10 DÓLARES POR FOTO

Una modelo recauda más de 500.000€ con sus fotos desnuda para ayudar a Australia

A pesar de que Instagram le ha cerrado la cuenta y a su familia y a su pareja la idea no les gusta, la modelo estadounidense Kaylen Ward va a seguir con su obra humanitaria

Foto: Kaylen Ward. Foto: Instagram
Kaylen Ward. Foto: Instagram

Hay un dicho popular que afirma que "no todos los héroes llevan capa" y en esta ocasión hay que darle la razón: algunos héroes no llevan capa y algunos no llevan nada. Este es el caso de Kaylen Ward, una modelo de Instagram que lleva recaudado más de 500.000 dólares a través de una peculiar técnica.

La espectacular estadounidense, según nos cuenta Buzzfeed, prometió que enviaría una foto desnuda a aquél que donara al menos 10 dólares para luchar contra los incendios que están asolando Australia. Su idea era recaudar unos 1.000 dólares, pero las publicaciones en Twitter e Instagram donde anunciaba el reto se hicieron virales… hasta dimensiones que nunca pensó: lleva recaudado 500.000 dólares, 100.000 de ellos durante las primeras 24 horas.

Ward, cuyo apodo en Twitter es 'The Naked Philanthropist', 'La filántropa desnuda', ha señalado que ante el éxito de su iniciativa ha tenido que contratar a cuatro personas para que se encarguen de administrar el envío de fotos y de verificar la autenticidad de donaciones. Al mismo tiempo, ha negado que se vaya a quedar con parte del dinero recaudado.

Los sufrió en sus carnes

"Para todos que dicen que me embolsé parte del dinero, no hay absolutamente ninguna manera de que yo pudiera haber hecho eso, ni lo haría", aclaraba en Twitter. "Cada persona que ha donado ha enviado el dinero directamente a la organización de su elección y me ha enviado una confirmación de que lo ha hecho".

"Desactivaron mi Instagram, mi familia me repudia, y el tipo que me gusta no me habla. Pero al carajo, salva a los koalas"

La preocupación de Ward por los incendios viene por experiencia propia. El año pasado tuvo que huir de un incendio en California y vivió varios días en una casa flotante esperando que su casa habitual sobreviviera a las llamas. Ella tuvo suerte, sus vecinos, no.

No obstante, su labor humanitaria no ha gustado a todos. Según señala la propia Ward en Twitter, su cuenta de Instagram ha sido desactivada por violar las directrices de la compañía y se ha encontrado alguna que otra desagradable sorpresa: "Desactivaron mi Instagram, mi familia me repudia y el tipo que me gusta no me habla. Pero al carajo, salva a los koalas".

Virales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios