LAS CÁMARAS DE SEGURIDAD LO GRABARON

Un hombre salva a un perro de morir ahogado por su propia correa en el ascensor

La dueña se introdujo en el elevador, pero no se dio cuenta de que su mascota no la seguía y se quedó fuera con su collar enganchado a la correa extensible

Foto: El ángel de la guarda de este perro se tiró al suelo y en pocos segundos pudo quitarle la correa que le ahogaba. (Twitter)
El ángel de la guarda de este perro se tiró al suelo y en pocos segundos pudo quitarle la correa que le ahogaba. (Twitter)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Dicen que los ángeles de la guarda están ahí, en todas partes, pero no se los puede ver. Sin embargo, de vez en cuando y casi sin proponérselo, alguno de ellos aparece en algún vídeo que capta alguna cámara de seguridad, que es grabado por un oportuno teléfono móvil o que una persona tiene la suerte de ver en directo.

Ése es el caso de Johnny Mathis, un joven de Houston, en el estado norteamericano de Texas, que esta semana salvaba la vida de un perro por estar en el momento justo en el sitio indicado y, además, por tener el instinto que le hizo permanecer tres segundos más de lo normal en una situación por la que todos habrían pasado de largo.

Todo sucede cuando Johnny sale de su casa y se cruza en el vestíbulo con una vecina que vuelve de dar un paseo con su mascota. La joven se mete en el ascensor y pulsa el botón para subir al piso en el que vive, pero el perro, que va distraído, tarda dos segundos más de lo que debería en introducirse en el elevador y las puertas se cierran de golpe.

Salvó la vida al perro

Es una situación que muchas personas con animales a su cargo habrán temido alguna vez, sobre todo si utilizan correas extensibles, de esas que dan más libertad de movimientos a las mascotas. Y aquí se produjo: el perro se quedó fuera y la mujer ya no pudo dar marcha atrás porque el ascensor estaba en movimiento y no podía parar.

El perro se despistó, tardó un par de segundos más en entrar en el ascensor y las puertas se cerraron, quedando fuera y con la correa enganchada

Sin embargo, la suerte quiso que Johnny se quedara mirando al perro un par de segundos más de lo normal y que no se marchara por el pasillo rápidamente. Se dio cuenta de que se había quedado fuera del ascensor y de que llevaba su collar puesto, por lo que la tragedia era inminente si no hacía algo urgentemente.

Y lo hizo: se fue a por el perro, tal y como se puede ver en el vídeo, y aunque el ascensor no paraba y cada vez tiraba más de la mascota, logró quitarle el collar en pocos segundos, aunque se hicieron eternos. El perro está sano y salvo y la dueña se llevó el susto de su vida, aunque afortunadamente solo quedó en eso. Seguro que no le vuelve a pasar nunca más.

Virales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios