Es noticia
Menú
El pueblo que ha multiplicado por 25 sus visitantes desde que comenzó a cobrar por entrar
  1. Viajes
SOLO VIVEN 12 VECINOS

El pueblo que ha multiplicado por 25 sus visitantes desde que comenzó a cobrar por entrar

El alcalde de Civita di Bagnoregio instauró una tasa simbólica de 1,5 euros a los turistas y, desde entonces, el número de visitantes se ha incrementado exponencialmente

Foto: A Civita di Bagnoregio solo se puede llegar cruzando ese puente peatonal (Reuters/Guglielmo Mangiapane)
A Civita di Bagnoregio solo se puede llegar cruzando ese puente peatonal (Reuters/Guglielmo Mangiapane)

Venecia acaba de aprobar una tasa turística de hasta 10 euros para todas aquellas personas que quieran visitar la ciudad a partir de 2023. Ese nuevo impuesto no se aplicará a las personas que pasen la noche en cualquiera de los hoteles de la ciudad, por lo que está muy enfocada a los turistas de crucero. Sin embargo, no será la primera ciudad que cobre por entrar a los visitantes.

En el año 2009, apenas 40.000 visitantes viajaron hasta el norte de la región de Lazio para visitar Bagnoregio y los seis pueblos que la rodean. Apenas una década después, esa cifra se había multiplicado por 25… y solo para poder entrar en una pequeña localidad que, además, cobraba a los turistas por entrar. ¿Es o no un misterio?

Foto: Venecia recupera este plan previo a la pandemia (Reuters/Manuel Silvestri)

Ese pueblo se llama Civita di Bagnoregio y apenas tiene 12 habitantes. Antiguamente estaba unido a Bagnoregio, pero un terremoto los separó en el siglo XVIII y ahora están unidos por un puente peatonal de 366 metros de longitud. Es la única manera de acceder a este increíble lugar situado apenas a dos horas de Roma y que se levanta sobre un risco de tierra elevado desde el fondo de un valle.

Un pueblo instagramero

En 2013, el entonces alcalde Francesco Bigiotti tuvo una idea que sus vecinos calificaron de locura: quería cobrar por entrar al pueblo. Colocó una oficina de turismo en la entrada del puente y solo quien pagara un simbólico precio de 1,5 euros podía cruzar el cañón y poder acceder al pueblo amurallado de Civita, ideal para hacerse fotos de Instagram. Y lo que muchos pensaban que iba a acabar con los pocos turistas que tenía la zona tuvo el efecto contrario: los visitantes comenzaron a llegar en masa.

placeholder En Civita di Bagnoregio solo viven 12 vecinos (Reuters/Guglielmo Mangiapane)
En Civita di Bagnoregio solo viven 12 vecinos (Reuters/Guglielmo Mangiapane)

La RAI hizo un reportaje sobre esta curiosa iniciativa y, poco después, una televisión francesa también se desplazó hasta Civita di Bagnoregio. Hoy, más de un millón de personas acuden cada año a visitar este pueblo de solo 12 vecinos y más de la mitad de esos turistas son extranjeros. Aquella locura del alcalde Bigiotti salvó a toda la región atrayendo miles de personas a diario.

En vistas del éxito, el alcalde dobló la tasa en 2015, pasando a costar 3 euros, y desde 2018 el precio volvió a subir hasta los 5 euros que cueste hoy el acceso a Civita di Bagnoregio. Todo el dinero se utiliza para mejorar las infraestructuras del pueblo y para eliminar los impuestos locales a sus vecinos que, eso sí, tienen que seguir pagando los de ámbito estatal.

La entrada ha subido desde los 1,5 euros originales de 2013 a los 5€ de hoy

Quienes más han notado la afluencia de turistas, además de los 12 habitantes de Civita, son sus vecinos de Bagnoregio, al otro lado del puente. Tal y como informa la CNN, solo en el último año antes de la pandemia se crearon más de 400 empresas y han proliferado todo tipo de negocios relacionados con el turismo, desde pizzerías a hoteles, haciendo que el paro en la zona haya descendido desde el 10% que había anteriormente a apenas un 1%.

Lógicamente, nunca llueve a gusto de todos y hay quienes piensan que ya son demasiados los turistas que llegan a la zona. Muchos operadores incluyen una parada en Civita en los viajes entre Roma y Florencia, ya que está a mitad de camino. Quizás al exalcalde Bigiotti, que ahora se encarga de la gestión de Casa Civita, una nueva sociedad para el desarrollo del turismo, se le ocurran nuevas ideas para seguir dinamizando la región sin la masificación actual.

Venecia acaba de aprobar una tasa turística de hasta 10 euros para todas aquellas personas que quieran visitar la ciudad a partir de 2023. Ese nuevo impuesto no se aplicará a las personas que pasen la noche en cualquiera de los hoteles de la ciudad, por lo que está muy enfocada a los turistas de crucero. Sin embargo, no será la primera ciudad que cobre por entrar a los visitantes.

Viajes Noticias de Italia
El redactor recomienda