FEO GESTO DE LA RODILLA DERECHA DE MATTEK-SANDS

"Ayudadme, por favor": gritos de dolor por la lesión más grave nunca vista en Wimbledon

Bethanie Mattek-Sands sufrió una gravísima lesión de rodilla durante el partido de segunda ronda que le enfrentaba a Sorana Cirstea: los alaridos provocaron el silencio en la grada

Foto: Bethanie Mattek-Sands, justo después de sufrir la lesión
Bethanie Mattek-Sands, justo después de sufrir la lesión

Partido de segunda ronda de Wimbledon. Sorana Cirstea acaba de llevarse un igualado tie-break para forzar el tercer set ante una Bethanie Mattek-Sands que es consciente de que acaba de perder una gran oportunidad de llevarse la victoria. Y, de repente, el silencio más absoluto en la pista número 17.

Acababa de comenzar la manga definitiva cuando Mattek-Sands decidió subir a la red para atacar a su rival. Cirstea vio el movimiento y pegó con potencia la bola, lo que obligó a la norteamericana a intentar cambiar la postura corporal para devolver el golpe... pero su rodilla derecha no aguantó el gesto.

Rubén RodríguezRubén Rodríguez

El inesperado movimiento, el mal apoyo del resto del cuerpo y la inestabilidad del césped provocaron que su rodilla derecha fallase en el momento más inoportuno, cayendo de una manera feísima sobre el piso. Cirstea pronto lo vio, y acudió a la red para interesarse por su rival. Y apareció el dolor.

Tras unos segundos de incertidumbre, Mattek-Sands comenzó a proferir unos desgarradores gritos sobre la pista: "Ayudadme por favor. ¡Ayudadme!", era lo único que la tenista de 32 años era capaz de proferir. El silencio más absoluto se apoderó de la grada, mientras Cirstea se echaba las manos a la cabeza.

"Ayudadme, por favor": gritos de dolor por la lesión más grave nunca vista en Wimbledon

Mientras las asistencias acudían al césped, la norteamericana no paraba de gritar, ante lo que la jugadora rumana intentó consolarla. "Me dio pánico. Nunca había visto una lesión así antes, su rodilla estaba realmente en un estado horrible. Es algo que sólo ves en las películas", comentó Cirstea al término del encuentro.

"Ella estaba en shock y sólo gritaba 'Sorana, ayúdame'. Me acerque a ella y le dije 'Eres fuerte, tú puedes hacerlo', pero me sentía inútil. Desearía haber podido hacer más", terminó Cirstea, que expresaba el dolor que había sufrido al ver así a su rival mientras era incapaz de contener las lágrimas.

De momento, no hay parte médico de la lesión, pero todo apunta a que el ligamento cruzado o el tendón rotuliano podrían haber sufrido afectación, además de la propia rótula. Sin duda, una de las lesiones más graves que nunca antes se han visto en Wimbledon.

Virales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios