Es noticia
Menú
Los 10 palacios más lujosos, deslumbrantes y bonitos del mundo
  1. Viajes
viajar

Los 10 palacios más lujosos, deslumbrantes y bonitos del mundo

El hogar de la realeza siempre destaca por su majestuosidad, su elegancia y su opulencia. Este es el listado los 10 palacios más impresionantes de nuestro planeta

Foto: Palacio Da Pena (Fuente: iStock)
Palacio Da Pena (Fuente: iStock)

Imponentes, lujosos, majestuosos, señoriales, pero, sobre todo, lugares que permiten realizar un auténtico viaje en el tiempo. Los palacios son testimonios de la historia, y también algunas de las obras arquitectónicas más hermosas de la humanidad. Desde Francia, hasta Tailandia, pasando por Turquía, la mayoría de las capitales mundiales cuentan con uno.

Civitatis, la empresa de visitas guiadas, excursiones y 'free tours' en español, recoge en un listado los recintos palaciegos más impresionantes del mundo.

1. La elegancia del Palacio de Versalles

A escasa media hora de París se encuentra el Palacio de Versalles, símbolo de poder absolutista y uno de los grandes logros del arte francés del siglo XVII, formando parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad desde 1979. El antiguo pabellón de caza de Luis XIII fue remodelado por su hijo, Luis XIV, en 1682, para establecer allí la Corte y el gobierno. Desde entonces, los reyes predecesores continuarían embelleciendo esta edificación hasta la Revolución Francesa.

placeholder

2. El Palacio de Topkapi, una auténtica joya arquitectónica en Turquía

Construido poco tiempo después de que Mehmed II tomara Constantinopla, allá por el siglo XV, el Palacio de Topkapi ha sido modificado por los diferentes gobernantes que han ido pasando por Estambul. En la actualidad, este majestuoso recinto palaciego a orillas del Bósforo alberga cuatro patios y múltiples edificios en su interior en los que se aprecia un maravilloso arte y arquitectura islámica. Entre ellos, destacan el Harén, el Tesoro, la Casa de la Moneda Imperial o el Quiosco de Bagdad.

3. El Palacio Real de Madrid, el más grande de Europa Occidental

El Palacio Real de Madrid es el más grande de Europa Occidental y uno de los más grandes del mundo. Cuenta con más de 135.000 metros cuadrados y 3.418 habitaciones. No solo sobresale por su tamaño, también por su belleza. Realizando una visita guiada por el interior, es posible admirar las habitaciones predilectas del rey Carlos III, apreciar los detalles de la Cámara de Gasparini y de la Sala de Porcelana y contemplar el lujoso Comedor de Gala o el famoso Salón del Trono.

placeholder

4. El Palacio da Pena y sus vivos colores

Da Pena no es solo el castillo más icónico de Portugal, también uno de los palacios más bonitos del mundo. Quizá es por sus colores vivos, o su hipnótica silueta, o su ecléctico estilo, pero lo cierto es que el Palacio da Pena presenta un encanto que lo hace incomparable. Construido en el siglo XVIII por iniciativa del rey consorte Fernando II, atrae a miles de visitantes cada año a la ciudad de Sintra.

placeholder

En él conviven los clásicos azulejos portugueses con elementos típicos del romanticismo, o esculturas de gran simbolismo religioso. Su compendio de arquitectura neogótica, neomudéjar y neomanuelina ha hecho que el Palacio da Pena fuese declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995, y es Monumento Nacional desde 1910.

5. El Palacio de Buckingham, el hogar de Londres

El Palacio de Buckingham, todo un icono de la Corona británica en Londres, también presume de ser uno de los palacios más bonitos del mundo.

placeholder

Actualmente, se puede visitar su interior para conocer algunos de los aposentos reales utilizados por la reina Isabel II. En las distintas salas se aprecia una gran variedad de pinturas y un refinado mobiliario de época con decoración de estilo inglés y francés. En definitiva, una auténtica joya arquitectónica llena de obras de arte.

6. La joya desconocida, el Palacio Real de Caserta

Conocido como la Reggia de Caserta, el Palacio Real de Caserta es otro de los palacios más bonitos del mundo, aunque también uno de los más desconocidos para el turismo de masas. Situado al norte de Nápoles, se trata de una obra maestra barroca del Reino de las Dos Sicilias y del Reino de los Borbones, que cuenta con una magnífica colección de arte. Pinturas, porcelana, muebles, dibujos, libros…

7. Palacio de Potala, la máxima expresión de la arquitectura tibetana

Enclavado en la cima de la Montaña Roja, en el centro del valle de Lhasa, el Palacio de Potala es desde hace tiempo uno de los monumentos más importantes e impresionantes de todo Tíbet. El conjunto comprende el Palacio Blanco, el Palacio Rojo y sus edificios anejos, y en su día fue la residencia de invierno de los Dalai Lamas.

placeholder

La belleza de su arquitectura, su rica ornamentación y la armonía que transmite en conjunto con el paisaje circundante, hicieron que ya en 1994 pasara a formar parte de la lista de Patrimonio Mundial.

8. Palacio de Schönbrunn, residencia imperial

Construido en el siglo XVII como residencia de verano de los Habsburgo, el Palacio de Schönbrunn, en Viena, es también conocido como el »Versalles vienés» por su elegancia y belleza. Además de ser uno de los principales edificios históricos y culturales de Austria, la enorme suntuosidad del edificio y sus estancias lo convierten en uno de los palacios más bonitos del mundo.

9. El Palacio de Verano en Pekín, el Jardín de la Salud y la Armonía

Pagodas en medio de la neblina, un barco de mármol, naturaleza exuberante, y espacios llenos de decoración colorida. Estos son solo algunas de las sorpresas que os esperan en el Palacio de Verano de Pekín. Uno de los conjuntos palaciegos más bonitos del mundo.

placeholder

Desde el Gran Corredor con sus ventanales figurativos que enmarcan el paisaje, hasta sus característicos tonos verdes y rojos, esta pequeña ciudad imperial hace las delicias de cualquier visitante que se precie.

10. Palacio Real de Bangkok, el centro administrativo de la monarquía tailandesa

Este enorme complejo de edificios se convirtió en centro administrativo de la monarquía tailandesa y en residencia oficial del rey desde finales del siglo XVIII hasta mediados del siglo XX. El lugar más importante del Palacio Real de Bangkok es el templo Wat Phra Kaew, en el cual se encuentra el Buda de Esmeralda que, tallado en jade en el siglo XV y con sólo 45 centímetros de altura, es el más valioso y venerado de Tailandia.

placeholder

Imponentes, lujosos, majestuosos, señoriales, pero, sobre todo, lugares que permiten realizar un auténtico viaje en el tiempo. Los palacios son testimonios de la historia, y también algunas de las obras arquitectónicas más hermosas de la humanidad. Desde Francia, hasta Tailandia, pasando por Turquía, la mayoría de las capitales mundiales cuentan con uno.

Noticias Curiosas
El redactor recomienda