%. En el Pirineo Aragonés -Formigal, Astún, Candanchú o Panticosa-, la caída se sitúa ligeramente por encima del 4%, según datos del portal inmobiliario idealista.com.

Los problemas para acceder al crédito y un entorno de crisis como el actual están llevando a muchos particulares a realizar importantes rebajas para poder dar salida a sus inmuebles. En idealista.com, por ejemplo, se pueden ver descuentos de hasta el 35% en Formigal y en Baqueira Beret sobre los precios iniciales de venta.

 

Segunda o tercera residencia

La vivienda turística ubicada en la montaña o en la costa ha sufrido un duro revés. "Estamos hablando de un producto de segunda o incluso tercera residencia. Muchos de los compradores de este tipo de viviendas cuentan, además, con otro inmueble en la playa", explica Jorque Pérez-Curto, socio director del departamento de residencial de Colliers International.

La consultora se encuentra detrás de la comercialización de 13 viviendas ubicadas a pie de pista en Formigal, de cuya construcción se encarga un player local, Gestión Común. "Cuando el proyecto cayó en nuestras manos, y ante el panorama actual del mercado inmobiliario español, no pensábamos que pudiera funcionar y salir adelante. No en vano, estamos hablando de un mercado que no es primera necesidad. Pero en apenas mes y medio se ha comercializado el 35%", comenta Pérez-Curto .

The White Forest, nombre con el que ha sido bautizado, es un proyecto ubicado al lado de la Plaza del Reloj, "a escasos metros del autobús que lleva a los remates. A pie de pista. Puedes salir ya con las botas puestas, listo para esquiar".

El proyecto incluye viviendas de uno, dos, tres y cuarto dormitorios, con superficies que oscilan entre 60 y 150 metros cuadrados, con una horquilla de precios entre 180.000 y 340.000 euros. “El precio del metro cuadrado ronda los 3.000 euros, la mitad que en pleno boom”. La entrega de las viviendas está prevista para finales de 2014, justo para el arranque de la temporada de esquí.

El objetivo de Formigal es competir con Baqueira Beret, otra zona que experimentó una autentica explosión de precios en pleno boom. "Baqueira es un destino más elitista. Mucha gente va para dejarse ver", comentan quienes frecuentan sus pistas.

No obstante, aunque Formigal es la estación más importante de Aramón -el grupo empresarial participado al 50% por el Gobierno de Aragón e Ibercaja-, sus 8.000 plazas de alojamiento, entre hoteles y apartamentos, contrastan con las 15.000 de Baqueira Beret o con las 25.000 camas de Sierra Nevada. Una cifras que llevaron al grupo a plantear la construcción de un complejo hotelero, pero que la crisis ha dejado en el aire. La misma crisis que ha tumbado los precios del ladrillo

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios