Lugares donde querrás perderte: estos son los laberintos más impresionantes del mundo
  1. Viajes
Atrapados por placer

Lugares donde querrás perderte: estos son los laberintos más impresionantes del mundo

En la actualidad, existen cientos de laberintos por todo el mundo con la única finalidad de ser disfrutados, por su belleza o complejidad. Solo hace falta tener paciencia y no sufrir claustrofobia

placeholder Foto: Fuente: Guinness World Records
Fuente: Guinness World Records

El origen de los laberintos no está del todo claro, estos caminos entre caminos, donde las encrucijadas se suceden y confunden a todo aquel que se adentra en ellas se remontan a épocas muy antiguas. A lo largo de la historia, arqueólogos e investigadores han hallado representaciones de laberintos en todas las culturas, llegando incluso a localizarse algunos de estos en tumbas del Antiguo Egipto.

Según la mitología griega, Dédalo, a pedido del rey Minos, construyó uno de los laberintos más famosos de la historia, leyenda o realidad, el llamado Laberinto de Creta. Aquel lugar permitía mantener preso a su hijo Minotauro. Parecía imposible salir o entrar, sin embargo Teseo logró adentrarse en él y matarlo.

Lo cierto es que, más allá del mito, los descubrimientos han constatado que en las primeras civilizaciones los laberintos fueron cuadrados o rectangulares. Fue a partir del siglo VII a.C cuando surgieron con forma circular. A lo largo de los siglos no solo han ido adquiriendo otras formas o estilos, sino también otros fines.

Foto: Fuente: Wikimedia

En la antigüedad, los laberintos se construían a modo de trampa. Los laberintos medievales, por su parte, simbolizaban el camino del ser humano hacia Dios es una especie de representación geográfica simbólica de la conexión que la religión establece entre el cielo y la tierra. Desde la modernidad, los laberintos comenzaron a despojarse de significados tan profundos y son entendidos, simplemente, desde un sentido paisajístico o lúdico.

En la actualidad, existen cientos de laberintos por todo el mundo para ser disfrutados, por su belleza o complejidad. Solo hace falta tener paciencia y no sufrir claustrofobia. Aunque los laberintos naturales suelen estar al aire libre, sus paredes de arbusto y otras plantas son lo suficientemente altas y frondosas para que solo puedas ver hacia adelante. Entrar en los siguientes laberintos es fácil, salir ya no tanto, pero seguro que en ellos perderse es todo un placer.

Green Man Maze o Laberinto del Hombre Verde (Gales)

placeholder Fuente: Web oficial de Penpont
Fuente: Web oficial de Penpont

Creado en el año 2000 en los alrededores de una mansión de la localidad galesa de Penpont con motivo del comienzo del nuevo milenio, el Green Man Millennium Maze es uno de los laberintos más peculiares, ya que recrea el rostro de una figura humana, concretamente del icono sagrado del druida u hombre del bosque. Se dice que es la representación vegetal más grande del famoso símbolo pagano de crecimiento y renacimiento.

El encargado de alzarlo fue el artista local David Eveleigh, quien se inspiró en esquemas de geometría sagrada. A lo largo de sus caminos flanqueados de tejo y haya, se esconden estanques, jardincillos secretos, parterres de lavanda, bancos esculpidos y túneles. Al final, como parte del misticismo que lo envuelve, se llega a una roca de los deseos situada en el centro de un jardín de flores silvestres. Un laberinto mágico que parece habitado por hadas.

Laberintos de maíz Richardson Adventure Farm (Illinois)

placeholder Fuente: Richardson Adventure Farm
Fuente: Richardson Adventure Farm

En una granja de Illinois los laberintos también se han salido de todos los moldes hasta ahora posibles. Se trata del laberinto de maíz más grande e intrincado del planeta, pero no solo eso, sino que es uno de los más complejos, no solo por su tamaño sino porque el diseño cambia cada año.

Así, la granja Richardson reúne ya una larga lista de laberintos en los que el maíz recrea todo tipo de figuras y escenas, a cada cual más impresionante, desde un castillo típico de cuento de hadas hasta el escenario del mismísimo videojuego de Pacman.

Laberinto de las piñas (Hawái)

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Otro laberinto fascinante se encuentra en la isla de Oahu, en Hawái. El laberinto Dole's Pineapple Garden se extiende a lo largo de tres acres de tierra en un entorno de plantaciones de piña y cuenta con casi 3 millas de senderos por los que caminar. Aproximadamente 14.000 plantas nativas de la isla lo hacen posible. Como no puede ser de otra forma, quien llega hasta el final, situado en el centro, se topará con una enorme piña de vegetación.

Yancheng Dafeng Dream Maze

Ubicado en la región china de Jiangsu, el laberinto de Yancheng Dafeng Dream tiene los títulos Guinness World Records para el laberinto más grande (permanente) y el laberinto de setos más grande (permanente) del mundo, Más de 35.000 metros cuadrados de recorrido que recrean numerosas figuras.

La figura principal tiene la forma de un alce y está bordeado por más de 100.000 plantas de Juniperus chinensis (un tipo de arbusto), además de otras que, cuando florecen, dan al laberinto infinidad de colores. Sin duda, un lugar del que no querríamos salir.

Laberinto de la paz (Castlewellan, Irlanda del Norte)

Otro laberinto circular fascinante es el Laberinto de la paz ubicado en el Parque Forestal de Castlewellan, en Irlanda del Norte. Como el del Hombre Verde, se creó en el año 2000 como homenaje a los esfuerzos por la paz que vivió el país en el último siglo. Con frondosos setos siempre verdes gracias al clima, este laberinto, al contrario de la idea misma de su nombre, desprende tranquilidad. Eso sí, no será por silencio, ya que constantemente escucharás el sonido de una campana, y es que todo el que llegue al centro tiene que agitarla.

Laberinto de Villapresente (Cantabria)

placeholder Fuente: El laberinto de Villapresente - Facebook
Fuente: El laberinto de Villapresente - Facebook

Ubicado en la localidad cántabra de Villapresente, este laberinto es el más grande de España. Se trata de un entramado de cipreses con cerca de seis mil metros cuadrados de superficie. También sigue formas geométricas exactas, en este caso partiendo de una base rectangular. En su interior podrás recorrer algo más de cinco kilómetros de pasillos de aproximadamente un metro de anchura cubiertos en sus laterales por vegetación que alcanza los dos metros y medio de altura.

Viajes Naturaleza
El redactor recomienda