Es noticia
Menú
Encanto, decadencia y terror: un viaje por los mejores parques de atracciones abandonados
  1. Viajes
DIVERSIÓN PARA TODOS LOS GUSTOS

Encanto, decadencia y terror: un viaje por los mejores parques de atracciones abandonados

Suelen producir de todo menos miedo, pero un parque temático olvidado convierte lo moralmente bonito en elementos de lo más terroríficos

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Lo abandonado invita a la curiosidad, tanto que cada vez hay más y más reclamo de un tipo de turismo que se encarga, bien o mal, de habitar por turnos espacios que alguna vez quisieron ser escenarios muy diferentes a su realidad actual. De todos ellos, algunos se prestan al misterio desde un punto de vista que, a priori, podría resultar lo opuesto a este: el juego, la infancia, la imaginación.

Un parque de atracciones produce de todo menos miedo (salvo que su temática sea esta). Aunque por supuesto hay ciertas atracciones que miramos de reojo porque tal vez las alturas no son lo nuestro, son entornos de emociones amables y cargadas de color. Sin embargo, un parque de atracciones abandonado convierte todo lo moralmente bonito en elementos de lo más terrorífico. Esa es la dualidad de lugares, de su condición misma. No hay nada que asuste más que una niñez olvidada.

Foto: Fuente: EFE

Escondidos por todo el mundo existen decenas de estos parques, completamente distintos, con el mismo óxido atravesando sus hierros, desfigurando sus figuras, instalando ese olor de desolación silenciosa como prólogo de alguna tragedia. Estos son algunos de los parques de atracciones más inquietantes del planeta:

Yongma Land (Corea del Sur)

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Ubicado a las afueras de Seúl, en Corea del Sur, un envoltorio detenido de imágenes desvanecidas de íconos pop de los 80 recubre sus muros. Un carrusel congelado y algún que otro fantasma. A diferencia de otros parques de diversiones que han muerto por completo, este sigue invitando al público a compartir su lenta decadencia.

Yongma Land, como se le conoce, se construyó en 1980 como un humilde parque de atracciones familiar. Su popularidad le llegó de inmediato, pero cuando uno más grande abrió cerca en 1989, la gente perdió interés en el pequeño Yongma.

Su recorrido no parecía poder competir con el impresionante complejo que incluía el parque temático cubierto más grande del mundo, un parque de diversiones al aire libre y una isla artificial dentro de un lago que, casualidad o no, fue bautizada como “Isla Mágica”. A través de un monorraíl, accedías a centros comerciales, a un hotel de lujo, un museo folclórico coreano, instalaciones deportivas y hasta salas de cine.

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

En 2011 los gustos de la población coreana había cambiado, y tal fue la debacle que el parque dejó de funcionar oficialmente ese mismo año. Nadie sabe muy bien el motivo exacto, pero no sería ningún disparate pensar en que probablemente fue la cuestión económica que trajo consigo la salida de público.

Hoy la estructura está en manos de un empresario local emprendedor, y la antigua Yongma Land está abierta de nuevo, pero esta vez para divertirse en el inquietante encanto de su decadencia. Por una pequeña suma de 10.000 wones (alrededor de 7€) los visitantes pueden pasear libremente por las antiguas atracciones, y las “ganancias” obtenidas se utilizarán para mantener un cierto nivel de deterioro en el parque. Por 25.000 wones, el propietario encenderá las luces del tiovivo fantasmal para ti después de las 8:00 p. m.

También es un punto de moda para el cosplay y varias tribus urbanas actuales, y con montones de coches de choque, un pulpo oxidado, un barco vikingo y una vieja montaña rusa con forma de payaso, todavía hay mucho ambiente para inspirar incluso a los fotógrafos aficionados.

Cidade Albanoel (Brasil)

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Atravesamos el globo terráqueo y nos ubicamos en Brasil, muy cerca de Río de Janeiro. Allí, justo en las proximidades de una carretera, montones de figuras de Papá Noel abandonadas parecen saludar a los que pasan.

Para apreciarlo mejor hay que cambiar nuestro destino, y adentrarse entre palmeras y más vegetación hasta toparnos con el resto de acompañantes de estas estatuillas: un trineo sucio, renos despintados, bastones de caramelo descoloridos, toboganes maltratados y una casa espeluznante. Es el Parque Albanoel, en Itaguaí, que en su momento pretendió ser la mayor atracción temática de todo el país, pero la muerte de su creador y un sinfín de luchas internas en el equipo lo convirtieron en el mayor parque abandonado del país.

El extenso complejo llegó a ocupar más de 38 millones de metros cuadrados, el equivalente a 460 campos de fútbol, con el fin de proyectar el primer gran parque de Papá Noel. Para llevarlo a cabo, ya puedes imaginar la cifra de inversión que se puso sobre la mesa en el año 2000.

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

De repente, tragedia. Asesinato o un accidente casual, nadie lo sabe, pero aquel hombre que invirtió una fortuna moría trágicamente en su coche a pocos metros de la entrada del parque. Debía haber espacios dedicados a distintos lugares del mundo, pero para entonces solo se llegó a completar el Santa Park. No dudaron, en cualquier caso, en abrirlo al público, pero la aventura solo duró unos pocos años.

Hoy en día, la expansiva Cidade Albanoel permanece inactiva y las atracciones completadas están siendo absorbidas lentamente por el óxido y la maleza. A pesar de ser claramente el escenario de una película de terror festivo, o tal vez una iteración festiva de esta monstruosidad absoluta, se ha convertido en una atracción turística perversa para aquellos con un sentido del humor oscuro.

Amusement Park (Italia)

placeholder Fuente: Wikimedia.
Fuente: Wikimedia.

En Italia, la ciudad de Padua también tiene su rincón de diversión oscura. Inaugurado en 1991 por el empresario Stefano Viviani, era el patio de recreo más popular de la ciudad, con nada más y nada menos que 25.000 metros cuadrados de paraíso para pequeños y mayores, todo rodeado de una enorme zona verde. Había gimnasio, piscina, bolera, zona infantil, una plazuela para música y bailes de salón, una gran sala de billar, un minigolf y un espacio bien equipado para bares y restaurantes.

Todo aquello se quedó paralizado para siempre el 6 de julio de 2008, cuando se produjo un torbellino en toda la zona sur, afectando al recinto y a toda la gente que se encontraba en él ese día. 600.000 euros de daños materiales, pero un precio impagable para el auténtico susto que vivieron aquellas personas. Nadie quiso volver, así que todo sigue allí, completamente abandonado.

En realidad, la historia de este parque terminó definitivamente en 2012 tras la quiebra definitiva. Habían pasado 3 años del torbellino, el antiguo propietario había comenzado a reconstruir y reestructurar todos los sectores del parque destruidos pensando que recibiría algún tipo de indemnización para cubrir los gastos, pero sencillamente se endeudó tanto que acabó marchándose fuera del país.

Gulliver's Kingdom

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

A los pies del Monte Fuji, un lugar turístico por excelencia de Japón, un lugar de cuento acogió a familias entre 1997 y 2001. Se llamaba Gulliver's Kingdom, aunque en realidad así se sigue llamando.

Sin motivo claro que explique su cierre, lo único que se sabe es que su mascota, un gigante de más de 44 metros, sigue atado al suelo, pero en vez de ser una opción para pasar un buen rato, se ve envuelto por un aura trágica. Si todos los niños querían acercarse a él, ahora nadie se atreve.

El parque fue construido junto al Bosque Aokigahara, conocido por ser un sitio elegido por muchas personas para suicidarse. Según las creencias populares, aquel entorno está habitado por demonios. Además, se cree que allí se quedan para siempre las almas de quienes ponen fin a su vida.

River Country (Estados Unidos)

placeholder River Country
River Country

El primer parque acuático construido por la actual franquicia de Disney no fui alguno de los que todos podemos tener en mente, sino un espacio acuático ubicado en el estado de Florida. Abrió sus puertas en 1976, con un éxito relativo hasta su cierre en 2005.

No hay una causa conocida. Simplemente, de buenas a primeras, un día sus puertas ya no se abrieron más. Eso sí, quienes pudieron visitarlo aún abierto, aseguran que se trataba de un lugar peligroso. Las aguas eran muy profundas en ciertos tramos y al menos dos personas se ahogaron. Además, una especie de ameba que puede provocar la muerte en el agua suele encontrarse en esta zona del país.

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Ante todas estas cuestiones, en su tobogán más grande y conocido ahora solo hay restos de charcos de lluvia fétida y cada vez más vegetación cubriéndolo.

Lo abandonado invita a la curiosidad, tanto que cada vez hay más y más reclamo de un tipo de turismo que se encarga, bien o mal, de habitar por turnos espacios que alguna vez quisieron ser escenarios muy diferentes a su realidad actual. De todos ellos, algunos se prestan al misterio desde un punto de vista que, a priori, podría resultar lo opuesto a este: el juego, la infancia, la imaginación.

Parque de atracciones Viajes Terror
El redactor recomienda