Las comunidades de vecinos se aprietan el cinturón: menos reparaciones y derramas
  1. Vivienda
SE REDUCE EL CONSUMO ELÉCTRICO Y SUBE EL GASTO DE GASÓLEO

Las comunidades de vecinos se aprietan el cinturón: menos reparaciones y derramas

La crisis ha afectado al gasto anual de las comunidades de vecinos, que han reducido un 39,2% su inversión en obras de derrama y hasta un

placeholder Foto: Las comunidades de vecinos se aprietan el cinturón: menos reparaciones y derramas
Las comunidades de vecinos se aprietan el cinturón: menos reparaciones y derramas

La crisis ha afectado al gasto anual de las comunidades de vecinos, que han reducido un 39,2% su inversión en obras de derrama y hasta un 21,9% el gasto en pequeñas reparaciones necesarias para garantizar el buen estado y funcionamiento de una finca. según un estudio elaborado por AFINCO, empresa especializada en Administración de Fincas, desde el comienzo de la crisis en 2008 las comunidades también han reducido el gasto del consumo eléctrico, que generalmente incluye iluminación y funcionamiento de ascensores, a pesar de la subida en la factura de la electricidad.

En el otro lado de la balanza, el gasto en gasóleo, correspondiente al funcionamiento de la calefacción central en invierno, de las comunidades de vecinos se ha incrementado un 25% de media, un importante incremento que justifica la subida del precio del petróleo en los últimos años.

También ha aumentado el gasto de las comunidades en el sueldo de los empleados de la finca, portero o conserje, en un 13%, y en el mantenimiento de las instalaciones de la comunidad, en un 11%. Un incremento asociado a prevenir posibles obras de mejora y otro tipo de reparaciones, cuya inversión se ha visto mermada desde el comienzo de la crisis.

Por otra parte, las actividades relacionadas con la limpieza de la finca, el coste del seguro de comunidades y el gasto en la administración de la comunidad de vecinos también han aumentado desde 2008.

En total, las comunidades de vecinos han reducido su gasto anual en torno a un 4% desde que comenzó la crisis económica en 2008. Una variación mínima a pesar de una caída de la inversión en obras de derrama y otras reparaciones que se ha visto compensada por el importante incremento del precio del gasóleo, que ha disparado el gasto anual.

Según AFINCO, el ranking de variación de gasto anual de las comunidades en las diferentes partidas es:

1.       Obras de derrama: -39,2%

2.       Otras reparaciones: -21,9%

3.       Consumo eléctrico: -9,5%

4.       Limpieza de la finca: +6.5

5.       Salario de empleados de la comunidad: +13%

6.       Mantenimiento de las instalaciones de la finca: +11%

7.       Gasóleo: +25,9%

8.       Administración de Fincas: +5,6%

9.       Seguro de comunidades: +10,7

Los mayores gastos de una comunidad de vecinos

Según revela el estudio de AFINCO, las comunidades de vecinos destinan de media entre un 50-55% de su gasto anual a pagar el salario de los empleados de la finca (portero, conserje y/o personal de limpieza), que supone entre un 19-21% del total del gasto anual, seguido de la realización de obras de derrama (17-19%) y del consumo eléctrico (15-17%), que generalmente incluye la iluminación y el funcionamiento de los ascensores de la comunidad.

Por otra parte, la limpieza de la finca supone un 10-12% en el total del gasto anual de una comunidad de vecinos, mientras que el gasóleo que consume la calefacción central en invierno y el mantenimiento del conjunto de instalaciones que componen una finca supone entre un 6-8% y un 5-6% del gasto anual, respectivamente.

Finalmente, el coste de las pequeñas reparaciones que hay que hacer fruto de las actividades de mantenimiento, el pago al administrador de la finca, el seguro de comunidades y el pago de impuestos se reparten el montante restante, en torno a un 30%.