10 calas paradisíacas españolas a las que solo se puede llegar en barco
  1. Viajes
Viajes

10 calas paradisíacas españolas a las que solo se puede llegar en barco

El litoral de nuestra península y de nuestras islas guarda rincones idílicos a los que no es fácil acceder. Aquí van algunas recomendaciones por si tienes la suerte de navegar por nuestras costas estas vacaciones

placeholder Foto: Velero en la isla de Menorca (Fuente: iStock)
Velero en la isla de Menorca (Fuente: iStock)

Aguas cristalinas, arena fina, lugares casi desiertos… No estamos hablando de rincones paradisíacos en islas del Caribe, hablamos de España. Y es que todavía es posible encontrar en el litoral español sitios así, donde es fácil perderse y alejarse del mundanal ruido. ¿Quieres saber dónde están? Para este verano, la plataforma de alquiler de barcos Samboat recomienda visitar 10 calas y playas a las que prácticamente solamente se puede llegar en barco.

Mi Señora (Cedeira, A Coruña)

placeholder 'Mi señora', en Cedeira (Fuente: Samboat)
'Mi señora', en Cedeira (Fuente: Samboat)

En el municipio de Cedeira, cerca del faro Punta Robaleira se encuentra esta cala de arena dorada y aguas tranquilas. Un lugar para el relax y el disfrute de los sentidos, en el que la naturaleza muestra su lado más espléndido.

Playa de Rodas (islas Cíes, Pontevedra)

placeholder Praia de Rodas en las Islas Cíes (Fuente: iStock)
Praia de Rodas en las Islas Cíes (Fuente: iStock)

Calificada por el periódico británico The Guardian como la mejor playa del mundo, parece que esta nominación no le hace suficiente justicia. Ubicada en la Ría de Vigo, es inaccesible en coche, por lo que llegar hasta ella en barco es sin duda una de las mejores maneras de contemplar el paisaje en todo su esplendor. Con una flora y una fauna única, seguro que no te defraudarán.

Cala San Pedro (Almería)

placeholder Atardecer en Cala San Pedro (Fuente: iStock)
Atardecer en Cala San Pedro (Fuente: iStock)

Ubicada en el parque natural del cabo de Gata, puedes llegar a pie desde la playa de las Negras, pero te espera más de una hora de camino. Por tanto, el barco se impone como una opción perfecta. Con pocos visitantes, es una playa prácticamente virgen que se abre como un vergel de vegetación en un paisaje semidesértico. Sus aguas turquesas y sus 250 metros de arena fina la convierten en un entorno increíble, en el que también podrás disfrutar de un lugar perfecto para los amantes del buceo.

Cala del Pino (Málaga)

placeholder Playa de la Cala del Pino (Fuente: Samboat)
Playa de la Cala del Pino (Fuente: Samboat)

Muy cerca de la turística ciudad de Nerja, esta idílica cala con arena finísima aparece dividida en dos pequeñas playas. Rodeadas de acantilados con cientos de pequeñas cuevas perfectas para los amantes del buceo, destacan por su flora endémica de alto valor ecológico, Sus aguas calmadas y cristalinas la hacen perfecta para pasar un día de navegación ideal.

Cala Trebalúger (Menorca)

placeholder Cala Trebalúger (Fuente: Samboat)
Cala Trebalúger (Fuente: Samboat)

Arena blanca y aguas color turquesa. Esta es la definición de esta cala muy poco conocida y de difícil acceso. Los que lleguen a ella encontrarán una playa casi virgen prácticamente desierta, que tiene como peculiaridad, el pequeño río que corre por sus piedras y que desemboca en el mar.

Cala Fornells (Mallorca)

placeholder Cala Fornells en Mallorca (Fuente: iStock)
Cala Fornells en Mallorca (Fuente: iStock)

Situada al sur de la isla más grande de las Baleares, esta pequeña cala rodeada de rocas, tiene unas aguas cristalinas en las que se pueden contemplar todas las variantes posibles del color azul.

Cala Ferriol (L’Estartit, Gerona)

Con 25 metros de largo y unos 45 de ancho, está rodeada de un frondoso bosque de pinos. La ausencia de turistas es una de sus señas de identidad, de modo que podremos disfrutar de un estupendo y relajado baño en sus aguas cristalinas.

Cala Futadera (entre Tossa de mar y San Feliu, Gerona)

Conocida popularmente como 'la cala de los 300 escalones', es un lugar perfecto para llegar en barco y disfrutar de sus espectaculares vistas. Unas vistas en las que deleitarse con el contraste entre el turquesa de sus aguas, el verde de los árboles que la rodean y el tono rosa de las rocas que la rodean.

Isla de la Graciosa

placeholder Isla de La Graciosa (Fuente: iStock)
Isla de La Graciosa (Fuente: iStock)

Perteneciente a Las Palmas, esta isla es un lugar recóndito, pequeño y poco conocido por el gran público. En ella se pueden encontrar calas poco masificadas y casi sin explorar, donde practicar snorkel o buceo. Algunas como la playa de las Conchas o la de la Cocina merecen más de una visita.

Cala Dels Testos (Alicante)

Parece que en el Levante está todo descubierto, pero no es así. Todavía hay sitios casi secretos, donde es posible huir el turismo de masas. Grandes playas de arena blanca como la que se encuentra entre la cala del Moraig y la Cova del Arcs. Se trata de la cala del Testos, una playa enclavada en un increíble entorno natural entre dos paredes de piedra verticales.

Turismo Playa
El redactor recomienda